turismo

Domingo, 17 de abril de 2016

MÁS QUE DE PASO

Mochileros de distintas nacionalidades, familias argentinas y de otros países llegan hoy a Gaiman para descubrir y revivir la tradición galesa. Pero no sólo: aquí se disfruta también el nativo cordero patagónico. Es un must de los restaurantes locales, igual que los postres a base de frutos rojos. Aunque en general recibe viajeros sólo de paso y por el día, que se alojan en Madryn o Trelew y hacen un alto al visitar Punta Tombo, Gaiman merece más y está explorando nuevos caminos para tentar a los recién llegados con algo adicional a su tradicional té galés, los dulces caseros y los licores. ¿Una curiosidad de muestra? El dulce de citron, una fruta parecida a la sandía pero algo amarga, que se transforma en mermelada aromatizada con limón.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
TURISMO
 indice
  • Nota de tapa> FRANCIA > El sur, a la provenzal y a la romana
    Un viaje a las Galias
    El legado arquitectónico de los tiempos de Julio César en el sur de Francia.
    Por Graciela Cutuli
  • ENTRE RIOS > TURISMO RURAL EN EL CORREDOR DEL RíO URUGUAY
    Un fin de semana perfecto
    Por Lorena López
  • CHUBUT > HISTORIAS DE VIEJOS Y NUEVOS COLONOS
    Más allá del té galés
    Por Livio González
  • ARTE URBANO > ESCULTURAS DE BOTERO EN EL MUNDO
    El arte de engordar
    Por Julián Varsavsky
  • NOTICIERO
    Noticiero

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.