soy

Viernes, 1 de agosto de 2008

A/Z

Bisexual

Personas que gustan de ambos sexos, el suyo y el opuesto; si bien relacionarse con uno u otro puede estar limitado a un período en particular, ser alternado o en simultáneo. Hoy se considera a la bisexualidad como una orientación sexual por derecho propio. Pero las cosas no siempre fueron así y la palabra bisexual, que ya existía en la antigüedad grecolatina, definía a una persona que, alternadamente, como el adivino Tiresias, había sido de los dos sexos. Posteriormente, fue utilizada para hablar de una persona homosexual que no salía del closet. Incluso se llegó a hablar de “hermafroditismo psicosexual”: deseaban a ambos sexos, porque eran de ambos sexos.

Todavía en la actualidad, muchas personas bisexuales suelen sentirse “invisibles” puesto que pueden confundirse (o ser confundidos) con una persona homosexual o heterosexual. Por otra parte, su identidad tiene el potencial de cuestionar la monosexualidad, es decir un solo sexo como objeto de deseo. Sin embargo, suelen sufrir tanto la homofobia como la bifobia que los supone un grupo de riesgo con respecto al HIV, naturalmente promiscuos o gente que no puede enamorarse, entre otros estigmas con los que tienen cargar.

Con la visibilidad y libertad sexual en mente, el movimiento bisexual contemporáneo, que cuenta con su propia bandera del orgullo diseñada por Michael Page, surgió a principios de los años ’70, a pesar de que ya existían comunidades anteriores, como la de artistas y escritores de Bloomsbury a comienzos de siglo XX, o que personas bisexuales estaban en las filas de los primeros movimientos sociales por los derechos civiles como Las Hermanas de Bilitis. El primer boletín informativo de políticas bisexuales fue La Expresión Bisexual, y estuvo a cargo del Grupo de Liberación Nacional de Bisexuales fundado en Nueva York en 1972. Luego, en los ’80, la bisexualidad política estuvo ligada al feminismo, como por ejemplo en las redes de mujeres bisexuales de Boston o Seattle (fundada en 1986). Con todo, la bisexualidad se resiste a optar entre la práctica heterosexual u homosexual, y se define como una identidad en sí misma aunque su rama política más radical ha sido absorbida, por los movimientos queer y las políticas postidentitarias.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.