CIUDAD › SE DESCARTó QUE LOS BEBéS HAYAN NACIDO EN EL POLICLíNICO EVA PERóN

Una clínica de Casilda en la mira

La policía secuestró documentos de interés para elucidar qué
ha sido de esos niños y dónde se encuentran hoy. En el lugar
trabaja el obstetra que atendió a la madre de los mellizos.

 Por Luis Bastús

La fiscal de Casilda Lorena Aronne encabezó ayer un allanamiento en un sanatorio privado de esa ciudad, en el marco de la investigación sobre la desaparición de dos mellizos recién nacidos y bajo la hipótesis de estar ante un presunto caso de tráfico de bebés. La policía secuestró de ese centro médico documentos de interés para elucidar qué ha sido de esos niños y dónde se encuentran hoy. Igual, la causa avanza sin imputados. La pesquisa se enfoca ahora sobre la cabecera del departamento Caseros. Es que ayer se descartó que los bebés hayan nacido en el policlínico Eva Perón, de Granadero Baigorria, en donde la víctima y denunciante es paciente regular. Allí apareció su historia clínica extraviada y las autoridades la entregaron a la fiscal. Así averiguaron que V., la madre de los mellizos, estuvo en la sala de guardia del hospital, por una consulta ajena a temas ginecológicos, el 13 de julio, el día del parto, pero ya sin su estado de gravidez.

Aronne señaló a Rosario/12 que no surgieron indicios aún del paradero actual de los hermanos ﷓un varón y una nena﷓ que nacieron el 13 de julio de una mujer que reside en la localidad de Zavalla y que denunció a la Justicia la sustracción de sus hijos a poco de nacer. Pero sí reveló que ayer por la tarde, junto con agentes de la Policía de Investigaciones de la Unidad Regional IV, y de la Policía Científica, irrumpió en el sanatorio Julián Moreno, con orden de allanamiento. Esta clínica pertenece a la seccional local de la Unión Obrera Metalúrgica, y experimenta un notable crecimiento en los últimos años, al punto de que hoy ocupa casi una manzana entera, en Moreno y Remedios de Escalada, en el centro casildense. La fiscal alegó la necesidad de preservar detalles en función de que la pesquisa prospere y se limitó a señalar que no ordenó detenciones, pero que sí "se secuestró documental de interés para la causa".

Este diario consultó a Eduardo Codino, director del policlínico Eva Perón, de Baigorria, quien abrió una investigación interna y ayer entregó a la fiscal Aronne la historia clínica de V., la parturienta, que durante el allanamiento del sábado a la tarde a ese hospital no había aparecido. "Por un error administrativo se había extraviado, algo que puede ocurrir si la piden médicos residentes para estudiar casos, como sucede en este hospital escuela. Estaba en otro servicio, pero la encontramos y se la dimos de inmediato a la fiscal. Me hubiera preocupado si no aparecía porque hubiera sido tal vez el ocultamiento de un delito. Si hay alguien en este hospital que sea responsable, que se lo investigue y vaya preso si corresponde, pero que quede en claro que no ocultamos nada, y tampoco antes fuimos citados a declarar", descargó el director.

Codino afirmó que en el policlínico "no hay datos de que el parto de esta paciente haya sido aquí, no figura en el libro de partos. Este hospital es muy grande, pero los partos están muy controlados. Es muy difícil que ocurra uno y no sea detectado; no es imposible, pero sí difícil", enfatizó.

El médico aportó un detalle que acrecienta el enigma del caso: V., la madre y denunciante, acudió al hospital de Baigorria aquel domingo 13 de julio, el mismo día en que ella refiere que dio a luz a sus mellizos, pero no estuvo internada como ella había referido. "Estuvo en la guardia por una consulta cuyo motivo no debo revelar por secreto médico, pero sí puedo afirmar que no fue un asunto ginecológico", develó Codino. Agregó que el personal que la atendió no percibió nada fuera de lo normal en V. "No sabemos si estaba embarazada en ese momento", admitió.

La protagonista tiene 38 años, pobre y con problemas de salud que configuraron su embarazo como de riesgo. Además, es madre de otros seis chicos. En marzo se mudó desde Rosario a Zavalla, ya con 5 meses de gestación. Según denunció ella misma ante el Ministerio Público de la Acusación, un matrimonio casildense se le presentó semanas antes del parto. Dijeron pertenecer a Cáritas y prometieron ayuda material. Incluso, mencionó V que le ofrecieron entregar a sus bebés apenas nacieran, algo a lo que ella ﷓sostuvo﷓ siempre se negó.

Esta pareja, relacionada con una reconocida empresa de esa ciudad distante a 60 kilómetros de Rosario sobre la ruta 33, la buscó algunas veces en su casa y la llevó a Casilda para someterla a control de embarazo con un obstetra de allí y en una vivienda particular. Este profesional atiende en la clínica que la fiscal requisó ayer. El día del parto, la pareja volvió a recoger a V. en Zavalla y la llevó a un lugar que ella no logra recordar. "Estaban con un médico que yo no conocía, que hablaba raro, como de otro lugar. Me pinchó la mano y no recuerdo más nada. Por ahí escuché llorar a los bebés. Pero cuando me acordé estaba en el hospital de Baigorria. Y la señora me dijo que los mellizos nacieron muertos. No es cierto. Yo siento que están cerca. Me los sacaron y yo quiero que me los devuelvan", remarcó V. en diálogo con este diario.

Compartir: 

Twitter
 

V. es pobre y dio una nota de espaldas a un canal de cable.
Imagen: Imagen de televisión.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.