CIUDAD › MAS DE 15 MIL PERSONAS SE MOVILIZARON AYER EN LA CIUDAD

Ganar la calle para ser escuchadas

"Que 20 mujeres hayan sido asesinadas en estas dos semanas, con tanta crueldad, da cuenta de que esto era lo que había que hacer: estar en la calle y llevar la lucha ante toda la ciudad, contra el machismo", fue la definición clara de las organizadoras.

 Por Lorena Panzerini

Una multitud ganó la calle anoche, bajo la llovizna persistente, para gritar "ni una menos, vivas nos queremos"; "¡basta de femicidios y violencia machista!". El primer paro nacional de mujeres, lesbianas, bisexuales, travestis y transexuales contra el flagelo que mata a una mujer cada 28 horas en el país, por el solo hecho de ser mujer, fue histórico. Temprano, entre las 13 y las 14, la huelga consistió en un ruidazo en los lugares de trabajo; y, hacia la tarde, desbordó la Plaza del Foro y las escalinatas de los Tribunales provinciales, con alrededor de 15 mil personas que gritaron "presente" tras le nombre de cada una de las mujeres y niñas asesinadas. La convocatoria tenía como consigna vestir de negro en todos los lugares donde las mujeres concurren a diario, como un modo de visibilizar el luto por los crímenes machistas como el de Lucía Pérez, de 16 años, en Mar del Plata, que fue drogada, violada y empalada. También se recordaron a Guadalupe Medina, Chiara Páez, Vanesa Celma, Sandra Cabrera, Irma Vega, Dayana Capacio, Florencia Corvalán, Rosa Silva, Graciela Príncipe, Paula Perassi, Ana María Acevedo y muchas más.

"No es que el mundo haya dejado de girar, sino que quizás empiece a girar distinto", fue una de las frases que empezó a leerse en las redes sociales, tras el primer paro nacional de mujeres, que hizo historia y que trascendió las fronteras, con repercusiones en México, Chile, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Perú y Uruguay.

Por la tarde, el reclamo fue contundente: miles de mujeres y varones soportaron la lluvia y salieron a la calle. Incluso, muchas personas que no se sienten identificadas con ninguna bandera marcharon de manera paralela, sobre bulevar Oroño, desde Santa Fe a Pellegrini. Era casi imposible tratar de descifrar cuántas cuadras contenían la marcha por el fin de la violencia machista, los femicidios, por el aborto legal, seguro y gratuito, por más presupuesto para aplicar la ley nacional contra el flagelo y por la emergencia nacional en violencia de género.

"Cuando una mujer avanza, ningún hombre retrocede"; "Ni una mamá menos" (en las manos de un niño); "basta de odio contra las mujeres"; "se va a acabar esa costumbre de matar"; "contra las políticas de ajuste"; "soy lesbiana y qué"; "más presupuesto a la ley", "basta de matarnos, quemarnos, violarnos", fueron algunas de las consignas inscriptas en carteles.

En Tribunales, la bandera de NiUnaMenos se extendió a lo largo de las escalinatas y los autoconvocados comenzaron a llenar calle Balcarce y la Plaza del Foro. Desde arriba de la explanada, Liliana Leyes, secretaria de Género de ATE planteó: "Esta es la sociedad en la calle, planteando que vivas nos queremos. Que 20 mujeres hayan sido asesinadas en estas dos semanas, con tanta crueldad, da cuenta de que esto era lo que había que hacer: estar en la calle y llevar la lucha ante toda la ciudad, contra el machismo. Estamos muy orgullosas, porque si bien el movimiento de mujeres es el que está haciendo esto, es la sociedad entera la que está diciendo basta de matar a las mujeres".

Otra de las convocadas saludó que "mucha gente marchó al lado de la columna, porque quizás no las representa ninguna bandera, pero eso da cuenta de lo genuino que es el reclamo. Así como la sociedad se hace parte de esto, esperamos que lo escuchen los gobiernos".

Entre cánticos, la abogada Susana Chiarotti, de Insgenar, señaló que "hay una sensación de hartazgo e impotencia, de decir basta de promesas fáciles, que no pasan de la letra de los textos, a los hechos. Hay cansancio de que se designen monedas para cuidar nuestra seguridad, que nos tomen el pelo. Para nosotras es importantísima la prevención, pero el hecho de que haya impunidad en estos Tribunales significa multiplicación de casos similares, porque no hay sanción ni castigo y permite a los demás seguir matando. Esa parte de la prevención, los jueces no la están viendo. También el Ejecutivo tiene mucho que hacer, como asignar presupuesto".

Indignada, Marta Pérez, de Mujeres de Negro, lamentó que según las cifras que contabilizan como organización, "en Santa Fe hay 20 femicidios y 8 son de Rosario, en lo que va de 2016; mientras que a nivel nacional, en octubre se dio un femicidio cada 16 horas: prácticamente el doble de la media nacional. Lo peor es que este recrudecimiento de casos se dio después del Encuentro. Es como un mensaje aleccionador a las mujeres, que se queden quietas. Evidentemente, la voz de las mujeres molesta".

Majo Geréz, de Mala Junta (Patria Grande), se manifestó sorprendida con la cantidad de personas que se autoconvocaron. "Venimos demostrando desde hace años que el movimiento de mujeres y diversidad es el más dinámico del país, no es casual que el último Encuentro Nacional de Mujeres haya sido el más masivo en su historia. Somos protagonistas, tanto en las calles rosarinas como en las del país, de este primer paro nacional, que repercutió en otros países. Nos siguen matando a mujeres, travestis y trans, que seguimos teniendo las peores condiciones de vida, pero también somos más las que ocupamos las calles para interpelar con masividad. Estamos convencidas que la lucha será hasta que haya ni una menos. El 'vivas nos queremos' es un grito que hoy se está escuchando en todo el continente, y somos las protagonistas".

Tras marchar más de 14 cuadras bajo el agua, la subsecretaria de Políticas de Género de la provincia, Gabriela Sosa, se manifestó conmovida: "Esto nos interpela como Estado".

De la movilización participaron organizaciones de mujeres, pero también estudiantiles, sociales, de derechos humanos, partidos políticos y sindicatos como CTA, Amsafé y Prensa (SPR), entre otros. Si bien no se acordó anoche la lectura del documento del Colectivo #NiUnaMenos, muchas mujeres dijeron sentirse identificadas con la interpelación que planteaba éste a nivel nacional. "Nosotras paramos: contra los que nos quieren parar".

Compartir: 

Twitter
 

Miles de mujeres y varones soportaron la lluvia y llegaron a la plaza del Foro.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared