soy

Viernes, 10 de abril de 2015

TODO PIOLA

La obra que escribieron Gustavo Tarrío, Mariano Blatt y Eddy García fantasea con un amor todopoderoso entre una chica y su amigo gay.

 Por Facundo R. Soto

Siempre es agradable recibir algo nuevo de Mariano Blatt, no sólo porque su poesía, luminosa, barrial y exquisita, habla de la amistad, de estar juntos, contemplar las cosas lindas del mundo, del amor entre dos chicos, o de sexo explícito en un baño, sino porque después de leerlo suele cambiarnos de ánimo y dejarnos con una sensación agradable. Esta semana aparecieron sus Diarios por Editorial Triana, y mientras esperamos su Obra Reunida por Editorial Mansalva, dos poemas de Blatt cobran vida traducidos a un lenguaje corporal y musical con las canciones de Guadalupe Otheguy.

De la luminosidad de sus poemas pasamos a una puesta minimalista y oscura, con momentos de soledad, donde el encuentro entre lo fantástico y el amor dan cabida a una intimidad que muestra a los protagonistas persiguiéndose como perros, desnudos y efímeros. El resto de los poemas intenta tener el tono de Blatt. La dirección es de Gustavo Tarrío (participó en el Bafici 16 con la peli Una canción coreana, y como guionista en Los Siete Locos para la Televisión Pública) y el actor Eddy García (coprotagonizó la obra Perro Mujer Hombre). Los poemas de Blatt hablan de la atracción entre chicos, de complicidad y sexo; sin embargo, en la obra no aparecen dos chicos en escena, sino un chico y una chica haciendo de chico. Le preguntamos al director por este cambio: “Desde que empezamos a trabajar con el poema Todo piola quisimos respetar lo que nos pasó escuchándolo a Blatt leyéndolo. Entonces, lo ubicamos en ese barrio de la escena, pero sin el sol, todo bien oscuro y muy solitario. Por otro lado, sabíamos que queríamos trabajar con un trío y a la hora de convocar al tercero Virginia Leanza (asistente y coreógrafa) sugirió a Carla Di Grazia (La Wagner de Pablo Rotemberg). El encuentro físico era chico-chico o chico-chica, empezamos a ver posible que alguien como Carla desbarajuste la expectativa que genera el poema”. Eddy García dice: “Carla es una chica del barrio que vive un momento intenso con un pibe, un momento atravesado por el deseo, por esa necesidad de estar con el otro. Una necesidad donde el género queda permeable al momento y al otro. Cualquier cosa vale en el romance”.

La obra es a partir de un poema y no basada en sus poemas. “Fueron más una plataforma de lanzamiento, un texto a interpretar. Nunca trabajamos con un texto fijo e inmutable, y los poemas nos daban libertad en las asociaciones, los giros, los juegos”, dice Tarrío, y aclara; “Fantaseamos con una obra para chicas enamoradas de su amigo gay, pero la verdad es que es para todxs. También apta para todo puto”.

Viernes a las 23, Teatro Del Abasto, Humahuaca 3549.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.