CIUDAD

A puertas cerradas, la UNR ya tiene el cronograma electoral

Los consejeros deliberaron en el salón de Los Espejos con las puertas de la sede de Gobierno cerradas y con mucho personal de seguridad controlando el ingreso. Gimbatti sigue hasta mayo próximo.

 Por Alicia Simeoni

En la que fue la última reunión del año, el Consejo Superior de la UNR sesionó de manera contraria a la propia esencia de la vida universitaria: la reflexión, la apertura hacia nuevas ideas y el debate con vistas a la profundización democrática. La sede de Gobierno, en Maipú 1065, tuvo cerradas sus puertas principales mientras el ingreso era permitido por entradas laterales con una fuerte custodia de personal no docente de la sección Resguardo Patrimonial. Las distintas lecturas de esa jornada y de la situación institucional se enfrentaron ayer en discursos que fueron desde la justificación para garantizar el funcionamiento administrativo que planteó el vicerrector en ejercicio del rectorado, Aldo Gimbatti, a la calificación de "lamentable y negativa" que hizo el decano de Ingeniería, David Asteggiano, mientras que desde la conducción de la Federación Universitaria de Rosario se vio la decisión como un avance en el carácter "antidemocrático, no público y casi privado" de como se maneja el gobierno universitario regional. Se aprobó el cronograma electoral 2007 para la designación de los representantes de los distintos claustros, Gimbatti se queda al frente de la universidad, no habrá asamblea para discutir la conducción de la transición y en mayo será la elección del nuevo rector. La continuación de la sesión del Consejo Superior que había pasado a cuarto intermedio el pasado martes se hizo en el salón de Los Espejos con las puertas de la sede de Gobierno cerradas y con mucho personal de seguridad. Esa custodia impedía el ingreso numeroso a la sesión y los estudiantes que querían seguir las alternativas debían entrar por una puerta lateral a la zona de la que fue el bar del viejo Hotel Italia donde se instaló una pantalla como ya lo había anunciado Gimbatti.

Por supuesto las lecturas del día fueron disímiles. Para Gimbatti "en ningún momento se sesionó a puertas cerradas. Todo el público podía ingresar al salón norte (el de la pantalla). Esto no fue una sesión reservada ni a puertas cerradas y el presidente de la FUR pudo expresar sus pensamientos. Esa decisión se tomó porque en la última sesión el público impidió mediante violencia verbal y aun casi física que se continuara con la reunión".

Para el decano de Ingeniería fue "lamentable y muy negativo que la universidad funcione de esta manera", para él se llega a esa situación por las decisiones tomadas respecto a como atravesar la transición y que se resolvió de una manera "que no es representativa y no tiene legitimidad". Asteggiano se refiere a que no se hizo la asamblea para que sea esa instancia la que resolviera la crisis institucional a partir de la muerte del ex rector Ricardo Suárez. "Lo adecuado hubiese sido hacer esa asamblea en septiembre pasado, buscar un consenso para la transición y en mayo próximo el proceso electoral". Para Asteggiano hay mucha gente que siente que se está en una etapa de total ilegitimidad.

Desde la FUR, los copresidentes Andrea Silva y Fernando Rey denunciaron que ayer se sacó a empujones a uno de los consejeros estudiantiles, el alumno de Económicas Marcos Koffman "porque un hombre de Resguardo Patrimonial no lo reconoció, qué atribuciones tienen estos custodios. Se avanza en el carácter antidemocrático y con cada paso que dan fortalecen nuestro planteo acerca de que no todas las partes están reflejadas en el Consejo Superior y que hay una subrepresentación del movimiento estudiantil, de 36 consejeros sólo hay 8 alumnos".

En la reunión de ayer tres de esos consejeros estudiantiles no firmaron el acta, el propio Koffman, Mario Bortolotto y Sebastián Artola y el presidente de la FUR planteó la preocupación por el avance de un proceso de universidad "de cara hacia adentro" y dijo que la gestión de Gimbatti tomó la definición política de quedarse hasta mayo "lo que les permitirá tener mejores condiciones políticas para cuando se hagan las elecciones. Estamos hablando del manejo de la caja, de los cargos políticos y no docentes que se hace desde la sede de Gobierno que acumula una enorme cantidad de cargos que forman parte del clientelismo político y no de recursos para las facultades".

La investigación sumaria que Gimbatti anunció que había dispuesto en relación con la denuncia de la FUR sobre la agresión que recibieron dos alumnas en la jornada del pasado 16 de noviembre, no llenó tampoco las expectativas de la federación que pide el deslinde de responsabilidades en cuanto a "si hubo instrucciones precisas desde el rector para que se garantizara el orden recurriendo a los golpes y el maltrato".

Compartir: 

Twitter
 

El vicerrector en ejercicio del rectorado, Aldo Gimbatti justificó los cambios. Uno de los consejeros estudiantiles, Marcos Koffman, fue sacado a los empujones.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.