CIUDAD › BINNER, LIFSCHITZ Y EL EMBAJADOR CUBANO EN EL TEATRO EL CíRCULO

Homenaje al hijo más emblemático de la ciudad

El embajador agradeció al municipio, provincia y organizaciones sociales por los actos organizados alrededor del nacimiento del Che. Rescató el amor de Guevara "por la vida y la liberad".

 Por Guillermo Zysman

"En esta ciudad que te vio nacer hace 80 años, feliz cumpleaños, hasta la victoria siempre". De esta forma Aramis Fuente Hernández, embajador de Cuba en la Argentina cerró su discurso ante un colmado teatro El Círculo en lo que fue el acto inaugural de los homenajes al Che al conmemorarse ocho décadas de su nacimiento. Estuvieron sus hijos, hermanos, amigos entrañables, seguidores de la Revolución Cubana y admiradores del legado revolucionario. "Que el Che vuelve a Rosario no es sólo una frase ingeniosa sino que está cargada de sentido. Es el cierre de una extraordinaria parábola. Es el homenaje al hijo más emblemático de la ciudad, el más universal. El Che fue y es una huella imborrable en la geografía latinoamericana", resaltó el intendente Miguel Lifschitz, encargado de abrir el panel institucional. Binner, que cerró el panel fue más allá: llamó a continuar la lucha del Che por una sociedad más justa y para conseguir la unidad latinoamericana.

Fue tal la expectativa a lo largo de toda la jornada -con distintas actividades que continuarán hoy y mañana- que el acto en El Círculo arrancó bastante más tarde de lo previsto. Incluso el embajador cubano llegó empezado el homenaje, tras demorarse en un panel previo.

El intendente rescató los ideales del Che y su compromiso para luchar contra las inequidades. "Alguien que no se guardó nada en tiempos donde predomina la codicia", sostuvo, citando a Galeano. Rememoró su paso por distintos países del continente "donde llevó su vocación emancipadora".

Según el jefe comunal, quienes le dispararon en 1967 "pensaron que acabarían con sus ideas y proyectos. Se equivocaron, perdura su indiscutible coherencia y sus ideales por un mundo mejor".

"Rosario no es sólo el lugar donde nació el Che ni la ciudad que se apropia indebidamente de su legado, es la ratificación de que su lucha perdura. El Che no está sólo, en esta ciudad, en el país y en el mundo entero hay miles de personas que siguen luchando por una realidad mejor. Entrañablemente te damos la bienvenida, a ésta, tu ciudad, 80 años después", señaló Lifschitz.

El embajador agradeció profundamente al municipio, provincia y organizaciones sociales por el exitoso y muy serio homenaje al Che. Rescató el amor de Guevara "por la vida, la liberad y la independencia de los pueblos". En ese marco restaltó la postura del pueblo cubano de "luchar para definir nuestro propio destino, nuestro propio proyecto político", tras lo cual fustigó los "mecanismos lesivos del imperialismo norteamericano contra la soberanía de una pequeña isla, en especial ese vergonzozo bloqueo que ya lleva 50 años contra un pueblo y su voluntad de autodeterminación. Pero el Che no enseñó que hay que luchar y que hay que ser capaces de resistir a cualquier precio".

Recordó las palabras de Fidel en la despedida del Che, "una extraordinaria carta que aún hoy sigue erizándome la piel en la cual describe clara y profundamente el verdadero sentido del Che, más allá de los inmumerables intentos que hubo por desvirtuar su figura y su extraordinaria trascendencia".

Para Fuente Hernández "la semilla revolucionaria del Che sigue germinando en América Latina". En ese marco dijo estar seguro que Guevara estaría feliz de ver la evolución del proceso venezolano y "respaldaría las ideas de Evo en Bolivia".

"La figura del Che debe enorgullecer a todos los argentinos. El Che demostró que sí se puede con su fuerza moral indestructible", aseveró para después repetir la consigna "Patria o muerte" y cerrar deseándole feliz cumpleaños a Guevara en su ciudad natal.

Binner resaltó al Che en tres aspectos, "metáforas que ilustran su lucha y sus ideales". La primera, "su nacimiento en Rosario, su muerte y este volver a nacer, defendiendo sus ideales y la justicia social". La segunda la figura del hombre nuevo "que reconoce al otro y sus derechos y busca integrarlo. En tiempos de pobreza estructural, de una pobreza que no se soluciona con un salario porque es educativa, social y cultural, la búsqueda del hombre nuevo que promueve la integración de los excluídos es fundametal". La tercera metáfora citada fue la del viaje, la motocicleta que recorrió Latinoamérica para conseguir la integración. "Hoy en el continente tenemos gobiernos progresistas pero aún así no logramos ponernos de acuerdo. Nos sobran alimentos y energía y seguimos teniendo excluidos y marginados".

Compartir: 

Twitter
 

"Que el Che vuelve a Rosario no es sólo una frase ingeniosa", dijo el intendente.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.