CIUDAD › TRES VAGONES DE BELGRANO CARGAS CAYERON SOBRE DOS VIVIENDAS PRECARIAS

Descarriló en medio de villa Banana

El tren perdió el control porque pasó a alta velocidad, sumado al mal estado de las vías. El gobierno nacional pidió a la Justicia Federal que "de una vez por todas se dé curso a la denuncia interpuesta y cumpla con el desalojo solicitado".

 Por Claudio Socolsky

Un tren del ferrocarril Belgrano Cargas que se dirigía a Buenos Aires transportando azúcar descarriló ayer a la altura de Gutenberg y Viamonte. Como consecuencia del accidente, tres vagones de la formación cayeron sobre dos viviendas precarias, levantadas a un costado de las vías. Por el impacto, las casillas quedaron completamente destruidas pero no se registraron heridos. Sobre las causas del descarrilamiento, los vecinos descartaron que en las vías se hayan colocado troncos de manera intencional, aunque reconocieron que eso ha ocurrido en otras oportunidades. Sí manifestaron que el tren perdió el control porque pasó a alta velocidad, sumado al mal estado de las vías. En este marco, el ministro del Interior y Transporte de la Nación, Florencio Randazzo, remarcó que hace 45 días la empresa Belgrano Cargas presentó una denuncia para que se desaloje el sector de las vías en donde ocurrió el incidente. El ministro pidió a "la Justicia Federal de Rosario que de una vez por todas se dé curso a la denuncia interpuesta y cumpla con el desalojo solicitado, la situación demanda una rápida intervención".

La formación, que llevaba azúcar desde Tucumán hacia Buenos Aires, descarriló a la altura de Gutenberg y Viamonte, en el asentamiento conocido como Villa Banana, a pocas cuadras del Centro Municipal Distrito Oeste. Tres de los vagones volcaron sobre varias casillas construidas a cada lado de las vías. A pesar de la magnitud del accidente, no se registraron heridos, sólo daños materiales.

Testigos del descarrilamiento del tren señalaron a Rosario/12 que la formación venía "muy fuerte". Uno de los vagones quedó a centímetros de la vivienda de Teresa quien vive allí desde hace doce años. "Mi marido se había ido a trabajar. Yo estaba durmiendo y el ruido me despertó. Si se hubiera caído acá no estaríamos hablando", indicó la mujer. Los vecinos que la acompañaban mientras observaban el trabajo de los operarios que intentaban mover los vagones descarrillados dijeron que las formaciones "a veces pasan fuerte".

Alberto Escalante tiene 32 años y es vecino del lugar. "Eran las 8 y 20 y escuchamos un estruendo. La chica que vive en la casa que quedó destruida sale todas las mañanas a las 8 a caminar con una vecina, por eso se salvó", contó. El vecino salió al cruce de las versiones sobre un intento de robo a la formación, aunque reconoció que "otras veces han tirado cosas para pararlo, pero esta vez no fue la razón, me parece que hubo negligencia porque venía muy fuerte".

Escalante manifestó su preocupación porque los vagones que descarrilaron cortaron cables y toda la zona quedó sin energía eléctrica. "A la noche vamos a estar sin luz, y con los vagones llenos de azúcar, es una tentación", dijo el vecino. Lo cierto es que minutos después del descarrilamiento, personal policial, de vigilancia privada, y de la Guardia Urbana Municipal (GUM), se apostaron en el lugar para evitar saqueos.

Luego del accidente, Randazzo reclamó a la Justicia Federal de Rosario que "dé curso a la denuncia" que hace 45 días interpuso la empresa Belgrano Cargas y Logísticas para que se desaloje ese sector de las vías, cerca de las cuales se levantan viviendas precarias. El Ministerio informó que la empresa había presentado una denuncia ante la Fiscalía Federal Nº 3 de Rosario, a cargo de Mario Gambacorta "para que se desalojaran los terrenos aledaños a la vía" en el sector de Villa Banana, donde ayer descarriló un tren afectando dos viviendas.

A través de un comunicado, el organismo advirtió que "hasta el día de la fecha no recibió respuesta de parte de la Justicia" sobre el pedido de desalojo para evitar accidentes. Además, precisó que "desde la reestatización de la empresa en mayo pasado, se inició un proceso de recuperación de vías para volver a comunicar el ramal con los puertos".

En este sentido, explicó que "así como ocurrió con la villa 31 en Buenos Aires, se solicitó a la Justicia que se removieran las casillas que se encuentran en terrenos ocupados de manera ilegal". En cuanto a la denuncia presentada, "la empresa pidió que se interviniera de manera urgente en el desalojo de diversas zonas de esa ciudad entre las que se encuentra el sitio donde se produjo el incidente de hoy (por ayer)", agregó el comunicado.

El Ministerio precisó que "el miércoles de la semana pasada un representante legal de la Empresa Belgrano Cargas y Logística se apersonó ante el fiscal para insistir con el pedido de desalojo urgente de la zona sin obtener una respuesta favorable por parte de la Justicia".

Compartir: 

Twitter
 

Las casillas quedaron completamente destruidas pero no se registraron heridos.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.