CIUDAD › EMPRESA COMPRA ENERGIA Y LA REVENDE A COMERCIOS

La luz más cara de la Terminal

 Por Claudio Socolsky

El concejal y candidato a intendente por el ARI-Coalición Cívica, Carlos Comi, denunció ayer la existencia de una empresa mayorista, denominada Electriker SRL, que le compra energía a la EPE, y a su vez la revende a los comercios que funcionan dentro de la Estación Terminal de Omnibus Mariano Moreno, presentando facturas -que se deben abonar mensualmente-donde no se detallan cuestiones fundamentales que tienen que ver con el consumo; como por ejemplo, el costo del kilovatio. Esta situación irregular llevó al edil a solicitar un pedido de informes para conocer el modus operandi de la empresa. Comi manifestó que "presentamos un pedido de informes porque los comerciantes, que están obligados a contratar con esta empresa, manifestaron que tienen la sensación de estar pagando la energía mucho más cara".

En una reunión que el concejal Comi mantuvo hace unos días con los maleteros que trabajan en la Terminal de Omnibus Mariano Moreno, para interiorzarse sobre su situación laboral, el candidato a intendente por el ARI-Coalición Cívica se encontró con otro fuerte reclamo; en este caso, el que le hicieron los propietarios de algunos comercios que funcionan dentro de la Terminal, relacionado con el pago de la energía que consumen en sus negocios.

De esta manera, el concejal pudo advertir, en principio, una serie de irregularidades en las boletas de electricidad que le mostraron los comerciantes. "Al ver las boletas, noté que se registran fuertes fallas -describió Comi- ya que no aparece información que tiene que ofrecer, por principio constitucional, a cualquier usuario de servicio público. Entre otras cosas, por ejemplo, no figura cuánto es el valor del kilovatio".

El concejal precisó que la empresa "recibe la electricidad y funciona en la Estación Terminal de Omnibus como una distribuidora interna, que luego les envía las boletas a los comerciantes. En este sentido, hay que hacer la aclaración que ellos están obligados a contratarla, ya que hasta los locales la EPE no llega. Los comerciantes no tienen acceso a los medidores".

Según el edil del ARI, "la falta de información en las boletas y otras serie de irregularidades nos llevaron a presentar el pedido de informes para conocer cuál es el marco legal. Porque si bien existe la relación, que lleva varios años, no la encontramos en el marco normativo".

De todas maneras, Comi aclaró que "uno puede comprar energía mayorista", pero en este caso particular, el edil remarcó que "queremos saber si esto representa algo positivo o negativo para los comerciantes; porque si pagan un precio menor, entonces se justificaría, pero por lo que me manifestaron, ellos no solamente tienen la sensación que están pagando la energía más cara, si no que no tienen claro cuáles son los costos que pagan".

En una recorrida por la Estación Terminal Mariano Moreno, Rosario/12 pudo comprobar que en las facturas mensuales presentadas por la empresa Electriker SRL, con domicilio en Presidente Roca 1564, se detalla la lectura del consumo anterior y el actual, como así también un ítem que figura como Tarifa UC3, pero en ningún lado figura el costo del kilovatio. Lo que sí pudo comprobarse es que un kiosco pequeño, que no necesita consumir demasiada electricidad, abona 230 pesos por mes; mientras que uno de los bares paga entre 900 y 1.000 pesos mensuales; cifras que se duplican en los meses del verano. En este sentido, las quejas fueron unánimes, y los comerciantes indicaron que, comparado con negocios similares que tienen su servicio contratado con la EPE, en la Estación Terminal Mariano Moreno están abonando cifras muy superiores.

Inclusive, los pocos comerciantes que intentaron modificar esta situación irregular, y que en su momento se acercaron hasta la EPE con escribanos para intentar comparar el costo del servicio, no recibieron demasiadas respuestas. Tampoco tienen mayores expectativas por las gestiones de los funcionarios municipales que está a cargo de la Terminal. Ante los insistentes reclamos, a principios de año les prometieron realizar algunos peritajes, pero todo quedó en la nada.

Además, la mayoría no inicia otro tipo de acciones, porque tienen un justificado temor ante las posibles represalias que pudieran sufrir en el mantenimiento del servicio, que los dejaría inexorablemente sin luz para poder funcionar, ya que ante el menor inconveniente que se les presente no pueden llamar a otro técnico que no sea el que brinda la empresa Electriker SRL, porque no tienen acceso a los medidores.

En relación a los pasos a seguir, una vez presentado el pedido de informes sobre esta situación irregular, el concejal Comi indicó que ahora "hay 30 días para que responda el Ejecutivo".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.