soy

Viernes, 15 de febrero de 2013

SER Y ESTAR. MASAJISTA / WWW.FACEBOOK.COM/RABRIZUELA

Raúl Brizuela

Este espacio de mi casa es el gabinete donde trabajo. Después de tanto tiempo conseguí tener un lugar. La pureza del blanco me da mucha tranquilidad. El color prefiero aplicarlo a través mío y de mis elementos de trabajo, por eso la camilla.

Foto y producción Sebastián Freire

para participar de esta sección: [email protected]


1 La foto de mi grupo de teatro La escoba

Hace 15 años que pertenezco a este grupo de teatro. La foto es del ’95, o sea, que es de cuando apenas entré al grupo. Este grupo me ha dado herramientas para manejarme en el mundo más allá de lo artístico, me ha permitido desenvolverme en cualquier situación. Con ellos aprendí valores como la solidaridad, el compañerismo (no de forma abstracta sino en la práctica diaria). El grupo La escoba siempre tuvo una clara dirección social e inclusiva, pero sobre todo formativa. Facundo fue mi profesor y mentor. Yo caí en el grupo a los 15 años y probablemente, si no hubiera sido así, sería un lumpen. Ahí conocí a mis amigos y también fue donde conocí el amor por primera vez. La escoba fue mi norte.

2 La guía T

Representa a la Ciudad de Buenos Aires. Es mi lugar en el mundo. Amo a Buenos Aires desde mi más tierna infancia. Toda mi vida me moví como pez en el agua en esta ciudad. Acá estudié, trabajé, me enamoré muchas veces y hace un año cumplí mi gran sueño de mudarme finalmente a Buenos Aires. Cuando me preguntan dónde me gustaría estar, yo siempre respondo Buenos Aires. Además no me gusta mucho el turismo. Mis viajes más largos son de no más de tres días, porque al tercer día el cordón de plata que está atado a mi alma comienza a hacerse cada vez más corto y a llamarme hacia mi ciudad.

3 La chipá

No puedo olvidarme de mis orígenes. La chipá representa la sangre guaraní que corre por mis venas. Yo nací en Posadas y parte de mi infancia la recorrí entre tierra colorada y selva. Muchos amigos han quedado en el camino y la chipá me hace estar cerca de ellos y de mi provincia. Anécdota: me bañé en la misma pileta natural que la Coca Sarli.

4 He-man

He-man fue mi primera relación con un hombre. Me regalaron el muñeco de He-man para mi cumpleaños número 5. Yo era fanático de la serie animada. Cuando sostuve ese pequeño hombrecito entre mis manos y sentí esos músculos protuberantes, la única pregunta que se me vino a mi cabeza fue: ¿realmente existen hombre así? Con el correr de los años descubrí que sí.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.