soy

Viernes, 29 de enero de 2016

TV

ANIMALES SUELTOS

La Leona, nueva telenovela de Telefe, derrocha morbo con una pareja que hace de pareja, con un paraguayo que hace de gay y paraguayo, una Andrea Rincón que hace desmanes, mientras parece aportar algunas novedades dentro de la difusa categoría gay friendly que viene presentando a duras penas
la televisión actual.

 Por Marcelo Camaño

Esperada desde su gestación, llegó al aire La Leona para delicia del público novelero telefeico, claramente diferente al polkiano, siempre conservador y añejo. Desde que Nancy Duplaa protagoniza siempre rindió como tal y regresar a la ficción con su marido real Pablo Echarri juega un poco a favor del morbo popular. Disfrutable al conformar una pareja de actores muy queridos u odiados por igual. Ellos se la bancan desde siempre y esta vez subieron la temperatura de la apuesta y del resultado final. Resulta morboso ver a una pareja sincera reproducir sus besos y su intimidad en una ficción. Y es angelado verlos juntos, cómplices, colegas y repitiendo guiños que uno devela más interno. Y más interesante es que ella en la ficción tenga relaciones sexuales insatisfechas con su marido, un desocupado, cabecita, que no se saca las medias para dormir y que dice que la pasión que ella no logra frenar se la va a romper. La pasión, las ganas y parece que la pija. Una fábrica, una revancha, varias historias de amor, de lucha y sincericidios varios conforman un drama coral que muestra miserias humanas y reparos melodramáticos. Pero nos detenemos en el personaje gay de la historia. Charly. Puto, paraguayo y diseñador de indumentaria. Adoptado por la familia Leone e incorporado a la textil Liberman, Charly promete conmovernos a lo largo de los capítulos. La tonada no es ficticia porque el actor Nico García es verdaderamente paraguayo, ya conocido por la peli 7 Cajas. En sus dos primeras semanas al aire aún no se vio mucho de su desarrollo, pero se intuye que a Charly le gustan los encargados de seguridad. Al menos parece que mantuvo sexo express con uno de los de la textil. Quien sabe si no es en esta oportunidad que el sexo express sea utilizado para iniciar tal vez una poderosa historia de amor. Como tantas que conocemos que empezaron furtivamente. Algo tan frecuente y minimizado de cierto sector gay que aquí parecería tener a un gran defensor. Quien sabe si las manos autorales encabezados por la dupla Lago&Cardozo (otra pareja real) lleven a Charly por ese camino, pero es indudable que luego de ellos viene la atenta mirada de Gustavo Marra experto productor artístico que sabe hacer lucir a este tipo de personajes. Prometen interesantes miradas para Charly. Atención también al mapa musical de la novela que trae joyitas. En la línea de trabajadores versus especuladores, parece que Charly le echó el ojo a Alex (Ludovico Di Santo) un colaborador de Franco (Echarri) que parecería tener pocos escrúpulos y también conocer el verdadero sentido por el cual Franco se viene a meter en este lío. Quien sabe si el pobre Charly con el devenir de los capítulos no se convierta en víctima del muchacho que parece desear, por fuera de los encargados de seguridad y de limpieza. En las demás tramas el sexo es tema presente y nada tácito, está ahí para tomarlo, hablarlo, hacerlo, cuestionarlo y perdonarlo llegado el caso. La dama en apuros que compone Esther Goris también declara que el amor le arruinó la vida, y todos le creemos. Ya sabemos que Goris desborda dosis amorosas que la hicieron ver como rara y algo exquisita a lo largo de su historia y sin embargo es una de las mejores exponentes de su generación. A pesar de aquel marido impresentable. Otra que nos va a divertir y sospechamos que vamos a compadecer en su derrotero amatorio. También hay cuernos, tríos y candidez, y esa candidez en las manos de Andrea Rincón que es bancada desde esta columna hasta el final, haga lo que haga.

Si Historia de un clan fue una serie gay friendly sin contenidos gays puros, La Leona puede ser la novela gay friendly porque en este verano de altas temperaturas la ficción revela que los personajes también cogen, se calientan con palabras, con acciones, con celos y con amor. Y es el amor que nuevamente llega para cambiarles la vida. A La Leona ya le interesó Franco, esperamos ahora si a Charly le interesará Alex o tendrá algún pretendiente más atento a sus encantos.

Compartir: 

Twitter
 

Nico
 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.