UNIVERSIDAD

“Franja Morada es una cáscara vacía, no representa a nadie”

Un frente encabezado por los independientes se afirmó como primera oposición en la FUA. Debate por la atomización de la izquierda.

 Por Javier Lorca

”Demostramos que sin estructura orgánica ni apoyo partidario logramos ser la segunda fuerza de la FUA”, celebró Silvina Hualpa, la estudiante independiente que estará a cargo de la secretaría general de la Federación Universitaria Argentina. Al margen del repetido triunfo de Franja Morada, el congreso estudiantil realizado en Córdoba el fin de semana pasado exhibió como principal resultado el crecimiento de las agrupaciones independientes a nivel nacional: encabezando un frente común con Venceremos (Patria Libre), se ubicaron como principal fuerza opositora por sobre la coalición de la CEPA, MST, PC y PO, sobre el peronismo y el MNR (PSP). Si la izquierda orgánica se hubiera sumado a los independientes, habrían estado a sólo veinte votos de alcanzar a Franja.
Para los universitarios independientes “el congreso de FUA era ilegítimo. Franja Morada ya no representa a la mayoría de los estudiantes. Sin embargo, por cómo está organizada la federación, sigue teniendo la mayoría de los delegados –dijo Iván Heyn, militante de TNT y titular de la Federación Universitaria de Buenos Aires–. Los independientes estamos conduciendo las federaciones más grandes, como Buenos Aires, Cuyo, Mar del Plata y la Universidad Tecnológica Nacional. Y solamente teníamos 106 delegados.”
Aún más que un crecimiento de los independientes, el XXII congreso de FUA mostró que por primera vez estos se organizaron y agruparon. Habitualmente llegaban a los congresos desarticulados al no tener una estructura nacional que los unificara. Así, solían terminar dejándoles sus votos y delegados a otras listas. El sábado, después de un largo debate interno realizado durante un congreso paralelo, los independientes decidieron participar de la FUA para intentar encabezar el espacio opositor. Y lo lograron.
Sobre el total de 917 delegados que integraron el congreso de la FUA, 353 (el 38 por ciento) votaron por Franja Morada, que controlará la presidencia de la federación. Los independientes y la Venceremos sumaron 172 votos (casi el 19 por ciento). Un frente formado por la Corriente Estudiantil Popular Antiimperialista (CEPA), el Partido Obrero y el Partido Comunista quedó como tercera fuerza, con 148 sufragios (16 por ciento). Luego, se ubicaron la Juventud Peronista con 142 votos (15 por ciento) y el Movimiento Nacional Reformista con 102 votos (11 por ciento). La nueva secretaria general de la FUA, Silvina Hualpa, tiene 26 años y está cursando las últimas materias de Comunicación Social en la Universidad de Cuyo (Mendoza). Milita en el MAU, un frente de agrupaciones independientes. “Somos la expresión de algo distinto en la universidad. Franja Morada es una cáscara vacía, no representa a nadie. Lo mismo pasa con el PJ y algunas agrupaciones de la izquierda, son estructuras basadas en grandes campañas y con militantes rentados –dijo a Página/12–. Nosotros vamos a diferenciarnos motorizando activamente la acción de los estudiantes, priorizando la participación para generar un espacio que construya una universidad distinta.”
Desde ahora, la secretaría general de la FUA funcionará a partir de una mesa política integrada por la diversas listas independientes y que realizará sucesivas reuniones regionales. “Desde la secretaría general vamos a marcar la ilegitimidad de la conducción de Franja y a denunciar los conflictos regionales que no tienen repercusión a nivel nacional”, agregó Iván Heyn.
A pesar de que las diferentes agrupaciones de izquierda habían anunciado su intención de confluir en un gran frente opositor, los independientes y la Venceremos no acordaron con la CEPA, el PO, el PC ni el MST. “De haberse dado la unidad de todo el espacio opositor se hubiese estado a pocos votos de lograr un cambio en la conducción de la FUA.
Lamentablemente no se dio esta posibilidad. Esto se debió a la actitud mezquina de la CEPA y las agrupaciones de orientación trotskista, queprefirieron realizar una lista aparte antes de aceptar que una agrupación independiente encabezara una lista unitaria de todos los sectores opositores”, disparó Néstor Moccia, dirigente de la Venceremos.
“La oposición se dividió en dos grandes bloques, uno más ligado a la CTA y otra más de izquierda y antiimperialista –opinó Rodolfo Kempf, dirigente de la CEPA–. Nosotros queríamos jugar a ganar la federación y la Venceremos no lo veía posible. Y los independientes querían que les demos los votos para que ellos encabecen. Eso era algo que no expresaba la correlación de fuerzas real y por eso propusimos un frente de mayor complejidad. Pero no aceptaron.”

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared