CIUDAD › LA JUSTICIA INVESTIGA LA GESTIóN MURABITO POR DESVíO DE FONDOS

Pedro consiguió eco en Tribunales

La jueza Lamperti citó a Murabito a declaración indagatoria por el presunto delito de malversación de caudales públicos cuando era intendente de Villa Gobernador Gálvez. El acusado calificó la denuncia como "una maniobra perversa" de González.

 Por Luis Bastús

La ofensiva judicial del intendente villagalvense Pedro González contra su antecesor, Jorge Murabito, consiguió eco en Tribunales ayer, cuando la jueza penal Mónica Lamperti decidió citar a éste a declaración indagatoria por el presunto delito de malversación de caudales públicos. Y el acusado retrucó sin ambages: calificó la denuncia como "una maniobra perversa" destinada a derruir su postulación al Concejo local, y se preguntó por qué la Justicia, con el mismo celo, no hace comparecer a su acusador por las denuncias públicas en su contra sobre el probable asesinato por encargo del detenido Miguel Angel Saboldi en la Alcaidía de la Unidad Regional II, el mes pasado.

Murabito fue citado a declaración indagatoria -figura que implica la imputación fáctica de un delito penal- para el 6 de junio próximo. Así lo pidió el fiscal Aníbal Vescovo, a instancias del abogado del municipio de Villa Gobernador Gálvez, Ricardo Giusepponi. Y la jueza Lamperti accedió a indagar al ex intendente en base a los primeros resultados que arrojó un peritaje contable sobre los números de la gestión 2007-2011.

"La perito de la Corte Elida Pujato concluyó en que hubo desvío de fondos durante la gestión Murabito. Las pruebas halladas no resisten análisis, el perito de su parte no objetó lo actuado", remarcó Giusepponi, quien tomó la querella en mayo de 2012, a nombre del propio González, quien acusaba a su predecesor de "haber fundido" el municipio.

Según el abogado, el peritaje detectó que el Ejecutivo realizaba descuentos salariales al personal municipal que luego no eran asignados a los destinos correspondientes: por ejemplo, órdenes judiciales de cuotas alimentarias, embargos, aportes sindicales, de la mutual, y pagos a una cooperativa de vivienda, entre otras irregularidades.

Según el abogado de González, todavía falta revisar documentos que aportó el gobierno provincial sobre envío de fondos en ese período, coparticipación y, además, licitaciones de obras públicas y compras del municipio. "Que Murabito abra la puerta de su casa todo lo que quiera; puede tener la plata puesta en otro lado. El punto es que lo llaman a indagatoria a él, a Jorge Pedro González no lo llamó nadie a declarar", desafió Giusepponi.

La "perversión" que interpreta Murabito estriba en que esos incumplimientos administrativos se debieron al desfinanciamiento con el que debió gobernar y que, en su mayor parte, atribuye a una maniobra del propio González cuando presidió el Concejo mientras él era intendente.

"Es una estrategia política para desprestigiarme desde que decidí postularme para concejal", dijo quien abandonó el Frente Progresista para armar su candidatura desde el partido 100% Santafesino, creado por el diputado nacional Oscar Cachi Martínez.

Murabito no desestimó la veracidad de lo que detectó el peritaje contable, pero lo encuadró en "el extremo estrés financiero de las cuentas municipales que encontré al asumir". "Tuvimos muchas dificultades para pagar sueldos, es cierto, pero no hubo robo de dinero. Si hay previsiones de recaudar 7 millones de tasa municipal, pero al final se recaudan 3 millones, el agujero es enorme, y así resistimos 4 años sin ayuda ni subsidios, cosa que ahora sí González recibe. No eludimos pagar, sino que llevamos adelante la gestión con el dinero que disponíamos", describió. Y remató: "González ahora presiona, pero él fue parte de esa maniobra perversa".

Quien lo explicó fue su ex secretario de Hacienda, Cristian Oliveira, que también sería llamado a declarar. "Ni bien (la candidata de González, Graciela) Bonomelli perdió la elección, pusieron en planta permanente a 400 empleados. Hasta ahí había 440. Nos duplicaron la planta, y ese año empezaron aumentos de paritarias del 20% promedio. Hacíamos malabares para pagar sueldos porque el Concejo se negaba a aumentar tributos. El caso paradigmático fue cuando propusimos aumentar el Drei a Cargill, que pagaba $56.000 mensuales. González se opuso y lo trabó, pero apenas asumió la intendencia pidió lo mismo, y hoy Cargill paga $500.000 mensuales. Con esta denuncia, buscan que Murabito no se postule", dijo Oliveira, y agregó que de tanto en tanto recibe amenazas e insultos anónimos.

Murabito relacionó a Pedro González con la narcoviolencia que impera en Villa Gobernador Gálvez. "Parece que los jueces protegen a González porque lo han denunciado públicamente de tener responsabilidad en la muerte de un preso de la Alcaidía y aún no lo llamaron a declarar, como sí lo hacen conmigo", dijo. Y pidió que lo investiguen: "Vivo de las obras que hago como arquitecto, mi señora empezó a trabajar como auxiliar de bloque en el Concejo. Yo no tengo nada que ocultar. ¿González puede decir lo mismo? Que lo investiguen entonces", retrucó.

Compartir: 

Twitter
 

Murabito fue acusado por el actual intendente de "haber fundido" el municipio.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.