CIUDAD › AUTORIZAN LA DEMOLICIóN DE LA TERCERA TORRE Y ALGUNAS VIVIENDAS

No será por implosión

El juez Beltramone autorizó al municipio a comenzar los
trabajos que serán "artesanales" para no afectar al resto de las propiedades de Salta y Oroño que están evaluadas como recuperables.

 Por Lorena Panzerini

El juez de Instrucción Nº 9, Javier Beltramone, a cargo de la investigación de la explosión del edificio de tres cuerpos de calle Salta al 2100, autorizó ayer la demolición de la tercera torre y de algunas viviendas linderas que fueron seriamente afectadas. Será una tarea manual y quedó descartada la posibilidad de realizarse por implosión. Se trata del primer permiso para este tipo de tareas, que más adelante deberá realizarse también con la primera torre, donde se encuentra la instalación de gas que será necesaria para realizar la pericia técnica que determinará las causas del suceso. En tanto, hoy el magistrado designaría a cuatro peritos oficiales de la empresa marplatense GIE, y recién después quedará abierto el período de impugnaciones, durante 72 horas. La aclaración tiene que ver con una objeción que presentó anteayer la defensa del gasista imputado, contra la consultora seleccionada, por su relación comercial con la empresa Techint, accionista de Litoral Gas. Desde el juzgado advirtieron que las impugnaciones deben realizarse sobre personas, en el momento estipulado. Al mismo tiempo, aclararon que la pericia prevista podría derivar en otras, y recordaron que será realizada con "control de los peritos de partes".

A 15 días de la trágica mañana del martes 6 de agosto, cuando una explosión terminó con las vidas de 21 personas, el juez Beltramone insistió con llevar tranquilidad a las familias de las víctimas y a los afectados directamente por la explosión. "La pericia es una prueba dentro de un cúmulo de elementos que se están reuniendo en la causa, y podría haber otras", dijo.

En el oficio de autorización para demoler, el juzgado aclaró que se extiende "exclusivamente" para "toda estructura que no fuere la individualizada como primer bloque del edificio de calle Salta 2141, así como del sector de los medidores de gas y las porciones de la vía pública en las que se encuentran las tuberías de gas que proveen del fluido al edificio. Todo otro sector podrá ser demolido".

Por su parte, el titular del área de Asuntos Jurídicos del municipio, Alejandro Shvartzman confirmó que a primera hora de ayer retiró del juzgado el aval judicial para comenzar con los trabajos de demolición de la tercera torre y viviendas aledañas, que según se aclaró más tarde, será "artesanal". El funcionario aclaró que la designación y contratación de la empresa que se encargará del trabajo podría demorar "unos diez días".

El juez de la causa ya había adelantado la semana pasada que la tercera torre del edificio siniestrado no sería necesaria para la realización de la pericia, a diferencia del primer cuerpo, que era el ingreso al complejo de departamentos, donde estaba ubicada la instalación y cañerías de gas. Frente a ello, tras el pedido que presentó el anteayer la municipalidad, ayer el magistrado dio su permiso para comenzar con las tareas.

Más tarde, el secretario de Planeamiento municipal, Eduardo González, dijo a Radio 2 que se habían presentado al menos tres compañías para realizar las tareas de demolición, pero se estimaba que otras firmas lo harían en lo que queda de la semana. Al mismo tiempo, el funcionario aclaró que los procedimientos que realizarán las empresas "no incluyen la implosión", y dijo que se les pidió que no haya movimientos "violentos ni de impacto" para no afectar al resto de las propiedades de la cuadra, que están evaluadas como recuperables.

En la misma sintonía, Gustavo Leone, secretario de Hábitat de Santa Fe, dijo en LT8 que "no es un trabajo común: será mecánico, manual y casi artesanal. No hay posibilidad de realizar una demolición por implosión. Por eso todo va a llevar un plazo de entre dos y tres meses", dijo.

Plaza. Alicia, la mamá de Maximiliano Fornarese, una de las víctimas de la explosión, pidió que en la Zona Cero se construya "la plaza de las 21 estrellas". En una carta abierta al gobernador Antonio Bonfatti, la intendenta Mónica Fein y al juez Beltramone sugirió que en "ese lugar oscuro y cruel, sea reemplazado por la paz que podemos encontrar en una plaza donde seres celestiales como palomas, mariposas o ángeles sean nuestro Maxi, Federico, Clide, Estefanía, Carlos, Débora, Ana, Hugo, Roberto, Natalio, Domingo, María Emilia, Santiago, Luisina, Teresita, María Esther, Florencia, Lidia, Adriana, Soledad y Maxi".

Compartir: 

Twitter
 

Algunas casas linderas que fueron seriamente afectadas también serán demolidas.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.