soy

Viernes, 15 de enero de 2010

¡EPA!

Con esa boquita

Lizzy es pequeña, suave y peluda. Este último es uno de los atributos de los que más se jacta este ser adorable que con su voz de pito se declara la mejor muff muncher que se puede encontrar. La traducción literal para muff muncher no suena exactamente bien: masticadora de vello púbico, pero debe ser por eso que cada vez que se llama de ese modo, Lizzy the Lezzy —Lizzy, la pequeña lesbiana— suelta una risita apropiada para su tamaño diminuto. Claro que también suele soltar todo tipo de invitaciones, por ejemplo, a sentarse sobre su inocente carita para averiguar el porqué de su fama. O puede relatar el intercambio que hizo con Papá Noel la última Navidad, cuando aceptó afeitarse su larguísimo y enrulado atributo para que el gordo pudiera teñirlo y disimular la creciente alopecía. O sea que ya saben de donde viene la longa cabellera del señor de los regalos. A Lizzy la guarra se la puede ver por My Space o YouTube recorriendo el imaginario de las lesbianas, contestando a quienes creen que todo lo que una necesitaría para cambiar sería “una larga pija adentro” —jura que tiene atributos y juguetes suficientes para “darles por culo”—, confesando el momento en que metió su lengua por primera vez en la boca de una chica y cómo esa experiencia la hizo soñar con bocas más oscuras. Lizzy hace furor en la red con sus brevísimos stand up de no más de dos minutos y con guarangadas prometedoras que en algún capítulo hasta se pueden escuchar en un castellano vía México en el que desglosa todas las nuevas palabras que aprendió para decir siempre lo mismo: pussy, pussy, pussy. La traducción, mejor buscarla en el diccionario.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.