CIUDAD › MONTENEGRO INSISTE EN EL ROBO DE SUS MELLIZOS NACIDOS EN JULIO

"Yo no estoy mintiendo"

Una mujer pobre enfrentada a los poderes de Casilda y Zavalla. Ahora quieren poner en duda que estuvo realmente embarazada.

 Por José Maggi

Liliana Montenegro, la mujer que denunció que le robaron los mellizos que dio a luz el 13 de julio, resiste a pie firme la más dura embestida en su contra: La que trata de poner en duda su credibilidad. Los actores son variados, desde Dante Binner -hermano del diputado nacional del FAP- hasta algunos profesionales de la salud, pasando por el presidente comunal de Zavalla. Pero no es solo eso: La última semana un hombre se acercó a su casa y le mostró una foto de sus dos hijos. "Estaban bien, un poco más rellenitos", dice Liliana. Le dijeron que la iban a pasar a buscar a la noche para hacerle un ánalisis. El grave hecho es investigado por la justicia, que el último viernes ordenó un análisis para definir sin ambages si estuvo o no embarazada. Para los que conocen la causa, la pericia era redundante, ya que en la causa judicial figura un nutrido número de pruebas del embarazo en curso que terminó la mañana del domingo 13 de julio en un centro de salud de Casilda con una frase: "Saquemos a esta negra porque se nos muere acá adentro", escuchó la mujer. Mientras gran parte de la sociedad del lugar apela a defender el hecho como un caso de "adopción consentida".

La hermana Martha Pelloni había denunciado que "durante el embarazo llegaron a su casa Andrea Novello y su marido se presentaron como enviados de Cáritas para ofrecerle ayuda. Así la trasladaron unas diez veces a la finca de Dante Binner donde la recibía de traje y el Dr. Calcaterra la revisaba. Siempre había un grupo de gente cuenta Liliana. También era llevada a la salita donde una Asistente Social le pedía que dejara los niños cuando nacieran porque ella no los iba a poder criar".

Liliana Montenegro recibe a Rosario/12 en el ingreso de su casa. La charla se construye con una sencilla puerta de madera gastada en medio de las voces. La mujer aun está cansada por el trajín del último viernes, tras el viaje a Córdoba, donde fue en compañía de Liliana Loyola, miembro de la red Infancia Robada, que lidera Martha Pelloni. Mientras el estado provincial se ha mostrado ausente en el apoyo a la mujer.

-¿Cómo vivió esta última pericia a la que fue sometida?

-El cuerpo no miente y yo no estoy mintiendo, pero todo esto es una inmundicia, de poder y de dinero, y yo soy una pirincha como me dicen, así que pido por favor que me devuelvan a mis bebés, que se llaman Valentín Alejandro y Aurora Alexia.

-¿Cómo vivió esta ultima semana?

-He estado con miedo y terror, miedo a esconderme, pero creo en las fiscales que me están ayudando, mientras el gobierno se hizo a un lado, Pero yo pido que aparezcan mis hijos, no reclamo nada más.

-Usted le contó a las fiscales que estuvo en una quinta en las afueras de Casilda que pertenece a Dante Binner.

-(Asiente con su cabeza, pero aclara): Prefiero mantenerme en silencio por miedo. He tenido amenazas durante este mes y medio en que nacieron mis hijos.

-El doctor Dante Binner dijo que era imposible que usted tuviera ahora hijos por parto natural porque ya había tenido hijos por cesárea...

-Pero los tuve. Tengo un nene de once años, una nena de seis años y los bebés, todos nacidos por parto normal. Aunque a los bebés me los sacaron como si fuera una vaca pariendo a los tirones.

-¿Es la primera vez que tiene hijos mellizos?

-No, pero de eso prefiero no hablar.

-¿Lo conoce al doctor Calcaterra?

-Sí, fue el médico de partos anteriores. De estos dos chicos últimos, no me asistió en el parto solo controló el embarazo y él me dijo que debía ir a cesárea porque era muy arriesgado para mí. Finalmente decidieron sacármelos así.

-¿Qué sintió cuando le escuchó decir por los medios que usted no podía estar embarazada?

-Sentí impotencia porque ven que soy una desgraciada y ven que no me puedo defender y se abusan, pero bueno confío en las fiscales y la gente que me está acompañando, y en la hermana Martha Pelloni. Además sentí vergüenza cuando escuché hablar a ese médico forense las cosas que dijo de la monja. No tiene fundamentos lo que esta diciendo porque nunca me revisó.

-¿Dónde piensa que están sus dos hijos?

-Fuera del país, no se si los vendieron. No quiero hablar de ese tema porque después inventan cosas. Lo que digo es que tuve dos bebés en la clínica de la UOM en Casilda. Y fue en un consultorio común, no en una sala de parto. No sé quien es el doctor, pero si lo reconocería. Es un hombre que no es viejo ni joven. Nunca lo había visto antes. Recuerdo que después del parto me agarró un ataque de presión y me terminaron llevando al hospital de Baigorria (Eva Perón) por eso pienso que se perdió mi historia clínica donde contaba mi embarazo. Esto es anormal.

-Un estudio del hospital Centenario que trajo el doctor Citadini dice que usted tiene las trompas ligadas.

-No es verdad, nunca me las ligué. Pero al doctor lo conozco.

-¿Como actuó el presidente comunal de Zavalla Ignacio Mujica?

-Creo que no debería hablar sobre cosas que no le interesan, porque ahora buscamos a mis hijos, no escarbar en mi vida anterior. Me da vergüenza que sea el intendente de Zavalla, a pesar de que me ayudó.

-¿Mujica le prometió algo con lo que no cumplió?

-No. Me hizo la casa en una semana, y me vio embarazada, por eso me la hizo. Si no me hubiese visto embarazada, no me hubiera hecho la casa por acción social.

-¿Y qué pasó que se pelearon?

-No me peleé, sino que me dio vergüenza lo que anda diciendo esta persona que dirige el pueblo. Siento indignación, impotencia y vergüenza ajena por Mujica.

-¿Por qué le hizo esta casa Mujica?

-Porque lo fui a ver porque estaba embarazada de grande, y estaba enferma, junto con mi hija con quien vivía en un rancho de chapa.

Compartir: 

Twitter
 

Liliana hablando con Rosario/12 ayer frente a su humilde vivienda en el ingreso de Zavalla.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.