OPINIóN › PANORAMA POLITICO

Los afiches y las listas

 Por Pablo Feldman

En la Casa Rosada han comenzado a mirar con preocupación la situación de Santa Fe. No en términos político-sociales (a propósito de los cortes de calles y piquetes en Rosario) que igualmente son observados -y prueba de ello es la inusual cantidad de policías por las principales avenidas- sino en relación a los comicios del año que viene.

La inquietud es razonable, no sólo porque Hermes Binner duplica largamente la intención de voto de la suma de los tres precandidatos del Frente Para la Victoria, sino porque a punto de terminar el año, ninguno de los aspirantes ha conseguido consolidarse como "el candidato".

En los últimos días, desde las huestes del ex-canciller se intento instalar la idea de que "Bielsa es el elegido", cuando en rigor no hubo ni una sola declaración pública siquiera de un funcionario de tercera línea avalando semejante proclamación.

Más aún, consultado por este medio el gobernador Jorge Obeid -que estuvo con el Presidente a mitad de semana- sostuvo "no hablamos de candidaturas", sin embargo después de esa reunión los voceros de Rafael Bielsa salieron con la noticia de la "bendición Presidencial".

Salvo que alguien crea que Juan Carlos Mazzón es el Presidente, o el propio Obeid -al que cada vez le cuesta más trabajo disimular sus preferencias- sean los intérpretes de Néstor Kirchner, la conclusión de que el hermano del DT ya es "el candidato" es cuanto menos apresurada.

Desde las filas de Agustín Rossi, se sigue insistiendo en la necesidad de "internas abiertas para legitimar al candidato" y desde el aletargado bunker de Omar Perotti, se sigue esperando una señal de Carlos Reutemann que termine poner seriamente en carrera al intendente rafaelino.

Ninguno de ellos salió públicamente a desactivar lo que consideran "una operación de Mazzón con la anuencia de Obeid" y ofrecen en cambio algunos datos que ciertamente no han trascendido en la prensa como la supuesta bendición K.

Un dirigente del norte provincial, que concurre asiduamente a la Rosada preguntó qué había de cierto en que "Rafael está puesto" a lo que le respondieron que "sigan caminando la provincia que no hay nada". El dirigente le hizo saber de esa conversación a Rossi y le refirió un par de encuestas en las que ningún hombre del PJ supera los 14 puntos de intención de voto. Le contó además que hay una con proyección de imagen que le da "un poco mejor a Bielsa" pero que "la que mide en Rosario -hecha por una consultora local- le da 12,5 a Rossi y un punto menos al ex-canciller".

Como se puede apreciar las aparentes ventajas de uno sobre otro son tan estrechas que caben en el "error muestral" y en todos los casos sumando los puntos de Perotti a una distancia sideral del candidato socialista.

Es lógico entonces que en la Casa Rosada crezca la preocupación, tanto como en los búnker de los candidatos por la suerte de cada uno de ellos.

Lo que también se puede apreciar es que los tres en carrera han diseñado diferentes estrategias, que en alguna medida ayudan a definir el perfil del candidato.

Bielsa ha optado por una abrumadora campaña de vía pública, medios de comunicación, y publicidad que no tiene precedentes en la provincia para instalar un candidato un año antes del comicio. "Si nos hubieran habilitado esa chequera a nosotros estaríamos 10 puntos arriba" dicen desde el "rossismo" frente a la profusión de afiches del ex-canciller, sólo comparados en cantidad con los del "Chivo" en las vísperas de las elecciones para diputados en las que ganó Binner.

La estrategia -al menos en este tiempo- del Presidente del bloque de Diputados es recorrer el territorio y comenzar a entablar conversaciones con los sectores del reutemismo residual que se muestra agrupado en el parlamento provincial. En ese sentido, el Lole -que está pensando en sus cosas, boda e hijo por venir- ha dicho una vez más entre sus íntimos que "no será candidato y que no va a haber ninguno del reutemismo". Esto alegró e inquietó en igual medida a los ya lanzados porque "no saldrá nadie de la galera" y por otro porque se desvanecen las esperanzas de que el ex-piloto pose su dedo sobre la cabeza de alguno de los ya anotados.

En este punto Omar Perotti es el que más tiene que perder. Su escaso nivel de conocimiento en Rosario y el sur de la provincia, no se podría revertir ni siquiera con una campaña tan ostentosa como la de Bielsa. Sólo una asociación automática con Reutemann le permitiría ponerse en carrera. Algo así como ser "el candidato del Lole" que dicho sea de paso debería salir de la boca del propio Senador, cosa que parece remotamente posible.

Aún así sería difícil, pero eso no desanima a Perotti que tiene algunos puntos de contacto con Rossi, sobre todo en relación a los referentes reutemistas que conversan con ellos alternativamente. "Yo creo que lo de Bielsa como candidato ya definido aparece como respuesta a nuestros movimientos con el reutemismo a donde ellos no llegan" sostiene un operador rafaelino que coincide en el diagnóstico con los colaboradores de Rossi. De lo que están convencidos todos -incluidos los bielsistas- es que el 2007 comenzará con los tres en la pista y que habrá que pasar el verano.

El cronograma electoral determina el cierre de listas para el 1 de abril, pero se presume que antes de esa fecha debería haber indicios claros de definición. No obstante ya se están negociado espacios, han reaparecido algunos personajes de la "belle epoque reviglista" que salieron del placard y que pronto se darán a conocer, salvo que el candidato que los cobija prefiera "sorprender" al electorado recién para la general y no antes.

Esto sin dudas va a tener incidencia en la determinación de quien sea finalmente el que encabece el "Frente para la Victoria", y los "heridos" que puedan quedar en el camino tendrán diferentes reacciones según quienes aparezcan en las listas.

Para el electorado en general es poco relevante la lista de diputados provinciales, salvo que aparezca algún impresentable de "ligas mayores", pero para "armar" en la interna son datos significativos. Sería bueno conocer algunos nombres de eventuales futuros colaboradores, no sólo en las listas de legisladores sino en otros lugares estratégicos del gobierno.

A los socialistas/ari/radicales, también debería exigírseles, sobre todo después de algunos ententes con sectores de manifiesta inutilidad política. Pero en el caso del PJ es tanto más importante porque se trata de la posibilidad de cristalizar un cuarto de siglo de gobierno. Así como suena; cuando Obeid termine su mandato habrán pasado 24 años de gestión peronista, 8 propios, 8 del Lole y cuatro de Jose María Vernet y Víctor Felix Reviglio, respectivamente. No es un dato menor, sobre todo si de la mano de algún candidato puede llegar a producirse "el regreso de los muertos vivos". Tiempo al tiempo, tal vez eso sea lo que hace falta para conocer qué otras cosas pueden aparecer, además de los afiches.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.