CIUDAD › RATIFICAN LA PREVENTIVA DE HECTOR RIQUELME POR EL CRIMEN DE MERCEDES DELGADO

Debe continuar preso hasta el juicio

La defensa del imputado --que estuvo 20 meses prófugo--
habló de "exceso de legítima defensa" pero la fiscalía
lo rechazó. La jueza Luratti confirmó la prisión.

 Por Lorena Panzerini

La Cámara Penal confirmó la prisión preventiva de Héctor Daniel Riquelme, que llegará a juicio acusado por el homicidio de Mercedes Delgado, la militante social de barrio Ludueña, asesinada en 2013. El imputado está procesado desde diciembre como el autor material de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego", contra la cocinera de 51 años del Centro Comunitario San Cayetano; y por la tentativa de homicidio (con participación de su hijo menor de edad) contra los integrantes de la banda con la se enfrentó a tiros la tarde del 8 de enero de 2013, en Bielsa y Garzón. Ayer, la defensa del imputado alegó que el hecho fue "un exceso en la legítima defensa", porque la banda contraria le tiroteó la casa; pero el fiscal Guillermo Camporini y el querellante Ricardo Lamas (del Centro de Asistencia Judicial) apuntaron a que se intentó hacer una "justificación" del atroz crimen de la mujer que salió a la calle a buscar a su hijo menor cuando recibió las balas; y apuntaron a que el acusado estuvo prófugo 20 meses.

"Estoy contento, compañeros, porque se mantiene el estado de prisión de Riquelme. Me temblaban las piernas en la audiencia, pero la Mecha (como le decían a Mercedes) va a tener justicia", dijo Juan Ponce, hijo de la víctima, mientras una manifestación lo aplaudió en la puerta de Tribunales, con banderas que alentaban: "La Mecha sigue encendida".

Durante la audiencia, el abogado de Riquelme, Rodrigo Mazzuchini, planteó que la jueza de Instrucción Patricia Bilotta tuvo "una mirada errónea" cuando procesó al acusado, y cuestionó la figura penal por la que fue acusado. "Riquelme fue atacado por los hermanos Ferriol y Piedrabuena ese día, y también el día anterior. Por eso hablamos de una legítima defensa, que luego se convirtió en un exceso de la misma. Por eso decimos que la apariencia de responsabilidad no es por un homicidio simple, así que la prisión preventiva es excesiva", dijo el letrado frente a la jueza Carina Lurati, durante la audiencia oral de ayer.

Por su parte, el fiscal Camporini discrepó con esos dichos. "No se da esta legítima defensa con justificación en el exceso. Hay testimonios muy claros que apuntan a que hubo un primer tiroteo en la calle, pero en un momento terminó. Fue ahí, cuando Ferriol se retiraba, que Riquelme comenzó a tirar y le dio a Mercedes. La pena será alta", dijo. Los querellantes se agraviaron también porque el acusado "estuvo prófugo un año y ocho meses, por lo que sí hay peligrosidad procesal", dijo Lamas.

En este caso, la pena en expectativa va de los diez a los 25 años de prisión, por lo que la jueza ratificó que espere el juicio tras las rejas, y consideró que la cuestión de la figura penal deberá discutirse en el juicio.

La tarde del crimen, Riquelme se encontraba en su casa de Bielsa 6049 junto con otras personas entre las cuales se hallaba un menor de edad, desde allí disparó contra David Ferriol, Ramón y Jonatan Piedrabuena, quienes se encontraban en la esquina de Garzón y Bielsa, "todo con el propósito de darles muerte", rezaba el fallo de procesamiento de la jueza Bilotta, de diciembre pasado. Uno de los disparos impactó en el cuerpo de Delgado, quien caminaba por calle Bielsa al 6100.

En la investigación, una decena de testimonios apuntaron a Riquelme. Según el fallo, "habían sido Mauro, Daniel y Matías Riquelme, apodado Guadaña", los que se enfrentaron con los Ferriol y Piedrabuena. Esas versiones dieron cuenta de que el día anterior a lo sucedido, hubo un incidente similar con las mismas personas.

Sin embargo, la tarde que mataron a Mercedes, muchos testigos apuntaron a que "solo Daniel Riquelme estaba tirando en el momento que ella cayó al suelo". Otro testigo dijo que Matías Riquelme "le entregó el arma a su padre", antes de que tirara, por lo que la querella pidió que el joven sea acusado como partícipe del hecho.

Riquelme fue detenido el 25 de septiembre pasado por la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) en la ciudad de Santa Fe, tras permanecer más de 20 meses prófugo de la Justicia.

Compartir: 

Twitter
 

El hijo de Mercedes Delgado, Juan Ponce, se manifestó conforme con la decisión de la jueza.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared