soy

Viernes, 8 de agosto de 2008

A LA VISTA

Haciendo números

 Por Juan Tauil

En el marco de la X VII Conferencia Internacional del Sida que se lleva a cabo en México, el Informe Mundial 2008 de Onusida –el programa conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida– resalta las políticas exitosas que emprendieron algunos países para responder a la epidemia del sida. El informe señala que, por ejemplo, mientras en países como Alemania o Reino Unido se ha detectado un aumento de los casos de infección por VIH, en Ruanda o Zimbabwe los casos disminuyeron por un mayor uso de preservativos y ciertas prohibiciones que han obligado a cambiar comportamientos sexuales. En algunos países del Africa Subsahariana –donde se concentra el 67 por ciento de las personas que viven con el VIH– se detectó que los jóvenes demoran más tiempo el inicio de las relaciones sexuales con penetración, por lo que el riesgo de infección disminuye. En Camerún se observa una caída en el porcentaje de jóvenes que tienen relaciones sexuales antes de alcanzar los 15 años: bajó del 35 al 14 por ciento. Esto pone de manifiesto que en los países más afectados, las políticas de prevención son las que mejores resultados arrojaron.

Según el doctor Fabio Pirolo, responsable institucional del proyecto “Casa Vela”, en nuestro país “la prevención y las redes de contención vienen de parte de las ONG; el Estado trabaja sobre la consecuencia y no en la causa y eso se traduce en poca campaña pública de prevención”.

Según datos del Informe, 7500 personas se infectan diariamente con el virus de VIH, lo que ha provocado un aumento del número total de personas afectadas que ya alcanza los 33 millones, 15,5 de ellas, mujeres.

La utilidad de este tipo de encuentros, según Pirolo, “es compartir experiencias, ver cómo trabajan otros compañeros en el mundo. Y de este intercambio se observa que en general los resultados más lucidos provienen de los Estados, de las políticas utilizadas para frenar la epidemia”.

El informe indica que el desafío reside en elevar el escaso nivel de educación sexual juvenil que ya tiene como resultado a 2 millones de menores de 15 años infectados, y disminuir el número de los casos en personas o colectivos en situación de vulnerabilidad (prácticas sexuales no seguras, agujas compartidas).

Fabio Pirolo añade, como objetivo urgente en el país, avanzar en “Políticas públicas antidiscriminatorias, apoyar al paciente y a los familiares y borrar el estigma que existe mientras haya ignorancia”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.