CIUDAD › QUEDó EN LIBERTAD MELE REYNOSO, ACUSADO DE INTEGRAR UNA ORGANIZACIóN NARCO

"Peleamos contra un monstruo"

Así lo señaló el diputado Pullaro en alusión al hombre que recuperó la libertad por tercera vez consecutiva pese a ser reincidente, y que esperará el juicio sin prisión preventiva. Ayer fracasó el careo entre el legislador y Ascaini.

 Por Luis Bastús

"Podemos denunciar a los narcotraficantes todo lo que sea necesario, pero si en menos de un año los jueces liberan a uno cuatro veces luego de haber caído siempre con droga en su poder, entonces vamos mal, peleamos contra un monstruo que lamentablemente nunca lo vamos a poder vencer". La queja partió ayer del diputado provincial Maximiliano Pullaro tras conocer que Carlos Mele Reynoso, acusado de integrar una organización narco en el departamento General López, recuperó la libertad por tercera vez consecutiva pese a ser reincidente, y que esperará el juicio sin prisión preventiva. El juez federal Carlos Vera Barros entendió que no hay peligro de que Reynoso huya o sabotee la investigación. El legislador lo dijo luego de verse cara a cara con Carlos Ascaini, imputado de liderar aquella narcobanda, en el juzgado penal de Melincué.

El diputado radical se presentó ayer de mañana en aquella ciudad ante el juez Leandro Martín, junto con su abogado -el ex ministro de Seguridad, Leandro Corti-, para instituirse como querellante contra Ascaíni por el delito de amenazas. El acusado de liderar la distribución de drogas en el sur provincial con la anuencia del ex jefe de Policía Hugo Tognoli y otros oficiales también llegó al juzgado en un patrullero de Policía Federal. Dijeron que lo someterían a un careo con Pullaro, pero como su defensor faltó, el magistrado decidió posponer la audiencia para dentro de quince días. Si el letrado vuelve a faltar, el juez dijo que le asignará al imputado un defensor público para proseguir la causa.

Anoche, el abogado de Ascaini, Paul Krupnik, negó que su cliente tuviera un careo con Pullaro. "Todavía no fue indagado en esa causa, menos lo van a carear", desestimó. Y agregó que no se opondrán a que el denunciante participe de la querella fiscal.

Según Pullaro, "Ascaini dijo que aceptaba declarar sin abogado, pero el juez, con buen criterio, pospuso el careo para evitar eventuales nulidades del proceso", explicó con su patrocinante legal.

"Fue una sensación extraña, fuerte por estar por primera vez frente a frente con alguien de las características de Ascaini", reveló Pullaro. "Queremos ir hasta las últimas consecuencias en esta pelea contra el narcotráfico, por eso quiero ser querellante. Lo que más me preocupa es la pretensión de impunidad de Ascaini, no sólo por las amenazas públicas, sino también por sus burlas respecto al cambio de azúcar por cocaína, y la intención de ridiculizar a la fiscal Liliana Bettiolo y al policía que lo detuvo", en alusión al jefe de Drogas en la Unidad Regional VIII, comisario Alejandro Druetta, amenazado de muerte la semana pasada.

Pullaro denunció en diciembre que Ascaini había escrito en Facebook "Maxi Pull, voy a ser tu grano en el culo el resto de tu vida", y que también había posteado: "Feliz porque te echaron. Me tuviste en cana 6 meses, pero te echaron Liliana, estoy muy feliz". La aludida es la fiscal Bettiolo, desplazada de la causa por la Procuraduría General de la Nación. Antes de eso, el hombre oriundo de Villa Cañás también se declaraba "feliz, jaja, la fiscal mandó a hacer la contraprueba de azúcar a Gendarmería y ahora dio más azúcar, jaja, ahora no llegó al 2 por ciento. Si la cocaína se transforma en aazúcar, la marihuana se transforma en yerba mate? Jaja, para cuándo la nulidad, doc?". En noviembre, Ascaini también había publicado en su perfil: "¿Y Alejandro, qué pasó, se terminó la suerte? No podés embagallar más gente", en referencia al comisario Druetta, el policía que lo detuvo con cocaína en su poder que, en circunstancias no aclaradas, pasó a ser azúcar con una ínfima -pero suficiente﷓ cuota del estupefaciente. Tras ello, Ascaini fue liberado.

Fue el diputado de Hughes quien hizo visible el accionar del narcotráfico en el sur santafesino y conocido el nombre de Ascaíni, incluso en el recinto de la Legislatura.

El monstruo. Carlos Reynoso fue detenido tres veces en los últimos meses, con cocaína para vender. Pese a ello, siempre recuperó la libertad luego de pagar fianza en cada oportunidad. Hace veinte días, la policía lo atrapó en la puerta del tribunal federal de Rosario cuando se iba a entregar. Un par de días antes, la brigada dirigida por Druetta había arrestado a diez personas en múltiples allanamientos realizados en un día en Villa Cañás -a la esposa de Ascaíni-, Firmat y Venado Tuerto.

Anteayer, Reynoso pagó 12 mil pesos de fianza y el juez federal Carlos Vera Barros lo excarceló al entender que "no presenta peligrosidad procesal alguna". La noticia indignó a Pullaro; "Una vez le secuestraron dos kilos de droga -recordó-, hace menos de 5 meses le encontraron 7 kilos, un cuaderno que demostraba que ganaba 50 mil pesos por semana, y salió a los 3 días, y ahora volvió a pasar. Es el criterio Díaz Bessone que aplican los jueces federales de Rosario, pero Reinoso estuvo prófugo la última vez y lo atraparon en Tribunales. Algo no está funcionando correctamente con estos jueces federales. Así es pelear contra un monstruo que nunca vamos a vencer si los jueces federales no están espalda con espalda con la policía de la provincia, con las fuerzas federales y con la política de gestión que se ha comprometido en luchar contra el narcotráfico".

Compartir: 

Twitter
 

Ascaini aceptó declarar sin abogado, pero el juez pospuso el careo.
Imagen: Andrés Macera.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.