soy

Viernes, 25 de mayo de 2012

¡Mis novios no son gays!

No es la primera vez que me pasa. Voy a una fiesta, les presento a mis amigos a mi nuevo novio y siempre hay alguien que se me acerca y me da la gran noticia: “Linda, ¿no te das cuenta de que ese chico es gay?”. Es evidente que toda mi vida me he sentido atraída por hombres que dentro del espectro de los géneros están bastante lejos de lo que se espera que sea un reverendo macho. O también, por qué no, vamos, se podría decir que los hombres a quienes yo les intereso encuentran que en esa escala yo tampoco estoy en lo más álgido de lo femenino. Así que la escena se repite. Yo les digo que no, que no es gay. Se produce un silencio. Entonces, yo arremeto con una prueba que me resulta infalible y además es absolutamente cierta: “Tenemos un sexo increíble”. Y la respuesta, palabras más, palabras menos, es implacable: “Bueno, nena, puede ser que ‘técnicamente’ funcione, pero es porque entonces todavía no se dio cuenta de que es gay”. No hay modo de responder a este argumento. Como la única desviación a la masculinidad tradicional es la homosexualidad, todo desviado de esa norma debe ser homosexual sí o sí. Yo le quiero preguntar a Soy: ¿Están tan seguros de que es así? Quiero decir, de pronto, algo que está bien, que me funciona, que me da felicidad, se convierte en patológico. Por un lado, mis amantes deconocen lo que son y, por el otro, a mí siempre me gustan tipos que son putos, siempre “recaigo” en algo medio enfermo mío o digamos, en el vicio o en el error. Por otro lado, no sé cómo lo ven. No es cuestión de estilo, de lo que llevan puesto, de sus gestos o gustos. Supuestamente hay algo esencial que los convierte en gays y que mis amigas lo descubren como esencia de las naturalezas, como si existiera una marca inequívoca. Quisiera escuchar algo un poco más interesante.

Josefina C.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.