CIUDAD › UN TAXISTA FALLECIó EN UN ACCIDENTE DE TRáNSITO AYER A LA MADRUGADA

Cuando la calle es una ruleta rusa

Roberto Cortés, de 50 años, fue embestido a las 4.20 en Zeballos y Entre Ríos, por un auto que según los testigos circulaba a más de 120 kilómetros por hora. Desde la Municipalidad afirman que hay controles, pero falta conciencia social.

 Por Lorena Panzerini

Roberto Cortés, un taxista de 50 años, murió en la madrugada de ayer como consecuencia de un accidente de tránsito en Zeballos y Entre Ríos, mientras conducía el Chevrolet Corsa que trabajaba. Según indicó personal policial de la comisaría 2º, el conductor del Peugeot 307 que chocó al taxi es Luciano Lazaretti, de 22 años. Algunos vecinos de la zona, aseguraron que el joven circulaba por Zeballos a más de 120 kilómetros por hora. Para Mario Cesca, titular de la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (ATTI), el accidente tuvo que ver con el grado de violencia que se vive durante las noches de los fines de semana. "Hay gente alcoholizada y drogada, que genera mucha violencia. Esto no se arregla con el cinturón de seguridad", se quejó el dirigente, quien exigió más controles a la salida de los boliches. José Tornambé, de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis, coincidió con Cesca y agregó que "ésa es una de las causas por las que los taxistas no quieren trabajar de noche, y menos aún los fines de semana". Por su parte, el secretario de Tránsito Municipal, Mauricio Malano, apuntó que el fatal accidente "no es consecuencia de falta de controles, que de hecho se vienen realizando", sino que lo relacionó con una "falta de conciencia".

El accidente ocurrió alrededor de las 4.20 de la madrugada de ayer. Desde la seccional 2º de policía, indicaron que el taxista circulaba por calle Entre Ríos, en dirección norte, mientras que el conductor del 307 hacía lo propio por calle Zeballos, en dirección este-oeste. Al llegar a la intersección de ambas calles, mientras el taxi cruzaba Zeballos, el Peugeot lo embistió de lleno contra la puerta. El chofer murió en el acto. En tanto, el conductor del otro vehículo debió ser trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) con un traumatismo de cráneo, sin pérdida de conocimiento, y un corte en el labio. Algunos vecinos de la zona, que fueron testigos del hecho, aseguraron que el 307 circulaba "a más de 120 kilómetros por hora". La policía indicó que ayer por la tarde aún no estaba el resultado del test de alcoholemia que se le hizo al joven.

Por su parte, Malano indicó a este diario que "la situación es sumamente preocupante", aunque descartó que el hecho haya tenido que ver con falta de controles de tránsito en la ciudad. "No podemos estar en cada esquina, pero los controles de alcoholemia se están realizando", aseguró el funcionario. Y señaló que se trató de la "falta de conciencia". "Estamos hablado de una esquina muy puntual de la ciudad, y es imposible estar en todas las intersecciones". Además, recordó que en materia de siniestralidad vial "Rosario tiene un número aceptable: cada cien mil habitantes, hay un 6.4 por ciento de posibilidades de morir por esta causa, según los últimos informes"; aunque consideró que en la actualidad el porcentaje pudo haber aumentado a cerca del "7.5 por ciento cada cien mil habitantes", lo que significa "la mitad de la media mundial, que es de 14 por ciento". Sin embargo, Malano aseguró que "no es feliz hablar de esas cifras, porque el área trabaja para que no haya ni una muerte por accidentes de tránsito".

En tanto, los taxistas relacionaron el fatal suceso con la inseguridad. "Siempre nos topamos con gente que sale de los boliches alcoholizada o drogada y generan violencia de todo tipo. A esa hora (de la madrugada), la calle es una ruleta rusa", aseguró Cesca. Al mismo tiempo, Tornambé aseguró que el chofer fallecido "era un muy buen conductor, consciente y muy responsable, pero la fatalidad tocó a su puerta". Además, indicó que "éste es uno de los motivos por los cuales no hay taxis los fines de semana. Es un constante planteo que nos hacemos desde el jueves a la noche, hasta el lunes, porque viene cualquier loco de estos y te arruina de por vida", dijo.

En cambio, Malano reconoció que hay un nivel importante de responsabilidad estatal, aunque consideró que "también hay un nivel de responsabilidad social, que todos debemos tener". Y le habló a los taxistas: "Se quejan de la falta de controles, pero ellos no asumen una conducta y hace unos días planteaban que no quieren usar el cinturón de seguridad; entonces hay que tomar conciencia y asumir el rol de autoprotección. La vida es un valor colectivo y hay que asumir una tarea social de respeto". Al mismo tiempo, coincidió con los titulares de licencias en un punto: "Hay una sociedad muy violenta, donde la manera de convivir no es la mejor, y eso repercute en la vía pública".

Compartir: 

Twitter
 

El accidente entre el Chevrolet Corsa y el Peugeot 307 se produjo ayer a la madrugada en Entre Ríos y Zeballos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.