soy

Viernes, 31 de diciembre de 2010

ASUNTOS CONTABLES 2010

Debe y haber

A la hora del balance obligatorio, la copa medio vacía pero también medio llena se levanta con grandes ilusiones para 2011 respecto de una legislación igualitaria en América latina.

“Que el árbol del matrimonio igualitario, tan cargado de frutos, no tape el bosque tan sembrado de cuentas pendientes, muchas de ellas, de vida o muerte”. Esta podría ser una expresión de deseos, o mejor dicho de balance obligado, este 31 de diciembre de 2010. La celebración del matrimonio igualitario constituye un hito no sólo para este país, sino para todos los países que se miran entre sí para saber para dónde va el mundo. Y desde aquí, la copa se ve medio llena. No sólo para quienes se quieren casar sino para todos aquellos que son invitados a la fiesta, los que la miran de lejos y los que van comprendiendo lo arbitrario de la imposición de una normalidad puramente heterosexual. Aun así, las cuentas pendientes en materia de respeto y admiración hacia la diversidad son muchas. Basta recordar las alusiones racistas que se escucharon estos últimos días luego de la toma del Parque Indoamericano en Villa Soldati, los crímenes de odio que no cesan, la estigmatización que continúa intacta apenas nos alejamos de las grandes ciudades, las personas trans que siguen viviendo con una identidad jurídica impuesta y la realidad de algunos países donde la homosexualidad es delito. Para llenar la copa otra vez habrá que decir que como nunca, las organizaciones de carácter internacional y sobre todo la potencia de la sociedad civil comienzan a hacerse cargo de esta situación y a presionar por cambiar las cosas. El mes pasado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió la derogación de las leyes que criminalizan las conductas homosexuales y que muchas veces llegan a tener condenas de cadena perpetua en Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Jamaica, San Kitts y Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Trinidad y Tobago.

A su vez, la OEA adoptó una resolución por la cual se condenaron los actos de violencia y las violaciones de derechos humanos por razón de la orientación sexual e identidad de género e instó a los Estados a investigar estos hechos y asegurar que los responsables sean llevados ante la Justicia. Pero la medida que a todas vistas parece de lo más lógica e indiscutible, fue altamente combatida por unos cuantos Estados. Así es que luego de marchas y contramarchas finalmente se ha resuelto mantener la referencia a la orientación sexual pero ha quedado en las sombrasd la referencia a la “identidad de género”, dejando a las personas trans en el mismo lugar en el que estaban, es decir, el de mayor vulnerabilidad.

Un paseo por las diversos avances en materia de derechos humanos en Lationoamérica promete aumentar el contenido de nuestra copa: en México, la Suprema Corte de Justicia reconoció como válidos constitucionalmente a los matrimonios entre personas del mismo sexo, aprobados por la legislatura local de la capital mexicana; la Corte también resolvió que en todos los estados del país deben ser reconocidos los matrimonios que se realicen en el DF. La Corte, para no ahorrarles disgustos a los sectores más reaccionarios de la Iglesia, también reconoció que las parejas formadas por personas del mismo sexo pueden adoptar. Colombia, Uruguay, Paraguay han reforzado el debate acerca de la posibilidad de tener en sus respectivos países una ley similar a la de Argentina. En Colombia hace un mes, más o menos, el debate fue desestimando por la Corte Constitucional de ese país. En Colombia donde la homosexualidad ha dejado de considerarse un delito en 1980 hoy se sanciona legalmente a quien discrimine por este hecho; se reconoció el derecho al libre desarrollo de la personalidad (autonomía) siempre y cuando no atente contra la convivencia, la organización social o favorezca privilegios ilegítimos, odiosos o injustos; se equipara la discriminación por orientación a discriminación por raza o sexo; se eliminó la homosexualidad como causal de mala conducta para docentes y como prohibición para entrar a las fuerzas armadas.

Uruguay, que fue el primer país que legalizó la adopción por parte de parejas del mismo sexo inició en agosto de este año los debates acerca del matrimonio. Bolivia y Ecuador incorporaron en sus Constituciones protecciones respecto discriminación basada en orientación sexual e identidad de género. En Bolivia se aprobó recientemente la “Ley contra el racismo y toda forma de discriminación” que tiene dos artículos en donde se incluye a la orientación sexual e identidad de género, sobre todo dónde se explica qué se debe entender por discriminación.

En Brasil sólo algunos estados reconocen las uniones civiles. Pero antes de dejar la presidencia, Lula Da Silva promulgó un decreto del Ejecutivo que garantiza de forma definitiva el derecho de los homosexuales a recibir pensión por la muerte de su pareja. Antes para poder conseguir esto se debía recurrir a tortuosos procesos judiciales. “Según el decreto publicado en el Diario Oficial de la Unión, la norma fue adoptada con base en conceptos del Código Civil Brasileño y de la Constitución que garantizan el bienestar del ciudadano sin ningún tipo de discriminación.”

En la Argentina ya están sobre la mesa de los legisladores varios proyectos para una ley de identidad de género que se viene perfilando como la buena noticia de 2011. La copa, medio vacía o medio llena se levanta entonces no sólo por aquellas personas que van saliendo del closet sino para todas aquellas que salen de la condena sistemática y silenciosa de no poder ser lo que son.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.