CIUDAD › BALEARON EL FRENTE DE LA CASA DONDE VIVE MATIAS MESSI

Ocho disparos sin explicación

El abogado de la familia Messi pidió custodia para el hermano del astro del Barcelona, que vive en la zona sur, y no descartó que el ataque del sábado a la noche se vincule con la demanda del padre de Lionel contra un ex empleado.

 Por Claudio Socolsky

Personas encapuchadas que se trasladaban en una moto balearon en la noche del sábado el frente de la casa de Matías Messi, hermano de Lionel, el astro rosarino del Barcelona, en la zona sur de la ciudad, sin que se registraran heridos. En diálogo con Rosario/12, el abogado de la familia, Ricardo Giussepponi, no descartó ninguna hipótesis en relación al ataque. "Pudo haber sido al voleo o intencional, pero si ahí hubiese vivido García y le pegan un par de tiros en la pared no habría ningún tipo de problema, pero teniendo portación de apellido, llamándose Messi, la noticia es mundial", afirmó el letrado. De todos modos, el abogado dijo que están evaluando pedir una custodia policial para Matías. "Tiene familia, una mujer, un bebé, no está muy contento que digamos", afirmó Giussepponi, a quien le llamó la atención el ataque porque los Messi están "en una situación de problemas con respecto a juicios, a denuncias penales y justo ocurre este hecho". La causa recayó en el Juzgado Correccional N 6, a cargo del juez Ignacio Vacca.

El titular de la Unidad Regional II, Cristian Sola, dijo a este diario que en la noche del sábado "hubo un llamado al 911, se constituyó en el lugar personal de Comisarías y Comandos, de Pericias, y tenemos solamente la manifestación de una vecina que dijo haber escuchado una moto, algunas detonaciones, y los impactos y las vainas que recogió la gente de Criminalística que trabajó en el lugar".

Sola agregó que fueron cinco los disparos que impactaron en el frente de la casa de Matías Messi, ubicada en Nuestra Señora del Rosario 678, y dos en la casa de la vecina. "Tenemos seis cápsulas de calibre 9 mm secuestradas y cuatro plomos deformados", precisó el titular de la URII, para luego explicar que la investigación del caso es "complicada" porque no tienen "ningún testimonio y ningún testigo ocular".

Pablo, un vecino que tiene un comercio cercano a la casa de Matías Messi, indicó en declaraciones a Radio 2 que el sábado, a las 22.55, cuando estaban trabajando en el negocio escucharon varios disparos. "Cuando sentimos los tiros y salimos, los chicos que estaban acá supuestamente vieron a dos personas que pasaron en moto encapuchados, pero no se enfrentaron con nadie. Pasaron rápido en la moto y efectuaron los disparos. Tirotearon la casa y nada más que eso", relató el vecino.

"Como abogado penalista no descarto ninguna hipótesis, pero lo cierto es que hubo disparos en el frente de la casa de Matías y el de una vecina. Pudo haber sido un enfrentamiento entre un vehículo que le haya disparado a otro y las balas hayan impactado en los frentes", señaló Giussepponi.

Según el letrado de la familia Messi, "la vecina de Matías tiene cámaras de seguridad, puede ser que haya grabado algo, pero tengo que guiarme por lo que la policía está investigando. Están actuando de oficio, por lo tanto en el momento que tenga que ir a declarar, Matías lo hará sin ningún tipo de problemas". Al momento de la agresión, el hermano de Messi se encontraba en su casa junto a su madre y a su esposa.

Más temprano, y en declaraciones radiales, el abogado de la familia Messi dijo que el ataque le llamaba la atención, porque están "en una situación de problemas con respecto a juicios, a denuncias penales y justo ocurre este hecho". Giusseponi se refería a la disputa judicial que Jorge Messi, el padre del astro del Barcelona, mantiene con Rodolfo Schinocca, un ex empleado al que acusa de haberse quedado "con dos millones y medio de euros que no le correspondían". De todos modos, Giusseponi aclaró a este diario que Matías Messi "no está involucrado en ningún tipo de juicio".

El hermano de Messi se vio involucrado en un confuso episodio ocurrido en octubre de 2008, cuando permaneció nueve horas demorado en la seccional 11. Luego de guardar una camioneta de Lionel a unas cuadras de su casa, dos personas lo corrieron por Uriburu, presuntamente para asaltarlo. Si bien en un primer momento trascendió que Matías portaba un arma, horas más tarde fue liberado.

"Está totalmente demostrado en el Tribunal que a Matías jamás se le encontró un arma encima, algo que también corroboró la policía. El arma secuestrada en esa oportunidad estaba a 50 metros del lugar donde habían pasado las personas que lo venían persiguiendo, por eso corría; lo que pasa es que a veces se tergiversan las cosas para vender noticias", afirmó Giussepponi.

Compartir: 

Twitter
 

El frente de la casa de Avenida del Rosario 678, donde viven Matías Messi y su familia.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared