turismo

Domingo, 18 de septiembre de 2016

BUENOS AIRES > AIRES DE CAMPO EN BRANDSEN

La pampa y la galleta

Estancias donde se puede respirar la vida campestre, paseos a caballo y visitas a granjas: son la propuesta para un fin de semana en esta localidad de tradición folklórica, que integra la Ruta Gastronómica bonaerense y atrae por la tranquilidad, la vida al aire libre y la vigencia de las tradiciones.

 Por Nora Goya

Fotos de Nora Goya

“Quiero que en la próxima ciudad o en la próxima parada no haya ningún museo, ni una iglesia, ni una sola torre, ni un cuadro famoso, ni una callecita linda, ni un mercado pintoresco. Quiero mi pampa, mi desierto verde, mi horizonte, mi cielo, mi tierra, mi gente”. Con esta idea, y luego de conocer pueblos y ciudades de América y Europa, el matrimonio de Nora y Mario Yornet decidió volver a la Argentina y fundar la Granja Loma Verde en el partido de Brandsen. Ubicado a 70 kilómetros de Capital Federal y 40 de La Plata, a este “pueblo rural” –como lo llaman sus habitantes– se llega fácilmente desde la gran ciudad. Sin embargo, no está dicho que sea igualmente fácil irse después de haber disfrutado el bienvenido cambio de ritmo.

Ideal para quienes deseen pasar el día alejados de la aceleración de los conglomerados urbanos, del tránsito y de la gente, Coronel Brandsen permite a los visitantes llenarse los pulmones con aire de campo, disfrutar de la gastronomía regional y de la tradición folklórica, que tiene entre sus mayores exponentes al reconocido ballet local.

PUNTO FINAL Fue precisamente la tranquilidad de estos parajes lo que atrajo al matrimonio de Nora y Mario para asentarse finalmente luego de haber recorrido el país de sur a norte, en un viaje comenzado en Buenos Aires con su camioneta Ford 1969, y tras visitar también Bolivia y Perú. No fue todo: el espíritu aventurero de esta pareja la llevó hasta Ecuador, Colombia, Panamá, Nicaragua, Honduras y México. Y el viaje aún estaba lejos de terminar: ambos cruzaron la frontera hacia Estados Unidos y siguieron más al norte todavía, hasta llegar a Canadá. Y como América no alcanzaba, Nora y Mario atravesaron el Atlántico y también allí extendieron su travesía recorriendo Europa: Francia, Bélgica, Holanda, Alemania y Suiza, para terminar visitando España y empapándose de culturas y tradiciones tan distintas como exóticas. Fue después de tanto andar que el matrimonio Yornet decidió fundar la granja Loma Verde, una de las tantas iniciativas ligada a la “vida de campo” que existen en Brandsen. En la otra punta del mundo que habían recorrido. Su lugar en el mundo. Este emprendimiento –explica Nora– tiene como objetivo “sembrar, ordeñar, cultivar el espíritu crítico, y mirar distinto la vida”.

Además de conocer la historia de Mario y Nora, quienes visiten la granja podrán encontrar alojamientos de distintas categorías y disfrutar de paseos guiados con charlas por corrales de caballos, ovejas, patos y gansos, así como juegos de campo. La Granja Loma Verde propone asimismo dar a conocer a los recién llegados las historias de los primeros inmigrantes que llegaron a esta zona cercana al río Samborombón, y las anécdotas y sacrificios vinculados con su asentamiento en Brandsen.

Hoy viven en este distrito, el “pueblo rural” que se extiende sobre casi 1200 kilómetros cuadrados, unos 27.000 habitantes. Cuenta la historia que fue fundado en 1875 por Pedro José Ferrari y Luis Sáenz Peña, luego del desarrollo de la línea férrea: un origen semejante al de muchos otros pueblos bonaerenses, que vieron su cuna y crecimiento atados al ferrocarril. Cinco localidades conforman el distrito: Brandsen, que es la cabecera; Gómez; Jeppener; Altamirano y Oliden. Enmarcadas en un paisaje rural, todas ellas saben del valor histórico de sus estaciones, esas construcciones que aún mantienen la mística de los trabajos realizados a fines del siglo XIX y principios del siglo XX.

HUELLAS DE LA TRADICIÓN “Como un tizón encendido / ardiendo dentro mi sangre / tu sombra viene conmigo / y no la puedo arrancar” dice la letra de Cenizas, interpretada por Tamara Castro. El recuerdo de la folklorista, fallecida en un accidente en 2006, perdura todavía entre los músicos locales y pronto se da a conocer entre los recién llegados. Castro, conocida como “la voz de la zamba”, había nacido en Ensenada pero vivió gran parte de su vida en este “pueblo rural”, donde aprendió canto, danza y dio sus primeros pasos profesionales en la música folklórica. El anfiteatro en la plaza Hipólito Yrigoyen lleva su nombre.

“A Brandsen hay que recorrerlo, caminar por las calles y conocer las historias ocultas”, comenta Manuela, una vecina que habita una casa construida en el siglo XIX y se presta a la charla. Como ella, después de explorar la zona los visitantes se acostumbran a otro ritmo de andar y a los aires de campo de un distrito cuya actividad principal pasa por la ganadería y las tradiciones folklóricas.

Ese mismo espíritu de tradición se encuentra al llegar a Campo Brandsen y a Andariego, dos de los lugares a los que se accede por la ruta 215 para pasar un día campestre disfrutando de la gastronomía local con amigos y familia. Además, una vez al mes Andariego organiza una Fiesta Criolla a Puro Folclore y Tradición, que ofrece vistosos desfiles y juegos de campo. Y quienes disfruten de “meterse en el paisaje” al paso o al trote pueden sumarse a las cabalgatas del Rincón de los Caballos. “Organizamos cabalgatas guiadas con pequeños grupos de visitantes hasta un bosque, luego llegamos a un arroyo y volvemos al predio. El paseo dura dos horas y media y recorremos unos seis kilómetros”, detalla María Laura Gedge, del Rincón de los Caballos, que se encuentra sobre la ruta 215 en el acceso a Gómez.

La tradición y la vida de otros tiempos son palpables en cada una de las localidades que conforman el partido. Pero sobre todo la plaza principal de Brandsen funciona como epicentro de festivales donde los vecinos disfrutan del folklore y de la danza, además de actividades estacionales como ferias de productos regionales. Frente a la misma plaza principal está la iglesia Santa Rita de Cascia, la santa italiana patrona de los imposibles, cuya piedra fundamental se colocó en 1896.

RUTA GASTRONÓMICA El distrito participa en septiembre de la Primera Fiesta Provincial de la Galleta de Campo organizada por la Cámara Bonaerense de Turismo y la Asociación Hotelera Gastronómica. Con esta iniciativa, cuyo lema es la “revalorización de las identidades”, se podrá asistir a “concursos entre panaderos y productores de galletas de campo cocinadas en horno de leña”, explicó la directora de Turismo, Carina Ríos Fernández.

La celebración se realizará en lo que se denomina la Ruta Gastronómica Provincial, que comenzó en Azcuénaga, siguió en San Andrés de Giles y Tomás Jofré, pasó por Mercedes y tiene previsto el final del certamen el próximo 25 de septiembre en Oliden, en coincidencia el Día Internacional del Turismo. Durante todos estos días se podrán disfrutar las actividades en torno a la panadería La Olidense. Mientras tanto, las demás localidades integrantes de la Ruta Provincial Gastronómica organizan ferias de productos regionales, degustaciones y espectáculos que acompañarán la fiesta en torno a la tradicional galleta de campo.

Compartir: 

Twitter
 

Puro verde. No hace falta alejarse demasiado de las grandes ciudades para insertarse en un mundo natural.
SUBNOTAS
 
TURISMO
 indice
  • Nota de tapa> CHILE > Parque Nacional Torres del Paine
    Cumbres borrascosas
    Travesías en el Parque Nacional Torres del Paine, maravilla del extremo sur chileno.
    Por Graciela Cutuli
  • ENTRE RÍOS > TURISMO RURAL EN LA TIERRA DE PALMARES
    Las mieles del litoral
    Por Lorena López
  • BRASIL > FORTALEZA Y EL BEACH PARK
    Vértigo nordestino
    Por Paz Azcárate
  • BUENOS AIRES > AIRES DE CAMPO EN BRANDSEN
    La pampa y la galleta
    Por Nora Goya
  • NOTICIERO
    Noticiero

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.