ECONOMIA › LA MESA DE ENLACE RECLAMA MEDIDAS URGENTES, PIDE MAS FONDOS Y AMENAZA CON OTRO LOCKOUT

Buzzi y Llambías están de reestreno

A medida que avanza la campaña agrícola, y con razones objetivas de angustia que el año pasado no existían, la dirigencia rural se pone a tono y saca a relucir viejas y nuevas amenazas: lockout pero, esta vez, con rebelión fiscal.

 Por Sebastián Premici

La Mesa de Enlace trina pero no concreta, por ahora. Federación Agraria, Sociedad Rural, CRA y Coninagro reclamaron al gobierno nacional que tome “medidas urgentes” para paliar las consecuencias de la sequía. “Los 200 millones de pesos de los que hablan no alcanzan. Los aportes tienen que ser generosos”, pidió Eduardo Buzzi, titular de la FAA. Las entidades insistieron con su clásica solicitud de rever las retenciones para todos los cultivos del sector y abrir las exportaciones para la carne. Los ruralistas aseguraron que, por el momento, no realizarán medidas de fuerza aunque dejaron en claro que “las bases” quieren iniciar un nuevo lockout de granos e incluso, una rebelión fiscal. Por ahora, sólo amenazas. La Mesa de Enlace preparará un petitorio para que los reciba la presidenta Cristina Fernández de Kirchner o, en su defecto, alguno de sus ministros. Por su parte, el titular de la cartera del Interior, Florencio Randazzo, aseguró “que el Gobierno no dejará solo al campo”. Mientras que Daniel Scioli, gobernador bonaerense, ratificó su política de analizar la sequía caso por caso.

“El Gobierno tiene que poner a disposición a sus ministros para solucionar el problema de miles de productores. Tenemos un presente complicado y un futuro aún más complejo”, vaticinó ayer Buzzi, durante una conferencia de prensa realizada luego de la reunión de la Mesa de Enlace.

Dentro de este complejo panorama, los ruralistas reclamaron que el Estado declare la emergencia agropecuaria a nivel nacional y que la Secretaría de Agricultura asista con “fondos generosos” (al decir de Buzzi) a los productores agropecuarios.

Durante la jornada de ayer, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, aseguró que “el Gobierno no va a dejar solo al campo”, y ratificó que se ayudará al sector a través de la atención puntual a cada municipio afectado por la sequía. “Estamos trabajando con gobernadores e intendentes de las zonas afectadas, con Scioli (Buenos Aires), Sergio Urribarri (Entre Ríos), Oscar Jorge (La Pampa). Vamos a ayudar a todos los productores con dificultades”, aseguró.

Por su parte, el gobernador bonaerense ratificó ayer que no se declarará la emergencia agropecuaria en todo el territorio sino que se atacará municipio por municipio. “Acá algunos hablaban de declarar a todas las zonas de desastre. ¿Saben lo que significa en la práctica eso? Que no se pagan más impuestos. ¿Qué hago yo después con los servicios de educación, de salud, de seguridad?”, se preguntó Scioli. De los 60 distritos que solicitaron la emergencia, la provincia avanzó sobre 19 de ellos. “Lo importante es que la ayuda llegue rápido”, recalcó el mandatario.

La Secretaría de Agricultura calculó que la campaña de trigo para 2008/2009 será inferior a los cinco millones de toneladas sobre el piso del programa Trigo Plus (13 millones). La cartera que conduce Carlos Cheppi indicó que a los problemas climáticos –sequía en estos meses y heladas en invierno– habría que agregarle la baja dosis de fertilizantes, lo que llevó a una pérdida de 460.000 hectáreas de siembra de trigo. La baja en el uso de fertilizantes corrió por cuenta de los productores que decidieron desinvertir como una forma de protesta durante el conflicto que enfrentó al Gobierno y al sector durante el año pasado.

Pasan los días y el humor de los productores se va crispando. La Mesa de Enlace le enviará a la Presidenta un petitorio reclamando “medidas urgentes”. Le piden fondos para paliar la sequía, también piden diálogo ya sea con la Presidenta, o con Sergio Massa (jefe de Gabinete), Randazzo (Interior) o Débora Giorgi (Producción). Con el que no quieren saber nada es con Guillermo Moreno, secretario de Comercio, quien ayer se reunió con las cooperativas de SanCor para explicar cómo funcionará el “plan maíz (o forraje)”.

Pero también amenazan con volver al lockout granario. Tanto el titular de la Federación Agraria, como el presidente de CRA, Mario Llambías, aseguraron que las cuatro entidades de la Mesa de Enlace se reunirán en las próximas semanas para definir si iniciarán alguna protesta.

Según los ruralistas, las bases piden un nuevo freno en la comercialización de productos, e incluso la rebelión fiscal como en Córdoba, algo que fue confirmado ayer por la FAA, entidad que tendrá una reunión entre el 5 y 6 de febrero en Rosario. “Hay productores que ante la opción de darle de comer a su familia o pagar impuestos, prefiere lo primero”, aseveró Buzzi.

Los ruralistas quisieron ser cautos a la hora de dar detalles sobre el inicio de sus protestas. Van a esperar a que cada organización tenga sus encuentros institucionales para decidir. “La realidad es la que nos pone los plazos”, aseveró Llambías. La Mesa de Enlace pidió fondos, pidió diálogo y amenazó con protestas.

Compartir: 

Twitter
  

No es el campo, sino las cuatro entidades de los grandes y medianos. Otra vez en la ruta del conflicto.
Imagen: EFE
 
ECONOMIA
 indice

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.