CIUDAD › DESPLAZAN A SEIS JEFES DE LA ALCAIDíA DE LA JEFATURA DE POLICíA

La connivencia, algo para investigar

El jefe de Policía de la provincia consideró que "pudo haber impericia en el manejo del control de penal" ante el intento de fuga de 14 presos que limaron los barrotes de sus celdas y lograron llegar a un patio interno.

 Por José Maggi

La Alcaidía Mayor de la Jefatura de Rosario volvió a ser noticia: esta vez porque sus máximos responsables (seis en total) fueron relevados de sus cargos tras una frustrada fuga de 14 internos, que limaron barrotes y ganaron un patio interno. Desde el mismo lugar el último viernes fueron liberados por orden de la justicia federal tres represores, trámite que según advirtieron desde el gobierno provincial no fue puesto en conocimiento de las áreas de gobierno interesadas en el tema. Ante la frustrada fuga masiva, el secretario de Seguridad de la provincia, Horacio Ghirardi, avaló la intervención de la alcaidía de la Jefatura dispuesto por el titular de la Policía provincial, Osvaldo Toledo, y consideró que "pudo haber impericia en el manejo del control de penal" y también complicidad policial, algo que dijo se investigará internamente y también en la Justicia. "No hay que descartar ninguna hipótesis. Con los antecedentes de los últimos años la connivencia es algo que hay que investigar", dijo el funcionario.

En cuanto a la liberación de los tres represores (Lofiego, Marcote y Vergara), Ghirardi apuntó que" hubo demoras en comunicar la liberación de los tres detenidos por terrorismo de estado, porque entendieron que era un procedimiento de rutina, pero no le dieron la dimensión política que tenía". "No ligamos los dos hechos, pero de alguna manera se vienen sumando situaciones en los últimos meses, por lo que pensamos con el ministro de Seguridad que no se tenía un adecuado control de la Alcaidía. Por eso le recomendamos a Toledo producir los cambios", agregó el secretario de Seguridad.

El intento de fuga ocurrió la noche del miércoles cuando 14 internos alojados en el pabellón "B" de la Alcaidía de la Unidad Regional II, ubicada en Ovidio Lagos al 5200, limaron los barrotes de sus celdas y lograron llegar a un patio interno. La situación fue advertida por la guardia de ese sector de la alcaidía por lo que se activaron sirenas que registraban la emergencia. Los efectivos de custodia en ese momento comenzaron a barrer la zona interna del predio y lograron capturar inicialmente a seis de los internos fugados. La radio de la Agrupación Orden Público difundió la novedad por lo que en menos de tres minutos decenas de móviles empezaron a llegar y rodear el perímetro de Jefatura. En 20 minutos el resto de los evadidos fue recapturado.

Advertidas las autoridades penitenciarias, y desplegado ya un fuerte operativo integrados por personal de la agrupación Cuerpos y Orden Público, la totalidad de los evadidos había sido reducida.

Cerca de la una de la mañana del jueves, el jefe de la Policía de Santa Fe arribó a la Alcaidía de la Unidad Regional II y procedió a su intervención. El motivo: una nueva fuga, luego frustrada, el segundo caso de este tipo en lo que va del año. Sin perder el tiempo, desplazó a las autoridades de la dependencia policial y puso a cargo al subjefe de la policía de Rosario, el comisario inspector Daniel Giménez.

El jefe máximo de la Policía santafesina confirmó el intento de huida de 14 internos detenidos en el pabellón "B" de la dependencia ubicada en Ovidio Lagos al 5200: "Pudieron salir a un patio interno del sector oeste", indicó. Y luego señaló: "Apenas se me comunicó la novedad me constituí con personal de Asuntos Internos".

Y aunque destacó "la efectividad para abortar la tentativa de fuga" del personal policial, sostuvo: "Nos interesa saber cómo los internos ganaron el exterior y cómo hicieron para salir de ese sector". Por eso Toledo dispuso "como primera medida la intervención de la Alcaidía".

Los próximos pasos todavía están por darse. "Una vez que se determine la responsabilidad de los superiores se evaluarán los cambios en el personal. Hay una investigación judicial y administrativa en curso", precisó.

En cuanto al modus operandi de los presos, el comisario explicó que utilizaron alguna especie de metal para limar los barrotes de sus celdas. Consultado sobre la forma en que los internos logran hacerse de estos elementos, observó: "Es posible que usaran lo que se llama 'cordón' de metal, es de muy fácil acceso ya que vulnera los controles al pasar en las partes íntimas de las visitas. No son elementos de grandes dimensiones".

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El intento de fuga ocurrió el miércoles a la noche en la Unidad Regional de Lagos al 5200.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.