OPINIóN

Estado de situación

 Por Carlos Solero

Cabe interrogarse transcurridos trece años del estallido social de las jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001 cuál es el estado de cosas en la sociedad argentina. Preguntarse por ejemplo en qué medida se atenuó la violencia institucional en los diversos niveles en cuanto a los casos de gatillo fácil, considerar la cuantiosa cifra de trabajadores procesados por la protesta social. Ejemplos contundentes, las duras penas dictadas en la provincia de Santa Cruz contra trabajadores de ATE y las condenas a prisión perpetua a petroleros de Las Heras. Evaluar los niveles de violencia interpersonal y la cifra de homicidios en los últimos años.

Es posible detectar el deterioro de la trama social y la creciente concentración de capitales; comprender que el predominio del capital especulativo y la instauración del modelo extractivista basado en la sojización, la explotación petrolífera y minera continúa a todo vapor.

Además, el bloque hegemónico de la dominación socioeconómica y política ha logrado aceitar los mecanismos con la burocracia sindical y mantiene entretenidos con debates sobre pisos electorales a los sectores que piensan contestatarios.

A casi una década y media de diciembre de 2001 los responsables de la matanza han sido exculpados por el poder judicial con coartadas diversas.

¿Quedaron cenizas de aquellos fuegos?

* Miembro de APDH Rosario

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.