turismo

Domingo, 15 de febrero de 2004

PAQUETES VIAJES GRUPALES PARA GENTE SOLA

El placer de la compañía

Los viajes en grupos de solos y solas son una solución para aquellos que por falta de compañía prefieren descartar la idea de viajar, aun cuando dispongan del dinero, el tiempo y las ganas de disfrutar de unas buenas vacaciones.

 Por Daniela Chueke

La compañía es un factor clave en el éxito de un viaje, quizás tanto como pueden serlo los atractivos del destino elegido o la calidad de los servicios contratados. Pero hallar un partenaire apropiado para la ocasión no siempre es fácil. En el caso de gente sola, la complejidad del asunto suele ponerse en evidencia llegado el momento de las vacaciones si, por cuestiones de dinero, agendas laborales o diversidad de intereses, no es posible encontrar, entre los familiares y amigos, algún compañero con el cual compartirlas. De este modo suele ocurrir que, salvo aquellos con espíritu prescindente y aventurero, muchos solitarios prefieren descartar la idea del viaje, aun cuando dispongan del dinero, el tiempo y las ganas. Sin embargo, es bueno saber que, desde hace unos años, la falta de pareja no es un impedimento para poder disfrutar de unas buenas vacaciones. Precisamente, al descubrir que el de los “solos y solas” constituye un importante segmento del mercado de viajeros, algunas agencias organizan tours especiales para aquellas personas que no cuentan con un compañero de aventuras.
En la Argentina, la propuesta comenzó a desarrollarse hace más de una década de la mano del agente de viajes Alfredo Luquer, quien a partir de una vasta experiencia profesional detectó la oportunidad de brindar este servicio. “Por mi profesión he viajado bastante y he encontrado a mucha gente en los hoteles comiendo sola, leyendo un libro o caminando sola. Yo me fui acercando a varias de esas personas para preguntarles qué les pasaba o por qué estaban aisladas, y todos me decían que no tenían posibilidades de salir con sus amigos, unos porque no tenían dinero, otros porque no tenían tiempo para salir de vacaciones.” En esos sondeos, Luquer descubrió que muchos de estos viajeros solitarios estarían dispuestos a integrarse a grupos de pasajeros con similares intereses, siempre y cuando, además de la oportunidad de compartir actividades y paseos, también pudieran mantener su independencia. Actualmente, desde la empresa Eves, Luquer arma paquetes para solas y solos –que están disponibles en agencias de viajes de todo el país– hacia los más diversos destinos y con distintos tipos de servicios: ya sea a resorts all inclusive en el Caribe o Brasil, hasta cruceros y recorridos clásicos por ciudades de Europa o Sudamérica.
Otra de las compañías de turismo que es conocida por reunir a viajeros con los mismos intereses es Asatej, orientada principalmente a jóvenes de todo el mundo. Si bien no organiza grupos exclusivos para solteros, es mucha la gente sin compañía de entre 18 y 35 años que consulta y decide sumarse a las salidas grupales que la operadora ofrece a diferentes destinos: safaris al Sur, Europa, Africa o Australia. Otra opción que ofrece esta empresa es la de contactar a posibles compañeros de viajes a través de su página web. “El interesado ingresa a nuestro sitio web (www.asatej.com.ar) y deja su mensaje cliqueando en el botón ‘comunidades’ y luego en ‘compañero de viaje’”, explica Carolina Alvarez, responsable de comunicaciones de la operadora.

JUNTOS ES MEJOR... Y MAS barato Quienes con mayor frecuencia eligen sumarse a este tipo de experiencias son profesionales o comerciantes, con edades promedio de entre los 35 y los 60 años. Por lo general, el alojamiento se realiza en hoteles de cuatro o cinco estrellas, por lo que los precios de los paquetes superan los mil dólares. En muchos casos, las agencias de turismo que trabajan con esta modalidad toman reservas de habitaciones dobles a personas que están dispuestas compartir el cuarto con el fin de abaratar costos y luego se encargan de encontrar al compañero o compañera con el cual puedan prever una convivencia armoniosa. Para suavizar este proceso, las agencias organizan una reunión pocos días antes a la partida en la cual, además de informarse sobre los contenidos del programa, los futuros compañeros de viaje pueden empezar a conocerse mutuamente y descubrir con quiénes tienen mayor afinidad. Según Luquer, esusual que algunas de las personas que participan de este tipo de experiencias terminen siendo buenos amigos y hasta formando parejas. Pero aclara: “No somos una agencia matrimonial; somos una operadora de viajes”.

SOLOS Y CON INICIATIVA PROPIA Otras propuestas para los solos suelen generarse a partir de la iniciativa de personas como Nora Rodríguez, que tenía ganas de viajar pero no encontraba amigos disponibles. La joven envió un e-mail a una revista de viajes y logró generar un grupo de mujeres de entre 30 y 40 años que pronto se van a Cancún a un hotel de 5 estrellas, donde compartirán habitaciones triples para abaratar el emprendimiento.
“Lo que nos sucede a la gente de entre 35 y 50 años es que quizás tenemos el dinero para irnos pero no un amigo o amiga que nos pueda acompañar, e incluso a veces hay gente que no puede hacer coincidir sus vacaciones con las de sus parejas”, comenta Nora y aclara que su función no es la de un agente de viajes. “Nosotros nos reunimos para intercambiar ideas y después entre todos elegimos la agencia de viajes.” A partir de la iniciativa de Nora, también se armó un grupo de mujeres y hombres de edad promedio 45 años, en su mayoría separados y profesionales, que se van este mes a un crucero por el norte de Brasil.
Silvia Allende es una productora de viajes free lance que hace 9 años empezó a organizar viajes para gente sin pareja, a lugares de la Argentina. Su oferta para el verano 2004 se centra en destinos de la Patagonia y el próximo viaje hacia Puerto Madryn está programado para este mes. Esta opción, que incluye traslados en ómnibus y hotelería tres estrellas, además de las excursiones y media pensión, cuesta alrededor de 900 pesos. Allende acompaña al grupo y, en su experiencia, lo destacable de este tipo de viajes es “el buen nivel sociocultural de la gente y la capacidad de integración que se genera desde el momento en que todos se suben al micro”. La razón, arguye Allende, al igual que los demás consultados, es que hay un objetivo común, el de hacer turismo, más allá de la fantasía que se pueda generar de encontrar una pareja. Pero, como reza esa conocida canción de Litto Nebbia, “dicen que viajando se fortalece el corazón”...

Compartir: 

Twitter
 

En los últimos años ha crecido el interés de solteros y solitarios por los tours grupales.
SUBNOTAS
 
TURISMO
 indice
  • Nota de tapa> TURISMO ACTIVO Excursiones en canoa y kayak
    Boga, boga, canoero
    De las aguas del Delta y Tandil a las de Tierra del Fuego, excursiones navegando a golpe de remo...
    Por Julián Varsavsky
  • NATURALEZA RESERVAS ECOLóGICAS BONAERENSES
    En el reino de los pastos
    Por Julián Varsavsky
  • ITALIA ROMA Y EL CINE
    Roma. Una ciudad de película
    Por Graciela Cutuli
  • PAQUETES VIAJES GRUPALES PARA GENTE SOLA
    El placer de la compañía
    Por Daniela Chueke

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.