soy

Viernes, 23 de noviembre de 2012

El pasado que vuelve

Encarceladas por ejercer la prostitución en nombre de un Código Contravencional que ya no existe.

El martes 13 de noviembre, a las 21.30, la policía de Moreno nos detuvo en la calle por estar ejerciendo la prostitución. Eramos siete chicas (cinco de ellas mujeres trans). Nos soltaron al otro día al mediodía. Estuvimos detenidas por averiguación de antecedentes, pero con la excusa de un artículo del Código Contravencional que ya no existe (uno de los incisos del artículo 92, que se eliminó con la aprobación de la ley de identidad de género, dice que “usar ropa no adecuada al sexo” es motivo de detención). La policía sigue manejándose con el Código viejo. A mí me detuvieron e interceptaron en el auto en el que viajaba. Me bajaron en armas en plena autopista, se ve que me venían siguiendo. Al resto de mis compañeras las detuvieron en la calle y todas nos encontramos en la comisaría. El verdadero motivo era que no íbamos a pagar la coima, nos pedían 100 pesos diarios de lo que ganamos para seguir haciendo lo que hacemos.

Durante todo el tiempo que estuvimos detenidas no nos dieron agua, ni comida. Pasamos la noche sentadas en el piso compartiendo una sola frazada entre las siete, en una celda donde no entran más de dos o tres personas. La celda estaba muy sucia (con la orina y el vómito de otros detenidos que la policía no limpia). Tampoco nos dejaron ir al baño durante todo el tiempo que estuvimos detenidas. Nos sacaron todo lo que teníamos, incluidos los celulares, para que no nos pudiéramos comunicar con nuestras familias. Sólo pude avisarle a mi mamá, que vino a traernos cosas, pero se burlaron de ella y la echaron. A tres de nosotras nos golpearon y a todas, antes de dejarnos ir, nos pidieron que les hiciéramos el “favorcito”.

Hace más o menos dos meses, en la comisaría 1ª de Moreno, cambió el jefe de calle, Damián Ríos, que es mucho más coimero que el anterior, por eso estas situaciones se están volviendo cada vez más frecuentes. Ante esto decidimos juntarnos y venir a hacer la denuncia al Inadi. Ahora estamos esperando que les manden una notificación. El representante del Inadi en provincia de Buenos Aires va a reunirse también con Mariano West, el intendente de Moreno, para plantearle que están aumentando estas situaciones de coima y corrupción con el grupo trans. Yo puedo entender que les moleste que nos prostituyamos (de hecho, el artículo del Código que prohíbe situaciones “escandalosas” en torno de la prostitución sigue en pie), pero hay que ser muy limitado para pensar que lo hacemos porque nos gusta y no como única alternativa que nos queda, ya que nadie quiere darnos trabajo.

Jésica González, militante del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación

cartas a [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.