UNIVERSIDAD › DEBATE EN LA UBA SOBRE LOS DESAFIOS DE LA ENSEÑANZA EN EL SIGLO XXI

Crear en entornos digitales

Académicos y especialistas en pedagogía debatieron, entre otras cuestiones, sobre la creatividad entendida como un fenómeno grupal que puede ser estimulada dentro de la universidad y que puede potenciarse a partir de las tecnologías informáticas.

“¿Quién no se ha nutrido del mundo?”, se preguntó la ministra de Innovación y Cultura de Santa Fe y profesora titular de la Facultad de Arquitectura, María de los Angeles González, mientras desarrollaba argumentos para socavar la idea de que la creatividad es un don azarosamente recibido por unos y, por eso, inalcanzable para otros. La creatividad es un fenómeno grupal, situado históricamente, que depende de marcos de referencia y también de las oportunidades y los materiales de los que cada quien dispone. Bajo esta concepción, la creatividad se convierte en una capacidad que puede ser estimulada dentro de la universidad y que, en el marco de los entornos digitales posibilitados por las nuevas tecnologías, adquiere una renovada potencia.

En base a esas y otras premisas discurrieron González; el vicedecano de la FADU, Daniel Capeletti; la directora del Centro de Innovaciones en Tecnología y Pedagogía de la UBA, Carina Lion; y el diseñador gráfico y profesor titular de la FADU Carlos Venancio, integrantes del panel “Desafíos para la enseñanza en el siglo XXI: creatividad y entornos digitales”, organizado en el marco del Programa Universidad de Buenos Aires para el siglo XXI.

“Dejemos de lado que la creatividad es inspiración, aunque puede tenerla. Es un proceso complejísimo de selección y combinación que quiere decir que no es lo mismo para los que nunca vieron un papel japonés o un papel de empapelado para trabajar o para los que siempre trabajaron con una cartulina pistacho o color naranja. La creatividad tiene que ver también con los materiales que se te ofrecen, sean estos materiales de tipo objetuales, materiales nobles, mecánicos, electrónicos, digitales”, sostuvo González, la primera expositora del panel, que tuvo lugar el miércoles por la tarde en el anfiteatro de Uriburu 950.

Del mismo modo que la creatividad no alude a la creación espontánea de un iluminado, tampoco es para González un fenómeno individual. “Es absolutamente grupal porque, aún los más inspirados, que tienen un ego muy grande y creen que la creatividad es un don que recibieron, han tenido algún referente: algún cineasta, algún pintor, han tenido palabras y canciones de cuna y juegos, y han tenido maneras de nutrirse de un mundo”, señaló. La panelista se preguntó cómo sostener la creatividad en la universidad del siglo XXI y, al mismo tiempo, cómo hacer para que los entornos digitales no se cierren sobre ellos mismos, olvidando que también hay otros entornos de otro tipo, “objetuales, sonoros, afectivos, vinculares, sociales, laborales, de medio ambiente”, enumeró.

La académica señaló una serie de “retos” para la universidad del siglo XXI, entre los que se cuenta la necesidad de una “alfabetización múltiple” que no se concentre sólo en lo digital, sino que incluya todos los lenguajes creados por el hombre. Otro reto tiene que ver con “crear un espacio público nuevo, con muchísima relación entre los usuarios”, con conciencia de las diferentes capas de experiencia que le dan forma a la trama de lo público y , a su vez, “que los usuarios no sean consumidores tecnosociales, es decir, técnicos sociales del consumo digital, porque necesitan tener una máquina de sentido, porque necesitan recuperar su identidad, su imaginario, porque necesitan amar, trabajar en ausencia, porque algunas veces necesitan poner el cuerpo, porque necesitan juntarse con otros a hablar alguna vez”. “Los alumnos tienen que llegar a las TIC, pero con todo lo que la cultura les dio durante dos mil años”, resumió González.

El diseñador y profesor Carlos Venancio reflexionó sobre los alcances de los medios digitales que, a su entender, marcan en gran medida los comportamientos sociales. En ese sentido, invitó a los profesores universitarios a atender a tres consideraciones. Por un lado, señaló que la elección de cualquier tecnología implica una postura fuertemente ideológica y tiene una profunda implicancia social. Por otro lado, destacó que los medios tecnológicos son esencialmente efímeros y que por eso si lo que se enseña hoy en la universidad tiene eje en determinado recurso tecnológico puede carecer de valor mañana. “Debemos enseñar adaptabilidad a los recursos y la tecnología es un recurso más”, resumió. Por último, consideró que utilizar los medios digitales “no es solamente parte de una optimización didáctica, ecológica o económica, sino que es esencialmente formar parte de la misma comunidad cultural de nuestros alumnos; es poder hacer contacto, establecer el diálogo”. “No podemos hablar con nuestros alumnos como hace 30 años –continuó–. La elección del canal digital no es una opción, es una necesidad básica.”

A su turno, Carina Lion, directora del Centro de Innovaciones en Tecnología y Pedagogía de la UBA, delineó cuáles son las visiones que se tienen actualmente de la tecnología y destacó aquella visión “ecológica”, tendencialmente dominante, donde se incluye el entorno como parte de la tecnología. “Es entender que los aprendizajes no son solamente formales y transcurren en las instituciones educativas, sino que hay aprendizajes por fuera de esas instituciones, es entender el aula expandida. Esto nosotros siempre lo entendimos, pero no siempre lo incorporamos como propuesta de enseñanza”, señaló. Finalmente, Lion se preguntó cuáles son concretamente los desafíos para el siglo XXI, y ensayó una respuesta: “Estar incómodos –dijo–. Sacarnos los zapatos que usamos, gastados, pensar en qué zapatos queremos usar. Incomodar es una manera de innovar y de pensar que no damos siempre la misma clase, que no usamos siempre el mismo entorno. Eso ya en sí mismo es un proceso creativo.”

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared