CIUDAD

Por "falta de respuestas", los piquetes volvieron a las calles

"La gran mayoría sufre un estado de desesperación porque no encuentra un ámbito que les responda", dijo un dirigente gremial al explicar el malestar de números vecinos de barriadas.

 Por José Maggi

Rosario vivió ayer otra jornada de piquetes en 14 puntos de la ciudad, aunque con menor intensidad que la del jueves, y variables según el correr de las horas. La protesta fue disparada por "la falta de respuestas", o el lisa y llanamente por la "falta de credibilidad en que la ayuda llegara", según argumentaron los propios vecinos y sus dirigentes barriales, los cortes se repitieron en San Martín y Circunvalación, Mendoza al 9900 y al 9600 (barrios Floresta, Unidos y Tango) en Eva Perón al 5500 protagonizado por habitantes de Ludueña Norte, en Provincias Unidas y bulevar Seguí por parte de vecinos de La Lagunita, en Avellaneda y 27 de Febrero con vecinos de Villa Banana, en Oroño y Seguí, en avenida Francia y Garibaldi, en Ayacucho y Uriburu, y en Uriburu y Flamarión.

Gustavo Martínez, de ATE, advirtió que "hay una parte de los vecinos daminificados que tienen algún tipo de relación con organizaciones sociales que han canalizado a través de las mismas sus reclamos, pero la gran mayoría sufre un estado de desesperación porque no encuentra un ámbito que les responda. Incluso aquellos que han sido censados se nota una credibilidad cero".

Martínez se quejó por "la lamentable reunión que mantuvimos ayer con Agustín Ortiz, del Ministerio de Gobierno, que no nos dio respuesta a nuestros planteos que básicamente apuntaban a la presencia de la Gendarmería, sobre la que queríamos saber a pedido de quién había llegado a la ciudad, y a quiénes se reportaba esta fuerza nacional. La otra cuestión era las instrucciones precisas que les han dado las fuerzas de seguridad, y en qué condiciones están participando".

"Ayer (por el jueves) -agregó- la policía les impidió ingresar a una escuela a varias compañeras docentes, que iban a ayudar a contener el drama que se estaba viviendo. Son cosas que parecen menores, pero sabemos que la situación se está agravando y es fundamental saber con qué armamentos han salido a la calle y cuáles son las instrucciones que se han dado desde el Ministerio de Gobierno. Pero la única respuesta fue una posible reunión posterior porque Ortiz dijo que el tema no lo manejaba".

Claudio Cejas, del Movimiento Teresa Vive, relató que "desde el miércoles a la noche que estamos frente al Distrito Oeste, para exigir respuestas pero nos encontramos con que no había ninguna. Así que la gente decidió cortar la calle. Después parte de la gente se la trasladó al Batallón 121, pero otros no quisieron irse por miedo a perder lo poco que les quedaba".

Según Cejas "la situación en el barrio no es fácil, es dura. Anoche (por el jueves) mantuvimos un corte en Villa 21, y recién el viernes a la mañana apareció gente del municipio con cuatro empleados que comenzaron a recorrer el barrio".

El dirigente del MTV sostuvo que "la gente ayer permaneció cortando frente al Distrito Oeste, aunque también hubo cortes en Pellegrini y Lima, asi como al frente de los Cines Village en Córdoba al 5500 y es porque no hubo ninguna respuesta".

Según el dirigente del Teresa Vive, "el aguinaldo piquetero, se hace ahora indispensable luego de esta catástrofe para poder pasar las fiestas como corresponde".

Compartir: 

Twitter
 

Pellegrini y Lima, una de las esquinas que fue cortada por un grupo de piqueteros. "El aguinaldo piquetero, se hace ahora indispensable luego de esta catástrofe".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.