CIUDAD › MARCHA EN DORREGO Y SAN LUIS A TRES MESES DEL ASESINATO DE JAIRO TRASANTE

Los pibes presentes, ahora y siempre

También concurrieron familiares de otras víctimas. El
padre del joven asesinado dijo que el detenido acusado
de conducir el auto, ahora es señalado como el tirador.

 Por Lorena Panzerini

Durante la marcha de pedido de justicia a tres meses del homicidio de Jairo Trasante, Eduardo -su padre- adelantó que la persona que está detenida por el crimen, como quien conducía el auto del que partieron los disparos, "fue señalado como el tirador, por un testigo ocular". Antes de comenzar a transitar las calles céntricas en una movilización que partió en Dorrego al 1000 y llegó al cruce de las peatonales, Trasante adelantó la novedad judicial que tuvo la causa por la muerte de uno de sus hijos, durante la semana pasada. "En este boliche se generó la pelea que terminó con la vida de mi hijo tres cuadras después", recordó desde la puerta del bar Chiringo, donde fue a bailar por última vez el adolescente de 17 años. "Seguimos sintiendo que fue ayer, y el dolor no se va", repitieron sus amigos, organizadores de la marcha. En la caminata, retumbaron también los nombres de Mono, Patóm y Jere -hermano de Jairo-, víctimas del triple crimen de villa Moreno. "Presentes, ahora y siempre", gritaron en cada esquina, donde se pararon a mirar vecinos, y turistas que llegaron por el fin de semana largo.

Jairo fue asesinado el 2 de febrero, en la esquina de Dorrego y Zeballos, cuando fue alcanzado por balas que partieron de un vehículo, mientras el chico se retiraba en moto con un amigo, tras una gresca dentro del local bailable. El día anterior, su familia recordaba los 25 meses de la masacre de villa Moreno, donde murió Jeremías, junto con otros dos jóvenes, víctimas de una venganza equivocada, por hechos de bala que lo precedieron.

Casi tres semanas después, la investigación judicial permitió la detención de Ramiro U., un hombre de 30 años, en la localidad de Pérez, presuntamente vinculado al homicidio. Las sospechas, hasta principios de esta semana, eran que el muchacho conducía la camionta desde la que otro hombre le disparó a Jairo, y continuaba la búsqueda del presunto tirador. Sin embargo, ayer Trasante indicó: "Estamos ante un giro con respecto a la persona detenida, quien creíamos que era solo el que conducía el vehículo desde donde partieron los disparos, pero un testigo del hecho lo señaló como el que baleó a mi hijo", dijo el hombre de fe, que perdió a dos hijos en dos años, víctimas de la violencia.

Los amigos de Jairo leyeron un poema, en Córdoba y San Martín, y plantearon: "Queremos hacer que cambie lo que está pasando en Rosario. Ahora que en el último reconocimiento se señaló al asesino, queremos una respuesta judicial ejemplificadora. El asesino está adentro, tras las rejas, y eso para nosotros es una alegría, por eso le queremos agradecer al juez Donnola", dijo uno de los jóvenes. En tanto, una de las chicas reveló que vecinos de la zona del bar Chiringo le dijeron que el local había vuelto a abrir días atrás. "Queremos que nos apoyen para que no abra más, porque la pelea que comenzó acá y terminó con la vida de Jairo, nos hizo mucho daño", dijo al recordar otro de los reclamos de la marcha, entre sollozos, al nombrar a su amigo.

La caminata con carteles que recordaron a otras víctimas de la violencia -de las que ya se contabilizan 106 en lo que va del año-, como Iván Romano, Cristian Gabriel Rodríguez, Juan Miguel Vega y Jesús Camino, fue ruidosa y llamó la atención de familias enteras que en el feriado de ayer salieron a pasear al centro; y también de los turistas que llagaron a la ciudad, que se acercaban a preguntar "qué le pasó al chico de la foto".

Al llegar al cruce de las peatonales, Trasante se esperanzó: "Queremos llegar al corazón de la ciudad, dejar un mensaje a los vecinos que pueden salir a caminar con sus hijos de la mano, en este feriado", dijo frente a referentes como Gustavo Martínez, de ATE; los jóvenes del Movimiento 26 de Junio-Frente Popular Darío Santillán, la Red Antimafia, el padre Daniel Sinieris, y representantes de Amsafé Rosario. "Hay dolores que no se los deseo ni a mis enemigos, como es la pérdida violenta de dos hijos. Y hoy quiero reclamar que no haya más padres que lloren a sus hijos", dijo el pastor, a modo de oración.

En la previa a la marcha, Trasante consideró en diálogo con medios radiales que "hay mucho más que narcotráfico en Santa Fe". Con esa frase, el padre de Jairo y Jeremías, advirtió sobre la tenencia de armas en manos de la población civil, y la "alarma" que genera esa situación.

Compartir: 

Twitter
 

"Queremos hacer que cambie lo que está pasando en Rosario", dijeron los amigos de Jairo.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.