soy

Viernes, 9 de mayo de 2008

4

Me puedo programar

En mayo el cable ofrece un variado menú, con pasos de comedia, dramones, escenas bizarras, pero sobre todo muy muy queer.

 Por Diego Trerotola

Pecker
lunes 12, 1.45hs
TNT

Siempre en la búsqueda de la experiencia orgiástica más excéntrica, John Waters cierra la comedia queer de los ‘90 con Pecker, una burla definitiva a la era Clinton y su “no cuentes, no preguntes”. Y, en este caso, Waters dispara su tradicional relato teatralmente exhibicionista para contar todo el encanto de la cultura basura a partir de un adolescente fascinado con lo marginal de los suburbios, incluyendo un bar gay de chongos soldados y un pub lésbico de strip tease frecuentado por Drag Kings. Entre diálogos herejes, gags de guarangada festiva y una familia de freaks de todas las edades y géneros, Waters hace su película más sociológica, descomponiendo la pose gay friendly, pero acercándose también a una reflexión sobre cómo el arte moderno representa la disidencia.

Tus amigos y vecinos
jueves 15, 0.55hs
I-Sat

En sus primeras películas, sin escrúpulos ni pacaterías políticamente correctas, Neil LaBute escarbó en los secretos y la corrupción que subyacen en la elegancia cool de la clase media estadounidense. Y Tus amigos y vecinos es su segunda exploración de la misoginia, la hipocresía y la dualidad a partir de las historias cruzadas de seis personajes, donde cada uno tiene tanto que olvidar como nuevos sentimientos que sondear. Con sus característicos diálogos filosos, LaBute crea climas y relatos sexuales de sombras y luces diversas, que van desde los más pedestres hasta esos que ponen la piel de gallina. Todo con un tono leve, principalmente sostenido por actuaciones sutiles, que no quiere shockear sino exponer con frialdad toda la dimensión de cada experiencia.

Les chansons d´amour
domingo 25, 20.30hs
TV5 Monde

¿El amor después del amor o el sexo antes, durante y después del amor? De estos interrogantes trata esta película, pero no da una respuesta didáctica. Principalmente porque su director, Christophe Honoré, hace lo que se le canta, pero lo canta bien afinado. Y éste es un afrancesado drama romántico interrumpido por cancioncitas seductoras que expresan el mundo interior de una serie de personajes muy despabilados para la sexualidad de difícil nomenclatura (bilesbiana, fiestero, heterobi, etcétera). El gran hallazgo de esta película es su forma de desdramatizar las prácticas sexuales no hegemónicas, llegando a representar las sensibilidades disidentes sin una carga conflictiva. Esta fue la película exhibida en la función de clausura del último Bafici.

El embalsamador
miércoles 28, 23.25hs
Europa Europa

El cine italiano queer es una vía de escape a las comedias y dramas conservadores de familias tanas donde los personajes de gays y lesbianas son mayormente decorativos. El embalsamador es tal vez la más oscura e inesperada fábula sobre el deseo, protagonizada por un enano taxidermista que tiene una relación enfermiza con su asistente. Entre el cuerpo apolíneo y el dionisíaco, la película se encarga de crear una tensión erótica homo-bi-sexual en un triángulo de amor bizarro que tiene su otra arista en una extraña mujer. Con algo del perfume grotesco felliniano, con algo de la relación maestro-discípulo pasoliniana, pero también con tragedia a lo Fassbinder, esta película se obstina en mantenerse algo inclasificable tanto en relación a las influencias que absorbe como en su intranquila forma de ambigüedad.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOY
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.