soy

Viernes, 29 de abril de 2016

TEATRO

MISERIA POP

Hitos noventosos, mariconadas camp y toda una estética de la precariedad brillan en Malviaje.

 Por Magdalena De Santo

Malviaje es un espectáculo marika. Pero no de esa mariconería de ópera con terciopelos bordó, tampoco de las un poco más cercanas lentejuelas que encandilan, Malviaje es de una estética marika sudaka, por lo híbrida, por lo pobre, por lo kitsch: abraza lo feo y hace de un miñoncito de pan con la incrustación de mechón de pelo sintético su identidad dislocante. Montada por Alberto Antonio Romero, con los textos de Gael Policano Rossi, estalla en procedimientos rupturistas que la hacen inclasificable. Una obra en multiformato o un recital de poemas en que la voz del poeta se divide en cuatro -Marcela Dojtman, Ana Capalbo, Tomás Deías Spreng, Gianluca Zonzini-. Esta oda al rejunte de culto explora los límites de la representación de la poesía a base de canciones de los noventa. Cuando suponés que el espacio será a piso, se suben al escenario, cuando ya no hay cuerpo de actor es el celular el que se pronuncia. Viéndote vos público en el espejo con barra de ballet esperás que alguna vez se pongan de punta, pero no, se acuestan a escuchar al ratoncito Faivel bajo la luna azul, porque la obra va, como Faivel de la orfandad, de ser chiquito, miserable y andar con esa vulnerabilidad por un vasto territorio. Esa orfandad, que sin ubicación precisa ni padre con rostro, estas marikas patagónicas se ponen a tematizar. Porque los dos, Alberto Antonio Romero y Gael Policano Rossi, se encontraron en esa ausencia de padre que los hizo viajar literalmente en busca de ese abrazo que no. “Tenemos una carta natal parecida y una infancia sin padre, somos santacruceños, putos, emos y teatras dramaburguesas”, escribe Romero en el Prólogo a Malviaje, publicado online. El bombo legüero, la cinta de papel, las revistas Gente con la boda de Araceli y Suar, y una frase escrita “Mi papá piensa que soy travesti”, son las marcas de este relato ficcional y biográfico de dos que se animan a viajar por las miserias pop de la Argentina. Malviaje poetiza fuera de lo sublime y bello, en el rejunte global que hoy, más que nunca, nos margina.

Viernes a las 23, en La Casona Iluminada, Av. Corrientes 1979

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.