SOCIEDAD › DECLARO EN EL JUICIO POR CROMAñON LA EX SUBSECRETARIA FABIANA FISZBIN

“Con ese presupuesto hacíamos lo que podíamos”

Por primera vez en lo que va del juicio por el incendio del boliche Cromañón, se escuchó declarar a la ex funcionaria comunal Fabiana Fiszbin. La ex subsecretaria de Control Comunal porteño apuntó contra la Policía Federal y hacia los escalones jerárquicos superiores del gobierno porteño que encabezaba Aníbal Ibarra. “Se exigió a la Secretaría de Hacienda por más presupuesto, pero no me atendían el teléfono”, sostuvo. También aseguró que “si la comisaría –refiriéndose a la 7ª– no dijo nada es porque la seguridad estaba garantizada”, declaró, cargando la responsabilidad de la seguridad del boliche a la policía. Fiszbin, que está acusada de incumplimiento de los deberes de funcionario público, se apoyó durante su declaración en la proyección de gráficos y estadísticas. La audiencia fue seguida por no más de una docena de familiares de las víctimas.

Durante la mañana, la ex subsecretaria defendió su gestión y cuestionó la falta de presupuesto. Entre los datos que iban apareciendo en las proyecciones en una pantalla, Fiszbin aseguró que a principios de 2004, año en que ocurrió la tragedia, la Unidad Polivalente de Inspecciones (UPI) que dependía de su subsecretaría contaba con 393 mil pesos para inspeccionar unos 250 mil locales de todos los rubros, incluyendo los de clase C, al que pertenecía Cromañón. Para no mostrarse inerte en el cargo, describió que “se exigió a la Secretaría de Hacienda el aumento de presupuesto, pero no me atendían el teléfono”, se quejó ante los jueces.

Aceptó que después de su insistencia se reasignaron partidas, pero que recién después del incendio de Cromañón “se aprobó un presupuesto de cinco millones de pesos pero para 2005”.

Cabe recordar que, en una audiencia anterior, el ex defensor adjunto porteño Atilio Alimena testimonió que en enero de 2004 había advertido a Fiszbin sobre las infracciones a las normas para el funcionamiento de locales y la necesidad de ordenar clausuras en base a un estudio que él mismo había realizado. Alimena señaló en su testimonio que en aquella ocasión Fiszbin le respondió “no me pidas esto. No podemos cortar todo”.

“Con el presupuesto que teníamos, hacíamos lo que podíamos” y remarcó que, pese a los recortes presupuestarios, en 2004 se realizaron 16.875 inspecciones que derivaron en 1276 clausuras.

Por la tarde, la ex funcionaria continuó su declaración apuntando directamente contra la comisaría 7ª. Sostuvo que el Código Contravencional porteño habilita a la policía a intervenir en casos de flagrancia, como exceso de asistentes a espectáculos, uso de pirotecnia y obstrucción de salidas.

“Si la comisaría estaba al tanto y contaba con personal policial en la puerta y no comunicó nada es porque la seguridad pública estaba garantizada”, se defendió Fiszbin. Y agregó que en noviembre de 2004, poco antes de que se desatara el incendio, la Superintendencia de Bomberos intentó realizar una inspección en Cromañón, pero el suboficial no pudo entrar al local y no se dio aviso al gobierno porteño.

Compartir: 

Twitter
  

Fiszbin culpó a la policía y, hacia arriba, al gobierno de Ibarra.
Imagen: Télam
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12 Logo de Gigared

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.