soy

Viernes, 9 de julio de 2010

PD

Transfobia

cartas a [email protected]

El día 2 de junio de 2010, en horas de la madrugada, Vanesa Cuello viajaba en taxi con un amigo; regresaba de un cumpleaños en la localidad de Berisso y se dirigía a su casa.

A la altura de la Universidad Tecnológica, un patrullero paró al taxi, les pidió documentos a ella y a su amigo, maltratándolos a ambos, realizando todo tipo de manifestaciones discriminatorias.

Al pedirle el documento a Vanesa y advertir que en el mismo figuraba su nombre de varón –Vanesa es transexual y recientemente un Tribunal de Familia acaba de confirmar su cambio de nombre, aunque aún el mismo no figura en su DNI–, los policías a cargo del procedimiento comenzaron a efectuarle todo tipo de insultos y a golpearla, llevándosela detenida a la comisaría 4ª de Berisso sin explicación alguna. Una vez allí, tres de los policías que se encontraban en la comisaría abusaron sexualmente de ella, otorgándole la libertad unas horas más tarde. Vanesa radicó la denuncia en la Fiscalía el día 2 de junio.

Hechos como éste constituyen una gravísima violación a los derechos humanos, y lamentablemente no resultan aislados. Son cotidianas las situaciones en que efectivos de las fuerzas de seguridad abusan de su poder, particularmente contra los grupos más vulnerables: niñxs y jóvenes, particularmente si son pobres, travestis, transexuales, trabajadoras sexuales, migrantes, cuidacoches, etcétera. Parece que la política de seguridad de la que tanto nos hablan los funcionarios de turno no incluye terminar con estas prácticas aberrantes. Entendemos que el Ministerio de Seguridad, máximo responsable de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, debe dar respuesta por el esclarecimiento de estos hechos y de terminar con estas prácticas de hostigamiento y abusos por parte de la policía.

Patricio Arias

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared