soy

Viernes, 9 de julio de 2010

LUX VA > AL FESTIVAL “¡SI QUIERO!”

Amor, amor, amor

Mentiríamos si dijéramos que nuestrx cronista estrella soñó alguna vez con el matrimonio, ¿pero acaso hay que querer casarse para exigir que quienes quieren puedan?

Un gran busto dorado de Evita con el rodete casi tan tirante como lo tenía en vida la jefa espiritual está acompañado de flores y una placa que reza “quiero ser la esperanza”. Hace meses que el debate por el matrimonio me tiene entregadx en cuerpo y alma, así que beso mi mano y la apoyo sobre la frente de la mujer más incansable que hubo sobre la Tierra para que me renueve fuerzas en la recta final. De Paquito Jaumandreu no veo fotos, así que tomo nota mental para avisarle al compañero Víctor Santa María que el edificio del Suterh le debe hacer su busto, o mejor dos, más a su gusto.

Además de peronista, el club del sindicato es divino. Mosquito Sancineto lleva adelante el programa como un crooner transgénero: es un maratón de artes plásticas, música, proyecciones, cortos y, sobre todo, de lecturas. Lecturas de cartas de amor. Arte-arte-arte, como me grita siempre la Minujín, para levantar el ánimo de tropa. Han sido meses cansadores para todxs y estamos esperando que lxs senadorxs no decepcionen al pueblo.

Pero llegan Los Amados y me revientan el corazón latino de un bolerazo. Ellos sí que quieren, quieren hablar de su especialidad: el amor. “Bésame, bésame mucho que tengo miedo a perderte después...”. Corto las mieles románticas y pienso en lxs senadorxs, ellxs tal vez sean mis amadxs el 14 de julio. Aunque tengo miedo de perderlxs, más después de la caída en desgracia de la comisión que dirige la Negre. Esa sí que no le hace honor a su nombre, si fuera negre de verdad, como unx, no dudaría en darle al pueblo lo que es del pueblo que el pueblo se lo ganó en la cama y en las plazas, ahí donde hacemos la revolución constante y sonante y no porque hablemos de dinero —que no somos una sociedad anónima, por diosx—. Por suerte, dos chicas con larguísimos vestidos de novia se abren paso entre la multitud para sacarme de mi poroteo mental de votos. Avanzan juntas con abrazos rítmicos y delicados, quiero meterme a nadar entre sus tules, sacarles el ramo, comerme las flores, decirles sí quiero, a cada una de ellas y después a las dos juntas.

Llegan unas tras otras las estrellas que me sacan del ensueño con su brillo: son Luisa Kuliok, Víctor Laplace, Catherine Fulop, Sofía Gala Castiglione, Daniel Hendler, Natalia Lobo, Claribel Medina ¡Por Dios, esto explota!, pensé. Cada uno traía su cartita de amor. Me ato las manos para no tirarme sobre la Fulop, tocar sus glúteos de acero fitness y quedarme a dormir ahí ¡qué chévere! Me concentro en las cartas, algunas tan devastadoras y reales que me dejan en carne viva y algunas lágrimas caen sobre mi camisa leñadora (sí, a veces luxo camisa leñadora ¿y qué?).

La programación avanza y aparece la enorme melena lésbica de Claudia Puyó. Guitarra en mano y vozarrón en el pecho, todos nos sentamos como al fogón y cantamos con ella. Sí quiero irme con ella por una ruta al oeste, con nuestras camisas abiertas y lejos de todo, con la ley o fuera de ella. Pero le sigue otro hembrón, que atormenta mi imaginación: es la Mihanovich. Cierra a capella con “Soy lo que soy”, como debe ser. Entonces me toco mi propio tambor y avanzo hacia la salida. Pienso que sí quiero que la corporación política avance sin miedo a las presiones eclesiásticas. Sí quiero que todos los años de militancia desemboquen en una ley para todos. Sí quiero que reine en el pueblo el amor y la igualdad. Evita me guiña un ojo antes de salir y sé lo que me quiere decir: desagravio y monumento a Paquito J. Ya nos encargaremos de eso, mi santa, después del 14 de julio.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared