CIUDAD › LA BIBLIOTECA LESBICA, UN ESPACIO EXCLUSIVO

En la ruta que trazó Ilse Fuskova

Natalia Bolcatto es una activista lesbo feminista con historia en la ciudad. En 1995 se incorporó a Colectivo Arco Iris, un grupo que hizo historia en el movimiento gay, lésbico y trans de la ciudad. Después de participar en diferentes grupos, desde hace un año emprendió una aventura: abrir un espacio para que las lesbianas puedan encontrarse, formarse y debatir. Así, abrió a puro pulmón la Biblioteca Lésbica Ilse Fuskova. Hace poco pudieron traer a la propia Ilse, la escritora que parió los "Cuadernos de existencia lesbiana", junto a otras compañeras, en los años 80, cuando había tanto sin decir. Ilse fue también la protagonista de una salida del armario fundante. Fue cuando, en 1991, fue a almorzar con Mirtha Legrand y dijo, en su programa, que era lesbiana.

"Cuando la trajimos, hicimos una charla sobre su militancia y su experiencia. Ahí tomamos conciencia de cuánto se necesita el espacio. La charla duró 20 minutos y estuvimos más de una hora y media debatiendo, cuando en general, eso no pasa", contó Natalia, quien concibió a la biblioteca como un lugar donde se pueda "debatir, formarse e informarse sobre la historia, encontrar textos de teoría política lésbica y de lesbofeminismo".

Para ella, era necesario un espacio exclusivo para mujeres lesbianas. "Está Vox, que tiene un lugar, pero es mixto, y Las Safinas, que no tienen espacio físico. La idea fue generar un lugar donde las lesbianas pudieran encontrarse, donde puedan encontrar información", indicó sobre la Biblioteca, creada el 7 de junio pasado. El nombre lo eligieron porque "Los cuadernos son el primer escrito que se conozca de las lesbianas en la Argentina. Para mi generación tiene mucho significado, porque a partir de la visibilidad de Ilse y su grupo empezamos a discutir si ser lesbiana era algo político. Fue algo histórico", afirmó Bolcatto.

La activista sabe que el principal desafío político de cualquier lesbiana es ser visible, hacer saber su identidad sexual. "Justamente, el no decirlo fue la forma de negar la existencia lesbiana, la forma de neutralizar el deseo diferente a la norma heterosexual. Es decir, que mientras no se calle, no existe, está escondido. Por eso las lesbianas apuntamos a decir lo que está silenciado", explicó la activista, para subrayar que la visibilidad es una decisión política. Las interesadas en contactarse pueden hacerlo en [email protected], o al celular 0341 156 644304. También pueden obtener información en el blog http://bibliotecalesbica.blogspot.com/.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared