SOCIEDAD › UN FEDERAL DE CIVIL MATO A UN JOVEN EN UN MICRO EN QUILMES

Otra muerte en un colectivo

Un joven y dos mujeres intentaron asaltar un colectivo de la línea 159 en Quilmes. En el pasaje viajaba un Federal de civil que le disparó y le provocó la muerte. Las dos mujeres fueron reducidas por el pasaje. El joven tenía una réplica de pistola.

 Por Horacio Cecchi

Un Federal, sin uniforme, mató de un balazo a un joven en un colectivo luego de que la víctima y dos mujeres intentaran asaltar al chofer y los pasajeros, en Quilmes. Dentro del vehículo viajaban muchas mujeres y niños. Las dos mujeres, que estaban armadas con cuchillos, fueron reducidas por los pasajeros. el adolescente recibió un balazo en el estómago y falleció instantes después en el mismo colectivo. El disparo que lo mató supone que estaba armado. Sí, una versión policial indica que con una pistola de plástico. Esta vez, las carteras, billeteras y celulares quedaron a salvo. En segundo orden, los niños, el resto del pasaje y el chofer también resultaron indemnes de disparos de quien fuera.

El caso se inició alrededor de las 7 de la mañana de ayer, en la calle Pilcomayo y Acceso Sudeste, en Quilmes. Un hombre y dos mujeres subieron al colectivo interno 2 de la línea 159, de la empresa Moqsa, que se dirigía hacia la ciudad de Buenos Aires.

En algún momento, el joven extrajo un arma de fuego (según las agencias de noticias y el policía interviniente) o de plástico (según las sospechas posteriores de la propia policía) y amenazó a los pasajeros, que se echaron hacia el fondo del vehículo mientras las dos mujeres apuntando con sus cuchillos comenzaban a recolectar los escasos fondos que podían tener a esa hora los pasajeros.

El comisario Fabián Alvarado, de la Jefatura Departamental Quilmes, aportó la versión policial: dijo que a bordo del colectivo iban 31 personas y que al iniciarse el asalto, el hombre armado “se dirigió hacia el chofer” y “lo apuntó”. Según este vocero, entre los pasajeros se encontraba un “efectivo (de la Policía Federal) que estaba de franco en su servicio y se dio a conocer como policía”, aseguró Alvarado.

Según la versión policial, en el colectivo se dio el siguiente diálogo, con características de urbanidad difíciles de imaginar en escena: el joven “le indica al hombre que depusiera su actitud”, relató Alvarado. Pero el momento se cortó imprevistamente cuando el joven “lejos de deponer la actitud –continuó sin interrumpir Alvarado–, lo apuntó con el arma y se produjo el enfrentamiento”. La curiosa expresión de Alvarado tendría que ver más con la situación emocional real vivida por el colega de la Federal que con la realidad aportada por el mismo comisario segundos después, es decir, que “se investiga” si la pistola del joven es una réplica. Peritos policiales se abocaron a dar respuesta al interrogante.

Según las agencias de noticias, “las fuentes (hasta el momento, Alvarado) precisaron que el policía federal efectuó un disparo que impactó en el cuerpo de Jonathan Valiente (23), quien cayó al piso del colectivo y murió casi en el acto”.

Una de las agencias incluso aportó un dato no provisto en el textual de Alvarado, esto es que el Federal antes de disparar “acusó (al joven) de asaltar a los pasajeros”, aunque se puede agregar que si realmente existió una acusación, no hubo tiempo para la defensa.

De alguna manera, el comisario intentó describir la situación simultánea que se sucedía por fuera del frustrado enfrentamiento: señaló que “mientras eso ocurría (lo de los tiros/el tiro) el colectivo siguió con su recorrido habitual por Acceso Sudeste hacia la vecina localidad de Wilde, en Avellaneda. Jonathan Valiente murió en el acto, víctima de la bala policial, de la ingenua improcedencia de su réplica, tal vez de algún mandato originario en su apellido y seguramente de la crisis de miedo que circula alrededor de la información desparramada por las fuentes policiales y consumada por los medios.

Un pasajero sostuvo una versión no comprobada, pero diferente en la que señaló que “me desperté cuando sentí los gritos cuando sacaron el cuchillo, lo único que vi fue a las mujeres. Vi que la gente se iba para atrás, me agaché, puse la bolsa abajo del asiento, me agaché y sentí tres tiros” y subrayó que en la unidad viajaban “mujeres y niños”, o sea, o bien el arma no era de plástico y el joven respondió, o bien el Federal tiró tres veces. En cualquiera de las tres versiones, la de Alvarado, o las dos posibilidades del testigo, si el Federal no portaba arma, lo que hubiera ocurrido habría sido un robo generalizado de celulares y billeteras con poco y nada. En esta ocasión nadie, salvo la familia del joven Valiente, lamentará su muerte. El miedo, otra vez, ni siquiera deja ver el peligro de otras situaciones recientes (ver recuadro).

horaciolqt@yahoo.com.ar

Compartir: 

Twitter
  

En otro asalto reciente, el 14 de marzo, el chofer murió luego de que un policía disparara a los prófugos.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 

Pagina/12 - hosted by IFX

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2014 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.