CIUDAD › EL INTENDENTE LIFSCHITZ HABLó DE COBOS Y EL FUTURO ECONóMICO

"La decisión final fue correcta"

El intendente dijo que la votación en el Senado fue claramente "una derrota para el Gobierno nacional pero bajo ningún punto de vista puso en riesgo la institucionalidad". "Ahora están dadas todas las condiciones para que repunte la actividad en la ciudad", señaló.

 Por Guillermo Zysman

Aunque durante el prolongado lockout patronal agropecuario se había pronunciado elípticamente y con cierta sutileza sobre el tema, ayer Miguel Lifschitz fue contundente. "Si bien fue una decisión que seguramente fue difícil de tomar, Cobos hizo bien (en votar en contra de la Resolución 125) porque de lo contrario no se resolvía el conflicto", planteó el intendente en abierto respaldo a la actitud del cuestionado vicepresidente. Según el jefe comunal la votación en el Senado fue claramente "una derrota para el Gobierno nacional pero bajo ningún punto de vista puso en riesgo la institucionalidad". Tras reiterar el impacto financiero que tuvo el conflicto en las arcas municipales a raíz de la desaceleración de la actividad económica, Lifschitz se mostró optimista sobre la posibilidad de retomar la senda del crecimiento. "Están dadas las condiciones para una recuperación y para planificar una política agropecuaria consensuada para el largo plazo".

Horas antes de conocerse la decisión del Ejecutivo nacional de derogar la polémica Resolución 125 tras el duro revés legislativo en la Cámara alta, Lifschitz analizó en diálogo con LT8 sus implicancias para el escenario político. Si bien durante el conflicto adoptó una actitud crítica hacia la Casa Rosada, tampoco se ubicó en una posición netamente opositora. Por caso no acudió a la reunión que otros jefes comunales mantuvieron en el Senado con el vicepresidente Julio Cobos.

Ayer rescató en primer lugar que se "haya puesto un punto final a un prolongado conflicto que afectó a todos los sectores. Al mismo tiempo permitió otorgarle un rol relevante a una institución que estaba ciertamente desprestigiada en la sociedad como el Parlamento".

Para el intendente es "crucial aprovechar la culminación del conflicto para diagramar con todos los actores, de manera consensuada una política agropecuaria sustentable para el mediano y largo plazo en el marco de un contexto internacional sumamente favorable". En ese sentido reiteró que durante los cuatro meses de lockout el impacto en la arcas municipales se sintió "mucho, en especial en la caída de la recaudación del Derecho de Registro e Inspección (DReI) que es la tasa municipal asociada al ritmo de la actividad económica y comercial". De inmediato remarcó que a su entender ahora "están dadas todas las condiciones para que repunte la actividad en la ciudad y en toda la región".

Consultado sobre el polémico pronunciamiento del vicepresidente, Lifschitz planteó su valoración en el medio de la puja interna entre la ética de la responsabilidad y de la convicción. "Es una situación muy difícil para un dirigente político porque por un lado estaba la cuestión institucional, el hecho de votar contra el propio gobierno y por otro lado la postura personal, las convicciones propias. Igualmente creo que la decisión final fue correcta porque permitió destrabar el conflicto, si votaba a favor y ganaba el proyecto oficial no se solucionaba", dijo.

Para el jefe del Palacio de los Leones "siempre que se pierde una votación legislativa es una derrota para el Gobierno. La magnitud que asumió la discusión fue en realidad a raíz de la dimensión que le dió el propio Gobierno al tema, por haber tensionado extremadamente la situación", en lo que pareció ser una crítica dirigida en especial al presidente del PJ, Néstor Kirchner quien llegó a plantear en la reunión que mantuvo con los intelectuales de Carta Abierta en la Biblioteca Nacional que de haber perdido la votación en la Cámara de Diputados caía el gobierno de Cristina Fernández.

De todos modos el intendente aclaró que "bajo ningún punto de vista se puso en peligro la institucionalidad. En eso creo que la sociedad argentina demostró un alto grado de madurez política", saliendo así al cruce de las versiones en torno al clima destituyente planteado por los intelectuales que el kirchnerismo luego hizo propio.

Compartir: 

Twitter
 

Durante el conflicto, Lifschitz adoptó una actitud crítica hacia la Casa Rosada.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.