soy

Viernes, 6 de noviembre de 2009

TODXS SOMOS TRAVESTIS

Campamento travesti

 Por Diana Sacayán*

Que se entienda: nosotras no estamos en contra de la Marcha del Orgullo oficial. Y nuestra idea de hacer un acampe en Plaza de Mayo en lugar de marchar con el resto tiene que ver con la existencia de un discurso hegemónico que invisiviliza al colectivo travesti, y que a nuestro entender se filtra en la convocatoria de la Marcha. Pero no por eso queremos confrontar sino darle un sentido más amplio al lema que nos moviliza: ¡Todxs somos travestis! Las organizaciones que convocan al acampe son: Alitt (Asociación de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual), Mal (Movimiento Antidriscriminación de Liberación) y Futuro Transgenérico, entre otras. Y nuestra idea es comenzarlo el viernes 6 a las 21 horas y seguirlo hasta el final de la Marcha, o hasta el otro día, según lo que decida la mayoría. Habrá números artísticos, performances, muestra de videos sobre la problemática de la comunidad travesti y debates sobre el tema. Así, buscamos neutralizar la carga de frivolidad y mercantilización que tiene la Marcha y hacer oír nuestras voces para poner de manifiesto la dura realidad cotidiana que nos toca. Una realidad en donde las travestis tenemos una expectativa de vida que no excede, en la mayoría de los casos, los 32 años; en la que el 60 por ciento no terminó la escuela primaria y sólo el 8 por ciento pudo finalizar el colegio secundario; y en la que el 90 por ciento vive en situación de prostitución, lo que está imbricado, obviamente, con las serias dificultades que tenemos para acceder al mercado de trabajo. Lo que pretendemos, entonces, es radicalizar ese espacio de protesta que también es la Marcha, y exigirle al gobierno nacional y a las provincias una política que ponga fin a la segregación y a la discriminación que sufre el colectivo Glbtti y en especial las travestis. A nuestro entender, las políticas de integración que pueden verse en la lucha por conseguir una ley de matrimonio para parejas del mismo sexo representan un progreso para una minoría de gays y lesbianas, y nos moldean en una asimilación silenciosa con el sistema heterosexista en el que vivimos. Nosotras y nosotros bregamos por una libertad de elección y rechazamos que instituciones del Estado, la Iglesia o la Justicia impongan, reglen y delimiten nuestra sexualidad, nuestras vidas y nuestros géneros. Nuestra agenda no es la de la unión civil o la del matrimonio, porque ¿para qué nos vamos a casar si nos morimos a los 32 años? De lo que se trata es de marcar una diferencia con ese discurso pero, sobre todo, de luchar contra la indiferencia de la sociedad y del Estado argentinos. Por eso los invitamos a todas y todos a compartir este acampe con nosotras.

*Coordinadora de Mal (Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación).

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.