CIUDAD › LOS CONCEJALES BOASSO Y SCHMUCK PIDIERON QUE NO SE HABILITE UN COMERCIO EN LA ROSA

Otro negocio del Indio Blanco

El comerciante procesado por facilitar la prostitución pidió que le autoricen un bar y un hostel en las instalaciones que fueron clausuradas el 25 de mayo pasado por la justicia. El secretario de Gobierno dijo que serán "muy cuidadosos".

 Por Claudio Socolsky

Al trascender que la Dirección de Habilitaciones de la Municipalidad recibió un proyecto para reconvertir como bar con amenización musical y números en vivo el local de Callao 125 bis, donde funcionaba el clausurado cabaret La Rosa, los concejales María Eugenia Schmuck y Jorge Boasso (UCR) enviaron ayer una nota a la intendenta Mónica Fein solicitándole que "no se habilite nuevamente". El trámite de habilitación que ingresó al Municipio fue solicitado por una sociedad anónima; pero fue Juan Cabrera, alias el Indio Blanco, procesado por facilitamiento de la prostitución, quien como titular del inmueble anunció su intención de abrir un local de comidas rápidas y un hostel donde funcionaba el hotel contiguo al cabaret. Además de la nota a la intendenta, los ediles radicales presentarán mañana en el recinto un proyecto de decreto para que el Municipio no habilite el emprendimiento de Cabrera y también el boliche Al Diablo, "atento a los antecedentes de los propietarios". Por su parte, el secretario de Gobierno municipal, Fernando Asegurado, señaló que serán "muy cuidadosos" antes de permitir una nueva habilitación en el lugar.

Schmuck y Boasso adelantaron que mañana presentarán un proyecto de decreto sobre tablas encomendando a la intendencia que no habilite el lugar donde funcionaba La Rosa. También pedirán que no habiliten el boliche Al Diablo, ubicado en Baigorria al 1700, que fuera clausurado luego que el 13 de julio pasado fueran baleados cinco adolescentes en la puerta, y que hace unos días reabrió sus puertas a partir de una medida cautelar. Los ediles solicitarán además que se convoque a registro de oposición, en ambos casos con los vecinos. "La Municipalidad tiene todos los instrumentos legales como para no habilitar, atento a los antecedentes de ambos propietarios", dijo el edil radical a Rosario/12.

Antes de presentar el proyecto, los ediles le enviaron una carta a la intendenta Fein en la que señalaron: "Conocemos su compromiso en esta lucha y, por tal motivo, solicitamos que no habilite La Rosa. Si lo que pretendemos en esta lucha es impedir la impunidad con que muchos de estos delincuentes operan, no es razonable ni lógico que se habilite un local de similares características, en el mismo lugar y a la misma persona, cuando ese titular se encuentra procesado por existir indicios de haber cometido allí delitos aberrantes como el proxenetismo y el facilitamiento de la prostitución".

"Como usted sabe, luego de una larga investigación, el local La Rosa fue clausurado y Juan Cabrera ha sido procesado por facilitamiento de la prostitución y proxenetismo, delitos de extrema gravedad. Sabe usted también, que la ciudad de Rosario, en el marco del trabajo conjunto de múltiples actores, ha avanzado mucho en los últimos años respecto de la lucha contra el proxenetismo y la trata de personas y en la reivindicación de derechos esenciales de la mujer", agregaron.

"Hay delincuentes para los que está naturalizado algo tan aberrante como la explotación de mujeres. Durante años en La Rosa se cometieron delitos y eso fue demostrado en el allanamiento, lo que provocó el procesamiento de Juan Cabrera. Por eso sería un despropósito habilitar en el mismo lugar al mismo titular que ya bajo otro eufemismo cometió estos delitos", indicó Schmuck.

Más temprano, y en declaraciones a La Ocho, Boasso dijo creer que "hay relaciones carnales entre el socialismo y el Indio Blanco desde hace muchísimo tiempo. Este personaje tiene protección porque contribuye a la campaña política. Es una tomada de pelo hacer bromas en un tema tan grave y en un local donde su propietario viene haciendo lo que quiere desde hace muchísimo tiempo".

Schmuck se refirió también a los problemas en los sistemas de control de la ciudad, por lo que pasa en algunos locales de la noche rosarina. "En Rosario existen muchos locales nocturnos que en la actualidad están funcionando con las mismas irregularidades con las que funciona Al Diablo. El Ejecutivo debe tener herramientas y voluntad de utilizarlas, no hace falta esperar a que se expidan otras instancias. Ante casos escandalosos, el cierre debe ser inmediato y definitivo", planteó la edila radical, quien en este tema solicitó la intervención del subsecretario de Seguridad y Prevención Ciudadana, Luis Baita.

Atento a las repercusiones por la reconversión del cabaret en un bar con amenización musical y números en vivo, Asegurado aclaró: "Lo vamos a mirar muy detenidamente, hay una historia con ese lugar con los emprendimientos anteriores y con quienes llevaron adelante los mismos, que hace que la administración esté atenta, que no se permita ninguna violación ni tergiversación a la norma".

Compartir: 

Twitter
 

El 25 de mayo, un operativo de la justicia provincial clausuró el autodenominado sexy bar.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.