CIUDAD › CELEBRADA RESOLUCION EN EL MARCO DE LA LEY DE MATRIMONIO IGUALITARIO

Niños en igualdad de derecho

A una semana de la medida firmada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, que reconoce la posibilidad de inscribir en el Registro Civil a los hijos de parejas homoparentales, las repercusiones positivas se multiplicaron en Rosario.

 Por Lorena Panzerini

Cuando nació su primera hija, Silvia y Mónica se esperanzaban con que la niña y ellas tuvieran derechos semejantes a los de cualquier otra persona. La nena tendría dos mamás y no querían que fuera discriminada por ello. Sin embargo, hace dos años comenzó a equilibrarse la balanza con la ley de Matrimonio Igualitario, aunque para los hijos de parejas del mismo sexo nacidos antes de la normativa "todavía había huecos". La semana pasada, una resolución del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Santa Fe, convirtió a la provincia una de las primeras del país en reconocer legalmente el derecho de inscribir en el Registro Civil a los hijos de parejas homosexuales sin que sus miembros estén necesariamente casados.

Selva Sánchez, del grupo Mis Mamás Rosario destacó la importancia de la medida ante la cantidad de parejas con hijos que no desean contraer matrimonio. En tanto, Esteban Paulón de la Federación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (LGBT) aseguró que 24 horas después del reconocimiento que hizo el Estado provincial, comenzaron a llegar consultas de varias parejas. Incluso, de otras provincias.

Silvia y Mónica formaron una de las dos mil familias homoparentales santafesinas, dentro de las que son mayoría las constituidas por mujeres, según el último censo nacional de 2010. Se conocieron mediante una amiga en común, y poco más de un año después comenzaron su relación, que lleva 12 años. Aunque el deseo de maternidad era compartido, Silvia era la más temerosa. "En esa época el principal miedo era la cuestión social. Pensaba que ese hijo o hija sería discriminado o señalado por tener dos madres", rememoró. Mónica era la que "empujaba" para que ese deseo se hiciera realidad.

Poco después, tras unas vacaciones en Puerto Madryn, regresaron decididas. "Era más fuerte el deseo. Había demasiado amor para dar", expresó Silvia sobre lo que sintieron en ese momento. En Rosario, al principio les cerraron las puertas. "La clínica a la que fuimos primero para consultar sobre la inseminación artificial con donante anónimo, nos dijo que no hacía el tratamiento para parejas del mismo sexo". Sin embargo, la patada no hizo que se rindieran y poco tiempo después, sin tener que salir de la ciudad, encontraron el lugar indicado. "Era un médico maravilloso con un equipo excelente, no sólo de trabajo para lograr el embarazo, sino en lo relacionado a la contención, en el apoyo y el acompañamiento", recordaron.

En la segunda inseminación, Silvia quedó embarazada. La niña nació "rodeada del amor de toda la familia". Para ella, la adaptación social fue "sin problemas". A los dos años comenzó a ir a un jardín maternal donde su situación fue tomada con total naturalidad. Hoy, la pequeña de 5 años va a una escuela pública donde cursa el prescolar. "Los chicos no tienen problemas y entienden muy bien. `Ahí viene la otra mamá de M.', dijo uno de los chicos cuando el otro día fui a buscar a mi hija", contó Silvia. "Hoy veo que todos esos miedos que tenía antes de concebir a mi hija, no tienen razón de ser", señaló. Aunque aseguró que todavía, "sobre todo por ignorancia", hay discriminación social.

Hace poco menos de dos años, Silvia y Mónica fueron mamás nuevamente: esta vez, tuvieron mellizos. "Es importante que los tres estén en igualdad de condiciones frente a la ley, que todavía tenía huecos", destacaron. Ahora, sin estar casadas, piensan inscribir "pronto" a sus hijos con dos mamás en el Registro Civil.

La resolución que el ministro Juan Lewis firmó la semana pasada apunta a que se suprima de los "formularios, inscripciones, partidas y demás documentos oficiales toda referencia que pueda resultar una distinción entre solicitantes del mismo o diverso sexo, generando procesos de identificación y discriminación contrarios al proceso de igualdad".

Para que las parejas estén al tanto de la totalidad de los alcances, Mis Mamás Rosario planea una charla con asesoría legal con el objetivo de "poner al día a las parejas y familias homoparentales sobre esta resolución y actualizar el conjunto de derechos que está dado a partir de la ley de Matrimonio Igualitario".

La resolución expresa: "Atendiendo al espíritu de la ley de Matrimonio Igualitario, a los tratados de derechos humanos y a los principios de igualdad y no discriminación, corresponde equiparar plenamente los derechos de niños y niñas, a fin de que reciban igual reconocimiento y protección por el Estado, con independencia del estado civil de sus madres y padres, así como el sexo de los mismos". Para el ministro Lewis, es una "clara política proactiva".

Compartir: 

Twitter
 

Las parejas homoparentales podrán inscribir a sus hijos aun sin estar casados.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared