CIUDAD

Carpa frente a los franciscanos contra "jubilación" del cura Núñez

El titular de la orden franciscana se negó a atender a organizaciones comunitarias que salieron en defensa del padre Joaquín.

 Por Alicia Simeoni

No hay un nuevo destino para el sacerdote Joaquín Núñez. El pedido de renuncia al cargo que ocupa desde hace más de 25 años como capellán del hospital Carrasco "no responde a una rotación de tarea, quieren cerrarle el círculo y abandonarlo". En estos términos se expresaron representantes de organizaciones comunitarias de Bella Vista Zona Oeste donde el franciscano Núñez tiene una fuerte inserción y que ayer fueron hasta la sede de la congregación en bulevar Avellaneda 1272. Allí intentaron hablar con fray Luis Scozzina, el responsable provincial de la orden, superior de Núñez y quien le comunicó hacia fines del año pasado que desde el 1º de marzo quedaba "relevado" del cargo. Scozzina no atendió a los delegados de las organizaciones, entre ellas Madres de Plaza 25 de Mayo e Hijos y después de mediodía se instaló una carpa de apoyo al franciscano que es a la vez director provincial de Asuntos Indígenas de la provincia de Santa Fe. Justamente su participación en política y la presentación como candidato a cargos electivos aparece como el detonante de la exigencia para que renuncie a la capellanía. Hoy a partir de las 11 desde varios comedores comunitarios concurrirán hasta la puerta de la casa franciscana. Si no hay reunión con Scozzina se reclamará frente al arzobispado.

Los representantes de las organizaciones comunitarias -centros San José Obrero, Luján y 11 de Mayo, capilla Nuestra Señora de la Consolación, jardín "Victoria Walsh"- a quienes se sumaron las Madres de Plaza 25 de Mayo, Hijos y el Movimiento Evita intentaron sin suerte hablar ayer con fray Luis Scozzina. Se reunieron frente a la sede de la congregación en bulevar Avellaneda 1272 pero no fueron atendidos por el responsable provincial de los franciscanos sino por uno de sus secretarios, el sacerdote Salvador Vilar, que, tal la expresión de sus interlocutores, "fue evasivo y poco claro".

El resultado de esa conversación no muy extensa, así la describió Beatriz Torres, de Nuestra Señora de la Consolación, fue el confirmar que "no hay un cambio de destino para Joaquín sino que quieren ir cerrándole el círculo de manera que quede abandonado. Eso es justamente lo que no podemos aceptar". Torres describió que el franciscano "fue evasivo, sólo mencionó que cada tantos años hay cambios de destino pero cuando se le preguntó si había una nueva tarea para el padre Núñez no contestó, agachó la cabeza y no nos dio respuesta".

Quienes llegaron hasta la casa de los franciscanos desde los comedores que coordina Joaquín Núñez salieron de la reunión con la exigencia de que los atienda fray Scozzina. De ahí que decidieron no moverse del lugar e instalar una carpa en reclamo de explicaciones y para que Núñez siga en la capellanía del hospital Carrasco donde está desde 1979 cuando salió del encierro que le impuso la dictadura militar y le pidieron que se hiciera cargo de la asistencia a los enfermos, en su mayoría infectocontagiosos.

Sin nuevo destino y con un reemplazante también franciscano, jubilado y de 79 años, según reciben como información los representantes comunitarios, la preocupación se hace más grande. "Esto es una movida contra Joaquín, no hay duda de que lo que le molesta al arzobispado es el trabajo en las comunidades de base, con la gente, con los jóvenes en los emprendimientos sociales", dice Marcos Piazza, del Movimiento Evita.

A él se suma María del Carmen Aquino del Jardín "Victoria Walsh", ubicado en Amenábar 4325 en Villa La Boca -junto a Villa Banana- quien dice que "fue una reunión dura en la que no hubo una respuesta con criterio. No se trata del traslado a otro lugar sino que es una manera de cerrarle las puertas y dejarlo tirado en la calle. No es cierto que haya una rotación de tareas. Él es un referente importante de la Iglesia y desde el arzobispado deberían poder verlo".

Como se recordará el domingo pasado el canciller del Arzobispado de Rosario, Martín Puig, dijo a Rosario/12 que el "cambio de destino" de Núñez es una decisión de los franciscanos pero que él "debe obedecer y renunciar". Puig dijo además que "como sacerdote que es no debe actuar en política". Mientras tanto integrantes del voluntariado que trabaja junto a Joaquín Núñez en el Carrasco que llegaron a hablar con el arzobispo de Rosario Eduardo Mirás fueron informados de que ya se había hablado con Scozzina para que lo releve y con la Municipalidad para poner en la capellanía a otro franciscano.

Desde la tarde de ayer en que se instaló la carpa, se anuncia que hoy, a las 11, concurrirán los comensales de los distintos comedores para esperar que fray Scozzina reciba a una delegación. Si ese encuentro no se produce ya se piensa en llegar hasta la sede del arzobispado en Córdoba y España.

Compartir: 

Twitter
 

El sacerdote franciscano Joaquín Núñez. Desde marzo queda "relevado" del cargo de capellán.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.