soy

Viernes, 28 de enero de 2011

LIBROS

Los mundos de Lemebel

Cuatro títulos escogidos y difíciles de encontrar del cronista chileno en la librería Otras Letras.

La esquina es mi corazón (Editorial Seix Barral, 2001)
Publicada por primera vez en 1995, es el primer libro de crónicas de Pedro Lemebel que se convierten en una sonda que examina con humor insolente el espíritu vagabundo del deseo homosexual, en una sociedad llena de hipocresía y violencia. El viaje comienza con “Anacondas en el parque”, una historia insólita en la cual los personajes que mantienen encuentros sexuales clandestinos en un parque público se transforman en víboras.

De perlas y cicatrices (Editorial Seix Barral, 2010)
Durante los años 1994 y 2002, Pedro Lemebel leía sus relatos en el microprograma Cancionero, en la emisora para mujeres Radio Tierra. Algunos de estos ensayos y crónicas fueron recopilados en este libro, editado por primera vez en 1998. Al ser textos escritos para ser leídos por la radio, casi todos los relatos tienen un título que pertenece al cancionero popular: “Dulce veleidad”, “Sufro al pensar”, “Relicario”, etcétera.

Zanjón de la Aguada (Editorial Seix Barral, 2003)
cincuenta crónicas y una selección de fotografías de Santiago capturadas por Alvaro Hoppe y algunas del álbum personal de Lemebel, quien vuelve a sus orígenes, al Zanjón de la Aguada, el lugar donde arribó de niño con su familia luego de haber vivido en conventillos. Es desde la pobreza más extrema que Lemebel comenzó a mirar al mundo y a formarse como escritor. Zanjón de la Aguada contiene, además, retratos inigualables de personajes célebres como Carmen Soria, Raffaella Carrá y Manu Chao.

Serenata cafiola (Editorial Seix Barral, 2008)
En palabras del propio Lemebel: “En todo el tiempo que escribo, he coleccionado un manojo de crónicas relativas a la música; letras de canciones, encuentros con músicos, tragedias con una melodía sorda de fondo, alguna cueca, algún tango, algún rockerísimo, alguna balada, una cumbia, algún son cubano. Así se armó Serenata cafiola. No es un gran libro, apenas balbuceos de loca cantora, de gorriona piojenta...”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.