soy

Viernes, 2 de agosto de 2013

MúSICA

Que no se corte

Las Crème Brûlée, un grupo de chicas que gustan de y a las chicas, empiezan a asomar en el arco iris.

 Por Clara Laura Gualano

“Nací para ti, aquí me tienes. / ¿Qué te hace feliz, dime qué quieres?” La Casa Brandon entera le hace unos coros muy sentidos al mítico tema que acompañaba el show de Roberto Galán. Pero esa noche del 20 de julio nadie vino a buscar a su media naranja en tarjetitas de cartón sino a festejar con les amigues. Dos bandas ilustran el paisaje, Sexydance viene primero con su electropop de letras zafadas; segundas las Crème Brûlée, un postre fuerte para el final de la noche. ¿Qué las une? Para ambas es la segunda vez que tocan en Brandon –las Crème se destaparon hace poco en la Fiesta Jolie– y además comparten guitarrista: Dani Giannico se cambia a los tumbos en el camarín del fondo para llegar a tiempo. Cuando arrancan, el ambiente pasa de cálido a caluroso; las gargantas dispuestas a entonar esos temas archiconocidos que ellas recrean. Lexi Summer, quien porta el nombre de la conocida actriz porno, se ubica en el medio con su pelo rojo fuego y su vincha de moño combinada con un delantal a lunares propio de una cocinera de los años ’50. Barbi Malibú, a su izquierda, parodia a las muñecas tradicionales: no es plástica ni rubia, es morocha y tiene un hermoso ukelele eléctrico que agita sin parar. Antonia Hawiian Tropic, la del apellido del bronceador con camisa a cuadros y un ritmo loco, sopla el cazú mientras suena “Nuestra luna gris”. ¿Algo más hace falta para inyectarle verano a esta noche? Los Bichi Boys las acompañan: Juanchi en percusión y batería, Adrián en bajo y Dani en guitarra. Pero la banda la iniciaron las tres amigas, ellos se sumaron después; y fue a Antonia a quien se le ocurrió el nombre. Inevitable pensar en Doña Petrona batiendo la crema a mano para darle consistencia... pero ellas no son tan naïf como la doña, más bien dan vuelta la inocencia de las amas de casa típicas de Buenas tardes, mucho gusto y se convierten en trovadoras de todos los variadísimos estilos del amor. Eligiendo un repertorio bizarro y vintage, toman lo clásico romántico para volverlo moderno y bailable: Ana Belén, el Trío Los Panchos, Estela Raval, todo se luce transformado. En el video Cachetada –disponible en YouTube–, Pablito Ruiz histeriquea fuertemente con cada una de ellas para terminar yéndose con dos chongos por una escalera mientras las chicas lo miran azoradas. Esta noche al hit de Pablo lo cantamos y bailamos todxs, al igual que al repertorio de temas propios que van mechando y que también tienen mucho ritmo. “Mal de amor”, por ejemplo, es una rumba superpegadiza, como también pegadizos son los twists que interpretan hacia el final del espectáculo. Es que lo retro tiene onda para el ambiente. Ya teníamos a Las Taradas –la orquestina de señoritas, como ellas se nombran– rememorando temas internacionales de los ’40 y los ’50, y ahora a estas chicas que se despachan con una estética, instrumentos y canciones que combinan lo viejo y lo nuevo con muchísimo estilo. Sobre el último twist, el público quiere seguir y demanda otro más. Los grupos hoy están insaciables. Pasadas las 12, a algunxs se les ocurre festejar el Día del Amigo con Derecho a Roce (impuesto en las redes sociales con amplia convocatoria). Una chica se levanta de la mesa y besa a la que tiene enfrente; al verla, las otras se despabilan y hacen lo mismo; la escena se repite de manera cruzada, y de fondo suena en la voz afinada de Lexi que canta: “Besos, ternura... qué derroche de amor, cuánta locura”. Es que de tanto invocar a Cupido nos aflojamos todxs y, a fin de cuentas, a quién no se le fue la mano y el beso cuando miró al costado y vio que la amiga estaba esa noche, y con esos ritmos en el cuerpo, más linda que nunca.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.