CIUDAD › MIRELLA GIAI LOGRO CONFIRMAR SU BANCA EN EL SENADO ITALIANO.

Para que Italia colabore con sus ciudadanos

 Por Paula Kearney

Esta vez sí. La rosarina por adopción Mirella Giai ganó la banca en el Senado Italiano para representar a los italianos en el exterior. Tras haber estado cerca de esta posibilidad en 2006, cuando se le escurrió entre las manos, la representante del Movimento Asociativo Italiani all'Estero (Maie), confirmó esta semana su ingreso al Senado. Entre sus prioridades, destacó que Italia colabore más con sus comunidades en el exterior, para prevenir la migración por motivos económicos, así como lograr que Latinoamérica se posicione como bloque, a partir de la fuerza que le da contar con un millón de italianos. También impulsa relaciones "de ida y vuelta" con Europa a partir de la valorización de los países del tercer mundo, mediante vínculos que permitan el desarrollo productivo y comercial.

Giai manifestó que va a centrar su trabajo en "resolver problemas de asistencia y previsión, así como aumentar el personal del consulado y que los jóvenes aprendan oficios para poder trabajar en el país en el que viven para evitar que haya casos de migración por falta de oportunidades económicas".

En este sentido, destacó la importancia de que "la gente viva adonde ha nacido" y para eso "colaborar en convenios bilaterales entre Italia y Argentina, o entre continentes, que respeten el Mercosur y a la PyME". La flamante senadora electa consideró que "hace tiempo hay organizaciones -y ahora también una política de partidos- que discuten las necesidades de la comunidad de los países", pero "en líneas generales, los que han adquirido la ciudadanía es porque tienen una relación de amor con Italia, que se pasa de generación en generación y buscan de alguna manera entrar en la otra cultura, aunque también hay muchos que obtienen la ciudadanía para emigrar a Europa".

Precisamente, Giai plantea la abismal diferencia entre el que viaja para conocer la patria de sus ancestros y aquel que se va huyendo de una crisis económica, para sobrevivir. Aunque reconoció que se trata de un fenómeno complejo, en el que también influye el desarrollo tecnológico, que facilitó la comunicación. Más allá de las consideraciones, arguyó que el ideal es que cada uno viva adonde nació.

Así, consideró que para mejorar la calidad de vida de las comunidades en el exterior, "Italia tiene que dar un poquito más", y lo justificó en "el esfuerzo que han hecho los italianos cuando llegaron acá, escapando de la miseria o de la guerra, y encontraron trabajo y una segunda patria, no como en otros países de Europa. Han venido sólo con una gran voluntad de trabajo, sin nada más, y esto ha ayudado a dar una buena imagen de Italia en los lugares a los que han llegado. Por eso Italia tiene que contribuir".

En este sentido, explicó que la política inmigratoria italiana tiene que cambiar porque "ha sido bastante pobre durante mucho tiempo" y tiene que ser una "relación de ida y vuelta".

La dirigente, reconocida por su tarea social con la comunidad italiana en la Argentina, consideró que el país "tiene materia prima y voluntad de trabajo, pero falta capacitación para generar material de exportación, y eso es algo que Italia puede dar". Afirmó: "Tenemos que pararnos de igual a igual, y eso nos va a valorizar".

En este marco, planteó la necesidad de que América Latina posicione a sus comunidades italianas como bloque, como una gran fuerza que cuenta con un millón de italianos. Si bien ahora habrá un gobierno de derecha, a cargo de Silvio Berlusconi, Mirella destacó que su fuerza, el Maie, llegó a ser la tercera en el mundo.

Asimismo, destacó que a pesar de haber hecho una campaña austera, obtuvo respuestas de sus compatriotas. "La gente ha votado bien y hemos tenido mucha respuesta", por lo que "hay esperanza en que se cumplan las promesas, y cuando la gente ve que se trabaja los resultados son buenos". Giai afirmó: "Tenemos una visión amplia, y si bien vamos a tener que ir a Italia a ocupar una banca, también dejaremos acá comisiones de trabajo que se ocupen de sostener estos proyectos". Sin embargo, aclaró que recién en dos o tres meses podrá puntualizar sobre medidas específicas, una vez que esté en su banca.

Compartir: 

Twitter
 

Giai es rosarina por adopción. Quiere evitar las migraciones.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.