soy

Viernes, 10 de julio de 2015

CAMPEONAS

Un video se viralizó durante la final del Mundial de Fútbol Femenino, en Canadá. Un beso ha recorrido los principales portales de noticias, no sólo los de deportes: Abby Wambach, la goleadora de la selección de futbol estadounidense, después de la consagración, corre a festejar en los labios de su novia, Sarah Huffman. ¿Qué será lo que llama tanto la atención de este clip brevísimo? El beso puede ser ostentación pública de afectos, declaración de principios. Robado, furtivo, de despedida, de relax, sello del contrato matrimonial, o vuelta de página de la Historia (como el de la famosísima foto de Alfred Eisenstaedt, que a su manera también ha sido viral: ésa en la que dos amantes celebraban el fin de la Segunda Guerra). El beso puede ser símbolo de triunfo del amor romántico, pero también de otras conquistas: es con un apretón de bocas entre ganador/a y su acompañante que se festejan para la cámara los galardones. La nacionalidad de estas dos deportistas enamoradas no es un dato más. Este beso de la victoria vale más que mil palabras no sólo en el contexto deportivo, sino en el de un país que desde el 26 de junio ha ganado puntos en igualdad.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared