CIUDAD › DESAPARECIERON DOS MELLIZOS RECIéN NACIDOS

Un caso de tráfico de bebés

 Por Luis Bastús

La Justicia investiga la desaparición de dos recién nacidos bajo la hipótesis de que fueron vendidos, con una pareja conocida y de buena posición económica de Casilda en el centro de las sospechas. El jefe comunal de Zavalla denunció el caso a la policía, y la parturienta hizo lo mismo ante el Ministerio Público de la Acusación, aunque ambas exposiciones difieren en algunos aspectos acerca de cómo sucedió.

El caso empieza alrededor de V., una mujer de 38 años, desocupada y pobre, que llegó desde Rosario en marzo, embarazada de 5 meses, junto con su pareja, y seis niños. "Vinimos acá esperando vivir mejor", contó ayer a Rosario/12, a condición de mantener su nombre en reserva. La familia se instaló en un lote ﷓ella asegura haberlo comprado﷓ en las afueras del pueblo, y en una casilla de extrema precariedad. El área de asistencia social de la Comuna de Zavalla tomó cartas en el asunto. Diabetes, sobrepeso y miseria, anotaron en el Samco como elementos de riesgo para seguir de cerca ese embarazo.

El presidente comunal, José Ignacio Mujica, contó que mandó a instalarle membrana impermeable al techo de la vivienda, y que se les construyó una habitación y un baño de mampostería, previo al parto en ciernes. Luego ﷓según Mujica﷓ personal del Samco le advirtió que V. se ausentó de su casa el viernes 11 o sábado 12 pasados, y que reapareció un par de días después, ya como puérpera, diciendo que había dado a luz pero que los bebés ﷓un nene y una nena﷓ habían fallecido. De acuerdo con el relato que hasta aquí brindó el jefe comunal a este diario, la mujer habría dicho primero que el parto sucedió en el policlínico Eva Perón, de Granadero Baigorria.

Pero desde este centro médico se lo desmintieron. "No estuvo ahí, nos dijeron; entonces el 18 denuncié esto a la policía, porque presumimos que quizás se trate de un caso de tráfico de bebés. Ante la fiscal (Fabiana) Prunotto esta mujer declaró entonces que un matrimonio de Casilda la había llevado en auto, y que la hizo parir en una casa de familia. Ahora ella dice que le robaron los bebés ahí, en ese momento", relató Mujica.

El caso recayó en la fiscal Lorena Aronne, de Casilda, quien ordenó cuatro allanamientos sobre la base del relato brindado por V., la madre. "La denuncia se corresponde a sustracción de menores de edad, un delito muy grave", fijó la funcionaria judicial. Hasta ahora, no hay indicios del paradero de los mellicitos. Tampoco imputados.

La mujer accedió a dialogar con Rosario/12, confundida y temerosa por haber recibido amenazas para cesar en el reclamo de sus recién nacidos. "Yo me atendía en el hospital de Baigorria, y ahí me contactó una asistente social de Zavalla, y después apareció un matrimonio de Casilda enviado por ella. Dijeron que eran de Cáritas y que me iban a ayudar, que si quería dar a mis hijos, que había gente en Casilda, que había muchas parejas que querían tener familia y no podían, me hablaron de unos amigos de Córdoba, de una sobrina en Alemania. Me decían que podía haber mucho dinero. Pero yo no quería eso. Ellos me pagaban un médico en Casilda, decían que no era necesario que siguiera yendo a Baigorria. Me venían a buscar y me llevaban a una casa particular, ahí me revisaba un obstetra, y la señora me pedía dibujos de mi hija", contó V., y en su narración identificó al profesional y al matrimonio empresario que se le presentó. El consultorio de este médico, y la vivienda de la pareja ﷓los tres muy conocidos en Casilda- fueron allanados por la policía. No obstante, la fiscal no los imputó.

La señora contó que telefoneó a la pareja recién conocida cuando rompió bolsa. "Me vinieron a buscar en una camioneta gris, y no recuerdo bien hacia dónde fuimos. Estaba confundida, pero sí alcanzo a recordar de a ratos haber tenido a mis bebés. Cuando desperté del todo estaba en (el policlínico de) Baigorria, y ella (alude a la falsa miembro de Cáritas) me dijo que habían nacido muertos, y que ellos ya se habían ocupado de todo, que me volviera, que ya tenía la casa, que ya había pasado todo. Ella tenía mi celular, y sé que de ahí mandó mensajes diciendo que los bebés habían nacido muertos. La doctora del Samco me mandó un remís para volverme a Zavalla. Ahora resulta que en el Baigorria desapareció mi historia clínica, pero yo tengo las órdenes de consulta. Ahí me conocen, no pueden mentir así. Acá hubo un gran manoseo", exclamó.

"Apenas llegué del hospital empecé a recibir amenazas. Vino la policía de Zavalla a apretar a mi marido para que no digamos nada, y después vinieron los de la comuna y entraron de prepo a mi casa y nos sacaron todo", completó.

Pese a que Zavalla es un pueblo, el caso de V. y el destino de sus bebés no ha impactado tanto como sí en Casilda, donde el renombre del obstetra y del matrimonio empresario ha generado airados comentarios en uno y otro sentido. Lo único cierto, por ahora, es que los mellisos nacieron y que no se sabe qué ha sido de ellos.

Compartir: 

Twitter
 

Intendente Mujica hizo denuncia.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.